el cáncer como enfermedad metabólica
Categories Menu

Publicado en Dic 16, 2015 in Alimentación contra el cáncer, Contra el cáncer | 54 comentarios

Dieta cetogénica contra el cáncer VIII: lista de alimentos, cálculo de macronutrientes y diseño de las comidas

Dieta cetogénica contra el cáncer VIII: lista de alimentos, cálculo de macronutrientes y diseño de las comidas

En este artículo de la serie de la dieta cetogénica contra el cáncer elaboraremos una lista de alimentos aconsejados, prohibidos y opcionales con el objetivo de alcanzar un adecuado nivel de cetosis, pero también de obtener el máximo de micronutrientes y un óptimo escenario antiangiogénico.

También nos enfocaremos en cómo calcular los porcentajes de macronutrientes y cómo diseñar un menú diario.

Este no es un artículo teórico. Pese a que todas las recomendaciones que haré en él se basan en estudios previos, su intención principal es ayudar a quienes necesitan definir con rapidez una dieta cetogénica, por eso no he añadido los enlaces a las pruebas en las que me baso. En el futuro escribiré artículos que profundicen en ello. En este artículo ya profundizo en parte de las razones por las que considero esta dieta como la más adecuada.

También he usado este artículo como un compendio o síntesis de la serie completa dedicada a la dieta cetogénica contra el cáncer.

Algunos conceptos importantes

A pesar de no ser un artículo teórico es necesario consignar, aunque sea de forma sucinta, las bases conceptuales en las que apoyo los cálculos y las elecciones de cada alimento. Si quieres saltarte esta parte y hacer scroll hasta el contenido práctico pulsa aquí

Recordemos que la intención principal de la dieta es que el cuerpo utilice como combustible metabólico la grasa y no la glucosa, puesto que las células tumorales no son capaces de metabolizar los ácidos grasos y los cuerpos cetónicos y dependen en gran medida de la glucosa (y de aminoácidos como la glutamina) para prosperar. Nuestra intención es ‘matar de hambre’ al tumor.

Para que el cuerpo use la grasa como combustible es necesario que los niveles de insulina desciendan, y eso se conseguirá cuando los niveles de glucosa desciendan igualmente.

Para que el cuerpo no entre en hipoglucemia debe consumir un combustible alternativo, bien de la propia grasa corporal o bien de la que le proporcionemos.

Por lo tanto debemos consumir los alimentos que provoquen subidas muy moderadas tanto de la glucosa como de la insulina, y otros que proporcionen altos niveles de grasas susceptibles de ser convertidas en ácidos grasos y cuerpos cetónicos.

Pero debemos atender también a otras consideraciones alimenticias:

  • Alcanzar una adecuada densidad nutricional, de manera que consumamos la cantidad óptima de vitaminas, minerales y oligoelementos.
  • Consumir el porcentaje óptimo de alimentos antiangiogénicos y con propiedades citotóxicas

Tengamos en cuenta los siguientes conceptos, cuya visión global nos permitirá diseñar con eficacia una dieta óptima:

  • A lo largo de la historia ha habido muchas culturas que adoptaron dietas muy diversas, todas ellas extraordinariamente saludables, basadas en porcentajes muy variables de macronutrientes. Ya fueran dietas carnívoras, vegetarianas u omnívoras, todas ellas comparten las particularidades de usar alimentos salvajes, enteros, orgánicos y sin procesar, y muchas de ellas se caracterizaban por períodos de ayuno intermitente y también estacional.

    Esta dieta cetogénica es sólo una propuesta. Creo que es muy importante alcanzar la cetosis, pero puede lograrse siguiendo enfoques aparentemente contrapuestos.

    Puedes diseñar una dieta cetogénica completamente basada en vegetales y también básicamente carnívora. En ambos casos la clave es que la suma de azúcares y proteínas se encuentre restringida en unos determinados valores, y que el consumo de grasas sea alto. La propuesta que hago aquí intentará combinar lo mejor de ambos enfoques.

  • A pesar de que no hay pruebas de que la cetosis fuera el estado habitual de muchos de esos pueblos llenos de buena salud, es un estado fisiológico que ha demostrado su capacidad terapéutica en multitud de dolencias y se descubren otras tantas a las que podría prestar ayuda: epilepsia, diabetes tipo I y II, Alzheimer, Parkinson, Esclerosis Múltiple, daño cerebral y también cáncer.
  • A pesar de ello, no diseñaremos la dieta enfocándonos tan sólo en la cetosis como único enfoque terapéutico, sino que abordaremos la antiangiogénesis y la citotoxicidad directa.
  • La cetoacidosis es una estado patológico que sólo puede producirse en diabéticos cuando tanto sus niveles de glucosa como de cuerpos cetónicos son extraordinariamente altos, pero el estado de cetosis fisiológico normal es completamente saludable. No hay que confundir ambos conceptos.
  • Generalmente (en el caso de no diabéticos) los niveles de glucosa y los de cetonas guardan una relación inversa: a menor nivel de glucosa mayor de cuerpos cetónicos y viceversa. Esa relación no es lineal ni constante en todos los individuos, no se atiene a una ‘fórmula matemática’, pero se cumple aproximadamente.
  • Los niveles terapéuticos de cetosis son similares a los que deben alcanzar quienes padecen epilepsias refractarias, de ahí que las guías, menús y recursos que emplean esos pacientes puedan ser válidos para pacientes de cáncer, aunque éstos presentan algunas particularidades que comentaremos en este artículo. La ventaja de los enfermos de epilepsia es que pueden obtener una confirmación casi directa de si están aplicando bien o no la dieta, porque verán disminuir o desaparecer sus ataques.
  • En general, alcanzar una cetosis profunda puede ser complicado para algunos pacientes, mucho más mantenerla, pero hay trucos basados en ciencia que pueden ser bastante efectivos. Los plantearemos en este artículo.
  • El supuesto potencial cancerígeno de la carne no proviene de la carne en sí sino de la crianza del animal de la que procede. Las carnes y los lácteos orgánicos, procedentes de animales alimentados con pasto, contienen una mayor cantidad de nutrientes (como, por ejemplo, CLA, de probada capacidad anticancerígena), un mucho mejor balance de grasas poliinsaturadas, y menores cantidades de factores de crecimiento implicados en la promoción de varios tipos de cáncer. Por eso es necesario consumir exclusivamente carnes de calidad, de animales criados con pasto y sin hormonar.
  • Igualmente, los vegetales de cultivo orgánico contienen un mayor porcentaje de vitaminas, minerales y fitoquímicos, y una menor cantidad de pesticidas. De nuevo, es imprescindible consumir vegetales orgánicos.
  • El 50% de los resultados de una dieta se basan en eliminar todo rastro de comida industrial, basada en azúcares, cereales (del tipo que sean) y grasas hidrogenadas
  • Una dieta cetogénica NO es hiperproteica, NO debe serlo. En realidad, la que planteo en este artículo, enfocada específicamente contra el cáncer, apuesta por una reducción aún mayor que la de otras dietas, enfocada en otras fuentes de proteínas menos usuales, que permiten una distribución óptima de aminoácidos, y con un mayor aporte de vegetales que otras dietas cetogénicas.

    Aunque hay ejemplos de remisiones de pacientes que han consumido cero carbohidratos, creo que en general es más beneficioso un consumo adecuado de vegetales, a la vez que aprendemos tanto de los casos de remisiones de los pacientes completamente carnívoros como de los completamente vegetarianos. Lo que es común en ambas dietas es la restricción de proteínas, más que el balance entre grasas e hidratos de carbono.

  • Algunos alimentos producen en general bajas subidas de glucosa, mientras que otros inducen altas respuestas glucémicas a todos los sujetos. Pero hay algunos alimentos que pueden producir respuestas glucémicas altas en unos sujetos y bajas en otros. Se debe a diversos factores, pero uno de los más importantes es la diferente microbiota intestinal, de ahí que sea tan importante consumir alimentos pre y probióticos: fibra y fermentados.
  • La microbiota intestinal es también la responsable de la fortaleza o debilidad de buena parte de nuestra respuesta inmune, de ahí que el cuidado de nuestro microbioma sea vital y una medida sistémica de base que debe abordar cualquier enfermo, no importa el tipo de cáncer o enfermedad crónica que padezca.
  • Los niveles de glucosa y, por tanto, de insulina, se ven afectados sobremanera por los carbohidratos y también en parte por las proteínas (en concreto por ciertos aminoácidos)
  • Los carbohidratos que (suelen) producir picos mayores de glucosa son los basados en azúcares y cereales. Aunque, como acabamos de comentar, la respuesta a algunos alimentos dependerá de variables individuales.
  • Las frutas contienen fructosa en porcentajes variables, por lo que pueden contribuir a elevar la glucosa sanguínea e impedir la cetosis, y deben ser consumidas con moderación y eligiendo las mejores fuentes.
  • Por lo general los vegetales contienen menos glucosa y una mayor densidad nutricional.
  • El aporte especial de los vegetales, que no pueden proporcionar otros alimentos, se debe a los diversos fitoquímicos, muchos de los cuales han demostrado propiedades antiangiogénicas, antiinflamatorias y antimicrobianas.
  • Consumir cierta variedad de vegetales diferentes permitirá establecer una poderosa sinergia terapéutica entre múltiples fitoquímicos. La idea es trasladar al plato los conceptos de sinergia y cóctel que hemos recalcado tantas veces en este blog.
  • Consumir todos los días, a ser posible, esta combinación de vegetales: cebolla y ajo (aunque el extracto de ajo debería estar presente en todo plan de suplementación), vegetales de hoja verde, vegetales de colores variados y combinaciones de especias
  • Consumir con cierta asiduidad setas y algas variadas, eligiendo cuidadosamente las algas de la mejor calidad para evitar problemas de intoxicación con metales pesados y radiación, aunque cada vez es más difícil encontrar fuentes limpias.
  • La densidad nutricional de muchos vegetales es elevada, pero tienen muy baja carga calórica. Las grasas tienen una elevada carga y densidad calórica. En 100 gramos de espinacas hay 17 calorías. En 100 gramos de aceite de coco hay 892 calorías.
  • Gran parte de los alimentos tienen porcentajes de los 3 macronutrientes, pero algunos en cantidades tan bajas que suelen despreciarse. Nosotros calcularemos siempre los 3 macronutrientes para todo alimento que consumamos, más el aporte de fibra.
  • El porcentaje de carbohidratos debe dividirse entre el de fibra y el de azúcares. La fibra no se metaboliza, así que debe considerarse sólo el de azúcares como inductor de subidas de glucosa.
  • La absorción de la glucosa se ve dificultada por la fibra, de ahí que el consumo de una cierta cantidad de vegetales tenga 3 efectos favorables: escaso aporte de glucosa, alto contenido en fibra que dificulta la absorción de los azúcares y favorece un microbioma saludable (aunque como siempre, hay estudios que contradicen esta afirmación), y alto aporte de fitoquímicos.

    Por ejemplo, en 100 gramos de espinacas (que constituye un volumen muy considerable de comida), hay 3.63 gramos de carbohidratos, pero sólo 0.42 de azúcar. El resto, 2.2 gramos, es peso de fibra, que dificultará aún más la absorción del azúcar. Por lo tanto, es casi imposible consumir ‘demasiadas’ espinacas o muchos otros vegetales. En realidad las espinacas podrían considerarse un alimento proteico.

  • Algunas fuentes proteicas suelen ser también buenas fuentes de grasa, así que se puede considerar como un alimento ‘mixto’.
  • Es conveniente, en contra de lo que los medios mainstream suelen difundir, elegir las piezas de carne que contengan MÁS grasa.
  • Las grasas saturadas son saludables, a condición de que provengan de fuentes orgánicas de calidad.
  • Los huevos son saludables, a condición de que provengan de crianza ecológica (un 0 en la primera letra del etiquetado) o, en su defecto, de gallinas camperas (un 1)
  • Sólo hay que evitar las grasas trans o hidrogenadas en procesos industriales, así como los aceites vegetales repletos de omega 6, como el aceite de girasol. El resto de grasas están permitidas.
  • Los azúcares y las proteínas aportan 4 calorías por gramo, mientras que las grasas aportan 9 calorías por gramo, es decir, más del doble.
  • No todas las proteínas son iguales. Las proteínas son combinaciones de aminoácidos, diferentes en cada una y en distintas proporciones. Cada tipo de aminoácido interviene también (cuando aparece en forma libre en nuestro cuerpo tras la hidrolización de las proteínas de las que forma parte), en diferentes procesos biológicos y en el metabolismo, de formas diversas y hasta contrapuestas.

    Para entendernos, (estableciendo una clasificación de grano grueso que no debe tomarse al pie de la letra) hay aminoácidos ‘buenos’ y ‘malos’ en lo que respecta al cáncer, y debemos conseguir un balance adecuado entre los primeros y los segundos. Alimentos gelatinosos y almendras, por ejemplo, tienen un excelente balance de aminoácidos.

  • Algunos pescados pueden contener cantidades elevadas de mercurio. Las mejores elecciones son peces azules pequeños o de origen fiable y de calidad: sardina, caballa y salmón salvaje.
  • Sí bien el consumo moderado de carne de músculo puede ser perfectamente saludable, lo óptimo es sustituirla por dos tipos de fuentes proteicas animales: órganos internos procedentes de animales alimentados en libertad (que son los alimentos de mayor densidad nutricional que existen, sobre todo el hígado), y bastantes elementos gelatinosos procedentes de piel, cartílagos y huesos: orejas, morro, pies, caldo de huesos, gelatina en polvo (pero sólo la obtenida con procesos de alta calidad de animales alimentados en libertad).

    Los órganos internos aportan nutrientes difíciles de obtener de otras fuentes y las partes gelatinosas un excelente balance de aminoácidos.

    Ambos tipos de alimento favorecen la metilación (hablaré de ella en otros artículos) y contrarrestan la angiogénesis

    Lo ideal es consumir todos los días la carne de algún órgano y TAMBIÉN alimentos abundantes en gelatina, pero todos ellos en cantidades restringidas.

  • Una parte importante del consumo de grasas debería provenir de los ácidos grasos de cadena media como los del coco, que aportan varias ventajas: tienen efectos antitumorales y pueden transformarse directamente en cuerpos cetónicos, con lo que permiten entrar con mayor facilidad en cetosis.
  • Se sospecha que las alergias e intolerancias a algunos alimentos guardan relación con gran parte de las enfermedades autoinmunes, pero también con las respuestas de glucosa e insulina postpandrial: debes estudiar tus reacciones individuales y eliminar alimentos que puedan estar produciéndote respuestas inesperadas, como huevos, frutos secos o lácteos.
  • ¿Lácteos sí o no?: sólo la mantequilla de origen orgánico (mejor aún si está clarificada o bien Ghee) es segura. Podemos evitar tomar cualquier otro lácteo y no dejaremos de ingerir ningún micronutriente importante que no podamos conseguir con otros alimentos. Con ello evitaremos que posibles alergias a lactosa o caseína induzcan una subida de glucosa e insulina secundarias.

    La caseína es en sí es una propulsora tumoral, pero es cierto que en el tema de los lácteos la cosa no es tan sencilla: es una mezcla demasiado compleja de sustancias negativas y positivas como para decidir de forma tajante: muchos enfermos han salido adelante sin tomar lácteos, pero otros a quienes les ha ido bien sí los han tomado, a condición de que sean los adecuados y con la suficiente calidad, es decir, procedentes de ganado alimentado con pasto y, a ser posible, de determinadas especies de vacas (hablaré de este tema en otro artículo).

    Consideremos las siguientes opciones, que contienen sustancias que han de mostrado capacidad antitumoral en estudios previos, para que seas tú quien decidas si incluirlos o no en la dieta. Si lo haces, estúdiate, escucha a tu cuerpo y, a ser posible, mide su influencia en tus niveles postpandriales de glucosa y cetonas.

    • Nata y quesos curados, especialmente Cheddar, Emmental, Edam y Parmesano (no son en absoluto imprescindibles, pero si los toleras bien pueden ser una manera sencilla y deliciosa de añadir más grasas a la dieta, a condición de que recuerdes que también son una alta fuente de proteínas y que debes medir su influencia calórica)
    • Yogur, a ser posible griego y casero, y de la mayor calidad posible (si hay dudas acerca de ella, mejor no tomarlo)
    • Proteína de suero de leche (whey), de alta calidad, procedente de animales criados en pasto y con las menores trazas posibles de caseína
    • Kefir, de nuevo elaborado con leche de la mejor calidad, de animales criados en pasto
  • Ayuno intermitente: restringir las calorías a la vez que se sigue una dieta cetogénica es una buena manera de inducir en el tumor un considerable estrés metabólico, pero hay maneras de replicar esa acción benéfica sin llevar a cabo una restricción calórica drástica: consiste en aplicar un ayuno intermitente diario, que no conlleve pasar hambre por el simple hecho de estrechar el margen de tiempo durante el cual nos alimentamos.

    Por ejemplo: eliminar el desayuno y compactar las calorías diarias en dos comidas, a las 14:00h y a las 20:00h (con un ocasional tentempié graso en medio). A la restricción calórica (comparada con una dieta típica occidental) que naturalmente impone una dieta cetogénica bien diseñada, se añadirá un ayuno diario (en este ejemplo será de unas 18 horas), que inducirá con mayor facilidad una cetosis profunda sin necesidad de pasar hambre, un mayor estado antiinflamatorio y un potente estrés tumoral.

    Puedes seguir una estructura de comidas diferente al de ese ejemplo, y un período de ayuno menor o mayor, eso depende de tus necesidades, preferencias y horarios.

    Si al ayuno intermitente se le añaden ocasionales ayunos completos de uno, dos, tres o incluso más días, mejor aún: el sistema inmunitario se ‘resetea’ con renovada potencia tras 3 días de ayuno.

  • Propongo los siguientes porcentajes de calorías por macronutriente:
    • Aproximadamente un 80% de grasa (con un 30-60% de triglicéridos de cadena media procedentes de fuentes como el coco y otro 20-50% de huevos, carnes, aceite de oliva, frutos secos, aguacates, mantequilla orgánica, sebo o bacon)
    • Un máximo de 5-10% de glucosa, entre 20 y 40 gramos al día (procedentes de vegetales -algunos de ellos fermentados-, algas, hongos, la parte correspondiente de carbohidratos de los frutos secos y algunos frutos del bosque)
    • Un máximo de 10-15% de proteínas, entre 40 y 70 gramos al día (una parte procedente de órganos, pescado, huevos, frutos secos y mariscos, y la otra parte de piel, cartílagos, gelatina de muy alta calidad o caldo de huesos)

    Como ya hemos dicho anteriormente esos porcentajes son aproximados y sólo son propuestas. Muchas personas entran fácilmente en cetosis con porcentajes menores de grasa y mayores de hidratos de carbono o proteínas, pero los niveles que propongo tienen la intención de ser útiles para la mayor cantidad posible de personas.

    En otro artículo utilicé porcentajes menores de grasa, pero de esta forma evitaríamos en mayor medida las posibles variaciones individuales de glucosa postpandrial a determinados alimentos de la que ya hemos hablado.

    Si prefieres basar tu dieta en más vegetales puedes restringir aún más (o incluso eliminar) las fuentes típicamente proteicas, y que la dieta siga siendo cetogénica pero completamente vegetariana, aunque en ese caso te resultará más complicado alcanzar niveles adecuados de ciertas vitaminas.

    Por el contrario, si prefieres o ves que te da mejores resultados un enfoque más carnívoro, puedes restringir el consumo de vegetales, nueces y semillas y aumentar el de proteínas (a condición de que consumas más órganos internos y partes gelatinosas), pero debes tener en cuenta que, en ese caso, tu consumo de fibra y los efectos antiangiogénicos de la sinergia de fitoquímicos serán menores.

    Los ejemplos de pacientes a quienes les ha ido bien con ambos enfoques son demasiados como para asegurar que uno es mejor que el otro. Sólo propongo el que creo podría ser más efectivo en general, el que busca optimizar todas las posibles variables potencialmente implicadas en el tratamiento, pero no tengo en absoluto certezas.

Lista de alimentos

Prohibidos (y que cualquier persona, enferma o no, debería eliminar o restringir considerablemente)

Sólo con eliminar de la dieta estos alimentos se producirá un gran beneficio: debería ser el primer objetivo si un enfermo es renuente a seguir de forma estricta la dieta.

  • Azúcar
  • Edulcorantes artificiales
  • Cereales, integrales o no
  • Pan
  • Bollería
  • Pasta
  • Chocolates con azúcar, bombones
  • Carnes procesadas de forma industrial
  • Cualquier alimento procesado y en cajas: galletas, helados, snacks de dieta o no, etc
  • Aceite de girasol
  • Soja y derivados (salvo consumo ocasional de productos fermentados de soja, como el Natto, aunque no son imprescindibles)
  • Leche
  • Yogures industriales
  • Margarina
  • En general, todo alimento que no sea de cultivo orgánico o de animales criados en libertad, con pasto y sin hormonar
  • Pescado y marisco de baja calidad (la gran mayoría)

Prohibidos (pero que puede ser consumidos por personas sanas, aunque con moderación)

  • Patatas
  • Legumbres
  • La mayoría de las frutas
  • Arroz (he estado a punto de incluirlo en la anterior lista)

Restringidos (debido a su carga glucémica)

  • Remolacha
  • Guisantes
  • Zanahorias

Dudosos (lácteos ya tratados en el apartado anterior, que presentan ventajas e inconvenientes y que cada enfermo debe decidir si tomar o no, observando y, a ser posible, midiendo, sus reacciones)

  • Nata y quesos curados, procedente de leche cruda de animales criados en pasto
  • Kéfir de la misma leche
  • Proteína de suero de leche (whey)
  • Yogures griegos de alta calidad

Permitidos

  • Vegetales (todos excepto los restringidos listados anteriormente), orgánicos, crudos en su mayor parte (pueden hacerse batidos) y algunos fermentados. Sobre todo:
    • Crucíferas (coles de Bruselas, brócoli, col rizada, repollo, coliflor…)
    • Vegetales de hoja verde (espinaca, acelga…)
    • Ajo, puerro y cebolla
    • Vegetales fermentados
    • Especias variadas y de calidad, mejor si proceden de tu propio cultivo (prácticamente todas las que se te ocurran, mejor si se combinan varias en cada plato: pimienta, cayena, tomillo, laurel, clavo, romero, orégano, perejil, pimentón, mejorana, ajedrea, comino, cúrcuma, curry, canela, etc…)
    • Brotes y germinados
  • Setas y hongos
  • Algas (cada vez es más difícil encontrarlas de calidad, aquí gastaría dinero en asegurarme que compramos un alimento lo más limpio posible)
  • Frutas
    • Aguacate
    • Coco
    • Limón y lima
    • Frutos del bosque (arándanos, grosellas, frambuesas y moras)
  • Animales (carnes y pescados)
    • Salmón de la mejor calidad posible
    • Caballa
    • Sardina
    • Marisco (crustáceos y moluscos) de calidad
    • Animales de caza o de crianza ecológica: hígado, corazón, riñones, cerebro, orejas, patas, morro, lengua, huesos, piel y, ocasionalmente, carne de músculo
    • Jamón ibérico y ocasionales embutidos caseros de muy alta calidad
    • Foie gras de calidad (sin porquerías añadidas)
    • Insectos (sí, insectos, que tienen un buen balance de grasas y aminoácidos. No significa que debas consumirlos, sino que es una posibilidad que puedes plantearte si no tienes escrúpulos culturales. Algunas webs los venden, enteros o en forma de harinas. Espero hablar de ellos en otros artículos)
  • Frutos secos y semillas (con cuidado y contando la cantidad que ingerimos)
    • Nueces de Macadamia
    • Almendras
    • Avellanas
    • Semillas de lino
    • Semillas de Chía
  • Grasas
    • Mantequilla orgánica clarificada o Ghee
    • Sebo y manteca de animales criados con pasto
    • Aceite de oliva virgen extra
    • Aceite de coco orgánico
    • Aguacate
    • Aceitunas
    • Mayonesa casera de calidad
    • Otros aceites como el de orégano
  • Otros
    • Estevia de calidad
    • Cacao puro
    • Leche de coco
    • Café orgánico
    • Leche de almendra y avellana (con moderación)
    • Sal del Himalaya
    • Cetonas exógenas (productos que inducen una cetosis más o menos directa y que puede ser interesante utilizar, como Prüvit, KetoCaNa o Brain Octane de Bulletproff)
    • Respecto al agua, la solución ideal sería que solamente consumieras y hasta que usaras para tu higiene personal agua de manantial. Evidentemente la inmensa mayoría no puede hacer tal cosa. El tema del agua me parece cada vez más importante, pero no tengo alternativas que me parezcan del todo fiables, baratas ni accesibles. Trataré este tema más extensamente en otros artículos.

Cálculo de macronutrientes de una comida

Imaginemos que vamos a preparar una comida que cumpla las características que hemos venido comentando.

Necesitamos que sea cetogénica, y eso implicará que, independientemente de las calorías totales consumidas (aunque mejor si consumimos sólo las necesarias para eliminar el hambre), los porcentajes de macronutrientes guarden una relación ya establecida anteriormente: aproximadamente 80% de grasa, 10-15% de proteína (repartida entre órganos y colágeno) y 5-10% glucosa (hidratos de carbono menos fibra).

Lo ideal es tener claro el valor aproximado de calorías que debemos ingerir diariamente, y que habremos calculado mediante este artículo anterior de la serie de la dieta cetogénica contra el cáncer, aunque, como veremos, podemos diseñar la dieta sin realizar esos cálculos adicionales.

Si tenemos ese dato calórico, lo dividiremos entre sólo dos comidas al día, con el objetivo de hacer un ayuno intermitente.

Si vemos que no cumplimos con los niveles de grasa, podemos añadir un tentempié graso entre ambas comidas que nos las proporcione.

Si no queremos contar calorías y solamente queremos limitarnos a cocinar y escuchar a nuestro cuerpo, también podemos seguir unas normas más sencillas:

  • Come la cantidad de alimentos que te permita dejar de sentir hambre (sin llenarte), pero haz sólo dos comidas al día (con un período de ayuno diario considerable), o dos comidas más un tentempié graso en medio (luego veremos un ejemplo)
  • Asegúrate de que, independientemente de las calorías que consumas, los porcentajes de macronutrientes globales del día son los correctos (lo ideal es que en cada comida alcances dichos porcentajes pero, si no puedes, utiliza el tentempié como forma de ajustar el balance diario de macronutrientes)
  • Asegúrate de que tu consumo de proteínas es restringido y repartido entre alimentos ‘de carne’ y ‘de colágeno’. Ante la duda come MENOS proteína.
  • Consume una buena cantidad de vegetales diversos, especialmente los resaltados en la lista anterior.

Si aun así no podemos conseguir de golpe una dieta cetogénica estricta debemos ir consiguiendo metas parciales:

  1. Eliminar alimentos industriales
  2. Eliminar alimentos basados en granos, azúcares y grasas vegetales (salvo aceite de oliva, pescado, coco y orégano)
  3. Que la mayoría de hidratos de carbono sean vegetales y frutos del bosque
  4. Añadir muchas grasas saludables
  5. Restringir las proteínas
  6. Que gran parte de las proteínas procedan de alimentos ricos en colágeno
Como resumen, una dieta como la que proponemos aquí es algo diferente a las dietas cetogénicas usuales. La nuestra será: ALTA en grasas, MUY BAJA en hidratos de carbono (pero ALTA en vegetales) y BAJA en proteínas (pero ALTA en colágeno)

Ejemplos de comidas

Podemos usar dos herramientas online para calcular los macronutrientes de cada alimento que usemos para diseñar los platos.

Las diferencias entre ambas para algunos alimentos son altas. Es algo que suele suceder con otros recursos en internet. Suelo usar el primer link, pero no puedo asegurar que sea mejor. El de Nutrition Data permite elaborar mapas visuales con la distribución de micronutrientes, pero no me fío demasiado de algunos de ellos.

Algunos valores nutricionales no aparecen consignados en ninguna de las 2 y deberíamos usar otras fuentes.

Respecto a los ejemplos de comida: serán tan sólo tres de entre los miles disponibles en la gastronomía de infinidad de culturas de todo el globo.

Por ejemplo, supongamos que obtenemos un valor óptimo, relativamente elevado, de unas 2200 calorías diarias.

Comida 1 (14:00h)

  • Ensalada de salmón con chucrut, hojas verdes (rúcula, escarola, algas, etc), aceitunas, especias, limón y aceite de oliva
  • Batido de leche de coco con arándanos y gelatina de alta calidad

Tentempié (17:00h)

  • 5 Galletas de mantequilla, harina de coco y cacao, con sendas almendras (crudas, puestas en las galletas después de hornear estas) y café orgánico con mantequilla y aceite de coco

Comida 2 (20:00h)

  • Hígado encebollado
  • Ensalada de Espinacas con setas, especias, nueces, limón y aceite de oliva
  • Batido de leche de coco con cacao puro, unas pocas avellanas y gelatina de alta calidad

Mediante las herramientas online calcularemos los gramos de glucosa, fibra, proteínas y grasas consumidas, así como los porcentajes de calorías de cada alimento.

  • Si no sé su nombre en inglés, busco en el traductor de google el alimento del que quiero conocer sus valores nutricionales. Por ejemplo: para el hígado, su nombre en inglés es liver

    google-translate

  • Introduzco ese nombre en el buscador de la web del departamento de agricultura de EEUU

    search-usda

  • Me sale una lista relacionada, generalmente relativa al alimento y su medio de cocinado: busco el más aproximado y hago clic en él. En este caso: …cooked, braised

    eleccion-alimento

  • Me parece una tabla con los valores de fibra, macronutrientes, vitaminas y minerales. Utilizo los valores por 100g de alimento

    macro-alimento

  • Usamos una Excel u otro programa para obtener los valores en función del peso del alimento. Por ejemplo, si en 100g de hígado hay 29 gramos de proteínas, en 50 gramos habrá 14.5 gramos de proteína
  • Vamos construyendo cada plato sumando los valores de cada alimento y el peso de alimento que hemos empleado para preparar cada plato
  • Calculamos los totales de calorías de esta manera
    • Calorías de hidratos de carbono = 4 x gramos de azúcares (no los gramos totales de hidrato de carbono, porque de estos se descuenta la fibra)
    • Calorías de proteínas = 4 x gramos de proteína
    • Calorías de grasa = 9 x gramos de grasa
  • Calculamos los porcentajes de calorías de cada macronutriente. Por ejemplo: % de calorías de grasa = 100 x calorías de grasa / calorías totales

Si lo aplicamos a nuestro ejemplo de menú diario, los valores de cada alimento por 100 gramos son:

Alimento Agua Azúcares Fibra Proteínas Grasas
Salmón 59,62 0 0 25,44 8,13
Chucrut 94,3 1,8 2,9 0,9 0,1
Limón 92,31 2,52 0,3 0,35 0,24
Leche de coco 67,62 3,34 2,2 2,29 24
Arándanos 84,21 9,96 2,4 0,74 0,33
Gelatina 13 0 0 85,6 0
Mantequilla 15,87 0,06 0 0,85 81,11
Aceite de coco 0,03 0 0 0 99,06
Harina de coco 46,99 6,23 9 3,33 33,49
Cacao 3 1,75 37 19,6 13,7
Almendras 6,31 6,22 17,9 30,24 71,4
Hígado 58,81 0 0 29 5,26
Cebolla 87,86 4,73 1,4 1,36 0,19
Aceite de oliva 0 0 0 0 100
Espinacas 91,4 0,42 2,2 2,86 0,39
Setas shiitake 83,48 3,84 2,1 1,56 0,22
Avellanas 5,31 4,34 11,2 17,19 69,86

Los pesos de cada alimento que hemos utilizado para cocinar son (aquí puedes modificarlos a tu antojo):

Alimento Total
Salmón 50
Chucrut 150
Limón 20
Leche de coco 250
Arándanos 20
Gelatina 20
Mantequilla 40
Aceite de coco 30
Harina de coco 10
Cacao 10
Almendras 20
Hígado 50
Cebolla 150
Aceite de oliva 40
Espinacas 100
Setas shiitake 150
Avellanas 15

Y obtenemos estos gramos de macronutriente y fibra en las dos comidas más el tentempié:

Agua Fibra Azúcares Proteínas Grasas
769 28 30 70 200

Que se corresponden con estas calorías:

Totales Azúcares Proteínas Grasa
2.195 118 281 1.796

Y este porcentaje de calorías:

Azúcares Proteínas Grasa
5,4% 12,8% 81,8%

Este ha sido sólo un ejemplo. Sé que usar Excel para planificar una comida puede no ser muy apetecible, pero es algo a lo que muchos enfermos que padecen epilepsia están acostumbrados.

Una persona sana sólo debería seguir las normas generales y podría evitar los cálculos, pero un enfermo de cáncer debe conseguir una cetosis adecuada procedente de alimentos que sean además nutricionalmente densos y que aporten sinergias antiangiogénicas y citotóxicas.

Conforme vayas preparando más platos encontrarás que cada vez es más rápido cocinarlos y en poco tiempo habrás definido un menú semanal completo. Incluso es posible prepararlos de manera rápida para llevar al trabajo (si es tu caso) y ahorrar tiempo. Muchos de quienes usan este método terminan por poder elaborar los platos casi a ojo después de tan sólo unas semanas de cálculo.

Si utilizas sólo los alimentos permitidos y restringes las proteínas te darás cuenta de que no tendrás problemas para limitar el consumo de glucosa. Si utilizas vegetales como principal fuente de carbohidratos, incluso ingiriendo altas cantidades verás que estos aportan bajas cantidades de azúcares.

Las fuentes de proteínas aportarán aminoácidos y vitaminas vitales, pero debemos tener cuidado para no excedernos. Por eso cumplir con la restricción de proteínas y repartirlas en los alimentos adecuados para que el balance total de aminoácidos sea óptimo suele ser más problemático que restringir los carbohidratos.

También es difícil para algunas personas alcanzar los altos niveles necesarios de grasa, pero para eso están algunos trucos como el tentempié, entre las dos comidas, con café, mantequilla y aceite de coco.

Las posibilidades culinarias son enormes, y ahora te corresponde a ti investigarlas. Intentaré añadir en el futuro nuevas propuestas de menús; en el foro hay un tema dedicado a ello

Investigar, escribir y mantener este blog lleva mucho tiempo y algo de dinero. Si crees que te he ayudado con este artículo, puedes donar la cantidad que quieras (el Karma te lo agradecerá ;))




Controlar el cáncer es posible. Suscríbete y obtén Gratis la Guía de la Dieta Cetogénica contra el cáncer

54 Comentarios

  1. Me gustaría saber si al agua alcalina tiene efectos positivos en la dieta vs la prevención o mitigar el crecimiento del cáncer

    Agradezco tu amable respuesta

    • Hola, Blanca,

      Suponía que el tema de la alcalinidad y, en concreto, el tema del agua alcalina, traería cola 😉

      Lo cierto es que no hay ninguna base científica que justifique el agua alcalina: las mejores aguas de manantial tienen un ph de 6,5, que es muy levemente ácido; un agua demasiado alcalina podría acarrear problemas de falta de acidez estomacal y que el organismo tenga que producir un exceso de ácido. Por el camino la falta de acidez impediría absorber eficientemente la vitamina B12.

      Se mezclan muchos conceptos: que los tumores generalmente tengan un entorno ácido es una consecuencia de su metabolismo, no una causa, y el problema puede radicar en realidad en el interior de las células tumorales que es excesivamente alcalina. Y, por encima de todo, que lo que ingerimos no tiene una relación intuitivamente sencilla con lo que pasa en nuestro interior.

      A lo que yo me refería al hablar del agua es a lo que tiene de más: flúor, por ejemplo, así como trazas de fármacos y lo que le falta: sales minerales que sí deberían estar presente.

      Un saludo y gracias por tu comentario

      Alfonso

      • Hola, soy una superviviente de dos cancer, gracias por esta web es lo mas completo que he visto. Enhorabuena por tu lucha, es una maravilla demostrar tanto amor. Me haré participe del libro. Tengo una pregunta me compre filtro carisimo de agua alcalina Nikken y ahora me han hablado del agua hidrogenada ¿sabes algo?¿que opinas?

      • Hola, Ana,

        Lamentablemente yo hubiera comprado el preparador de agua hidrogenada, que sí tiene estudios detrás que avalan su uso, no sólo en cáncer si no, como no podía ser de otra manera, en otras enfermedades metabólicas. Al estar todas relacionadas, no es extraño que eso suceda. Lo del agua alcalina es, desde mi punto de vista, un mito que no hay manera de desterrar.

        En el foro hemos hablado de ese tema del agua hidrogenada últimamente. Estos estudios tal vez te sirvan de ayuda:

        https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC3231939/
        https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/18175936
        https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/21042740
        https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/19083400

        Gracias por tus palabras y por tu comentario

        Un saludo

  2. Me ha gustado muchísimo. Gracias por tanta info tan bien organizada.

    • Muchas gracias a ti, Carla

  3. Hago la dieta cetogenia desde hace tres meses con buen resultado. Se ha ralentizado el crecimiento del tumor. pero hace unos dias se me ocurrió medir el PH y estpy a 5, o sea acido. ¿Se puede decir que esta dieta produce un PH ácido? ¿que opinas?

    • Hola, Roberto,

      En primer lugar, felicidades por los resultados.

      En segundo lugar, que las confusiones con este tema son enormes, tal vez le dedique un post en el futuro: supongo que te refieres a tu ph en la orina, porque la sangre se mantiene en unos niveles extraordinariamente estrechos de ph. Que el ph de la orina sea ácido significa que estás eliminando eficientemente los productos ácidos del metabolismo, pero nada más. No hay relación entre ‘acidez’ de alimentos consumidos, acidez de la sangre, que es la que realmetne importa, y acidez del tumor, que es producido por su propio metabolismo. De hecho es un valor todavía normal, que yo sepa, y más si sigues una dieta cetogénica. Si la has hecho hace poco aún estarás eliminando cetonas del cuerpo y eso hará que la orina sea ácida. Cuando estableces una cetosis más profunda, el cuerpo las ‘reserva’ para el cerebro y se eliminan en menor cantidad.

      Por lo tanto, de momento es absolutamente normal, y no indica que tu cuerpo se esté ‘acidificando’

      Gracias por tu comentario y un saludo

      Alfonso

  4. hola alfonso enhorabuena por tu nuevo articulo,como siempre tremendamente ilustrativo y completo.Intento buscar casos de pacientes a los que les ha ido muy bien la dieta cetogenica pero no consigo encontrar gran cosa podrias ilustrarme.

  5. Estimado Alfonso: cómo se argumenta para optar por una dieta alcalina o una dieta cetogénica contra el cáncer? Gracias!

    • Hola, Mario,

      Como he respondido a otros comentarios de este post, sabía que el tema de la alcalinidad traería cola, pero no pensé que tanta y tan rápido 😉

      No puedo extenderme demasiado en un comentario, así que te pido que leas mis respuestas a los anteriores, en primer lugar (no has podido hacerlo aún ya que los moderé después de que escribieras el tuyo) y, en segundo, para añadir algo más: no hay pruebas de que la dieta alcalina implique una ‘alcalinización’ del entorno tumoral, porque el problema radica, quizás en la basificación del interior del tumor (el gradiente de ph intra-extra tumoral está invertido con respecto al de las células sanas). De hecho ácidos como el ascórbico han demostrado su eficacia anticáncer.

      El problema de este tema es que se mezclan conceptos con demasiada facilidad y en algunas webs acaban por aposentarse verdaderos sistemas de creencias sin base alguna. Si queremos que dejen de llamarnos anticientíficos y magufos debemos ser extraordinariamente cuidadosos a la hora de hacer afirmaciones (no lo digo por ti, evidentemente) y, aunque no podamos asegurar nada con certeza, al menos sí debemos basarnos en sospechas bastante plausibles.

      Por último, si te fijas en la dieta que propongo, restringe mucho más que otras dietas cetogénicas las proteínas y promueve un consumo mayor de vegetales, lo que implica una dieta balanceada y bastante ‘alcalina’, usando órganos de animales y partes gelatinosas como ‘hacks’ destinados a optimizar nutrientes y reparto de aminoácidos.

      Gracias por el comentario y un saludo

      Alfonso

      • Muchas gracias Alfonso. Te reiteré más adelante la pregunta porque no había encontrado tu respuesta y en realidad la esperé en mi casilla a partir de que pides la dirección. De todas maneras me asalta la duda: será mejor una eta entonces balanceada, ni tan alcalina, ni tan cetogénica? Hay algún trabajo bioquímico o nutricionista cuya profundidad te satisfaga en este tema? Muchas gracias! Mario Borini, Prof. Tit. Salud Pùblica, UBA, 2003-2008

      • Gracias, Mario,

        Te copio de nuevo la parte final de mi anterior respuesta: “…si te fijas en la dieta que propongo, restringe mucho más que otras dietas cetogénicas las proteínas y promueve un consumo mayor de vegetales, lo que implica una dieta balanceada y bastante ‘alcalina’, usando órganos de animales y partes gelatinosas como ‘hacks’ destinados a optimizar nutrientes y reparto de aminoácidos…”

        Es decir, ya propongo una dieta más balanceada hacia lo que denominas como ‘alcalino’, y se basa en una mezcla de estudios y testimonios que componen esa hipótesis: una dieta paleo típica pero restringiendo bastante más las proteínas e incrementando los vegetales y el colágeno.

        Hay estudios que se concentran en alimentos y dietas genéricas, pero no conozco ninguno que haga hipótesis sobre su acción anticáncer. Lo qeu es cierto es que las proteínas y, sobre todo, algunos aminoácidos son promotores del cáncer mientras que otros son inhibidores, y que muchos fitoquímicos son anticancerígenos. Por lo tanto he compuesto un panorama global con esos estudios aunque no tenga, claro está, la certeza de que sea óptimo.

        Gracias por tu comentario y un saludo

        Alfonso

  6. Mil gracias por este grandisimo trabajo que realizas.Te mando un fuerte abrazo y unas Felices Fiestas.

    • Gracias, Georges. Un abrazo para ti y que pases igualmente unos días felices

  7. Quería preguntarte que opinas sobre la toma de agua destilada(En casa con una destiladora),del agua ozonizada y el agua hidrogenada es que existe bastante información en la cual se le atribuye variados efectos positivos para la salud.

    • Hola, Georges,

      Ten en cuenta que aún estoy aprendiendo de este tema (como en todos, en realidad), así que lo que te diga serán posibilidades y no afirmaciones.

      El agua destilada ea agua pura, que se ha vaporizado y vuelto a condensar, de forma que carece de cualquier traza de microorganismos y minerales disueltos, buenos o malos. Hay teorías para todos los gustos, pero lo que parece cierto es que daño no hace y que puede ser una buena opción para evitar exponerse a todo tipo de sustancias perjudiciales. No sé hasta qué punto influirá positivamente en un cáncer, pero parece poco probable que sea perjudicial. No puedo decir más al respecto.

      EL ozono es un poderoso aliado, y los tratamientos de ozono parecen ejercer una poderosa acción oxidante y antimicrobiana (recuerda que todo lo antimicrobiano es también antitumoral), así que el agua ozonizada puede ser una buena idea pero, de nuevo, no puedo asegurar nada,

      Respecto al agua hidrogenada: hay estudios que sugieren su utilidad, pero desconozco si el alcance va más allá de las posibilidades

      Como decía en el artículo el tema del agua me parece muy interesante, e intentaré dedicar algún artículo en el futuro

      Gracias y un saludo

      Alfonso

  8. alfonso gracias por todos tus buenos consejos este es el correo de mi relacion la que te escribe soy yo maria arias una cubana que estoy de vacaciones en martinicas donde vive mi relasion buscando consejos para la salud encontre tu blo yo regreso a cuba el 5 de abril pero espero poder seguir leyendo tus cosejos porque eugenio me permite usar su correo hasta que yo abra el mio en cuba bueno nosotros estamos muy de acuerdo con las dietas que tu propones para las personas que tienen problemas de salud pero yo quisiera saber para los que quieren hacer una dieta para bajar de peso te saludo y te deseo muchas bendiciones a ti y a tu familia

    • Hola, María,

      La dieta puede usarse para bajar de peso, todo está relacionado. En ese caso no es necesario hacer mediciones de comida tan estrictas, sólo seguir recomendaciones generales de alimentos, incluyendo los que he listado que pueden tomar las personas sanas.

      Gracias y un saludo

  9. Hola Alfonso,
    Uno de los principales problemas a los que me enfrento es:
    1º Identificar exactamente qué son los productos que defines como de “alta calidad”. En el caso de hortalizas y vegetales entiendo que esa “alta calidad” se debe identificar con “orgánicos/ecológicos” y en el de la carne/vísceras que sean de animales alimentados con pasto.
    Pero en otros casos no sé a qué te refieres, como por ejemplo al decir: “salmón de la mejor calidad posible”, “mariscos de calidad” ó embutidos de muy alta calidad”
    2.- Dónde comprarlo. No es fácil conseguir estos alimentos aún teniendo claro exactamente qué es lo que se debería comprar.
    Te invito a que abras un nuevo frente que sea el de una tienda online donde se pueda acceder a todos estos productos.
    Un abrazo fuerte y todo mi apoyo!!!

    • Hola, Carlos,

      Entiendo perfectamente tus dudas, pero en la guía no puedo entrar tan en detalle: respecto a pescado y marisco, me refiero a salvaje, no de piscifactoría o, en todo caso, de criaderos ECO que aseguren una alimentación lo más natural posible, sin el uso de grano. En nuestro caso, que vivimos en zona de costa, podemos buscar lugares de confianza donde nos aseguren que los animales proceden de la pesca salvaje. En el caso del salmón no hemos conseguido aún salvaje de Alaska ni sé si es sencillo de conseguir.

      Respecto al embutido: pueden buscarse productores locales que aseguren la máxima calidad, sin el uso de azúcar o conservantes peligrosos, o incluso productos de marca eco en tiendas online. SI son de caza habrá más probabilidades de que procedan de animales relativamente limpios.

      Como ves es una búsqueda personal e individual, enfocada en las oportunidades locales. no tengo todas las respuestas. Lamentablemente, esta lucha se debe a que cada vez es más difícil encontrar algo que llevarse a la boca que no sea puro veneno.

      Gracias por tus palabras y por tu comentario y lamento no poder ser más específico. Apuntaré tu petición para intentar desarrollarla en el futuro, si consigo sacar tiempo, y ojalá que pueda hacerlo en el libro.

      Un abrazo

  10. Buenas Alfonso que opinas sobre la terapia gerson
    Saludos

    • Hola,

      He leído algo acerca de ella, y utiliza algunos conceptos que puedo comprender e incluso asumir. Si bien su enfoque alimentario no me coonvence, su utilidad en casos de cáncer puede tener explicación científica, sobre todo porque suplementa con B12. En general, el uso de un enfoque alimenticio más suplementos tiene sentido. No podría concretar si específicamente esos suplementos son los ideales, pero es que eso nadie lo sabe.

      Toda acción como la que proponemos quienes decimos lo que decimos se basa en datos científicos pero no en intervenciones aleatorizadas, y eso quiere decir tomar decisiones basadas en datos incompletos, y eso implica que debamos asumir la incertidumbre del balance riesgo-beneficio y asumir que podemos estar equivocados en algunas cosas, pero tener razón en el balance global. Lo ideal es que el número de pasos adelante supere al de número de pasos atrás.

      Lo que quiero decir es que, pese a que no comparto el enfoque nutricional, tal vez el conjunto tenga cosas que justifiquen su uso. Desde luego lo veo más útil que limitarse a no hacer nada o, como algún oncólogo ha llegado de decirme a la cara: ‘mejor que tome comida basura mientras está con la quimio’

      En resumen: no lo sé, pero si se demuestra que funciona no seré yo el sorprendido

      un saludo

  11. Soy un convencido de la alimentación sana. He investigado El método Gerson y El estudio de China. Ahora que conozco tu propuesta “la Dieta cetogénica contra el cáncer” le encuentro mucho sentido y todo empieza a cuadrar. Estas haciendo un gran aporte a la humanidad. Recibe nuestra admiración y buen deseo para que tengas la sabiduría de seguir poniendo todas las piezas en el lugar correcto de manera que todo encaje y un dia tengamos la combinación perfecta para luchar contra el cáncer y todas las enfermedades que son consecuencia de nuestro actual estilo de alimentación.

    • Hola, Adrián,

      Te agradezco tus palabras. Ya quisiera yo tener ese impacto positivo en la humanidad 😉 , pero de momento las fuerzas que intentan que ese conocimiento no se extienda al público van ganando. Lucharemos para que no sea así mucho más tiempo.

      Lo que sí he hecho es intentar combinar todas las evidencias científicas

      Gracias por el comentario y un saludo

  12. Hola Alfonso, gracias por tu página, me interesaría seguir una dieta cetogénica, mi problema es que tras extirparme la vesícula biliar me han detectado un cancer de vesícula, me es imposible ingerir esos niveles de grasas, se te ocurre una alternativa.
    Un abrazo, Jose V.

    • Hola, José Vicente,

      Dependerá de cada paciente. Yo probaría a ir incorporándolas poco a poco hasta ver el grado de tolerancia según las cantidades de grasas, e intentar que gran parte procedan de triglicéricdos de cadena media como el coco. Aunque no puedes introducir todas las recomendadas puedes intentar suplir las calorías con más verduras. De esa forma incrementarías fibra, que disminuye absorción de glucosa y los niveles de glucosa se mantendrían bajos. Para la inducción de cetosis otra posibilidad es el uso de cetonas exógenas, que incluso pueden estar indicadas en problemas de vesícula

      Un saludo

  13. Hola, me parece una página muy valiosa, estoy interesado en la dieta cetogenica pero mi problemilla es un cancer de vesicula y me la acaban de quitar ¡No puedo tomar grasas ! Se le ocurre algún consejo? GRACIAS

    • Hola, José Vicente,

      Dependerá de cada paciente. Yo probaría a ir incorporándolas poco a poco hasta ver el grado de tolerancia según las cantidades de grasas, e intentar que gran parte procedan de triglicéricdos de cadena media como el coco. Aunque no puedes introducir todas las recomendadas puedes intentar suplir las calorías con más verduras. De esa forma incrementarías fibra, que disminuye absorción de glucosa y los niveles de glucosa se mantendrían bajos. Para la inducción de cetosis otra posibilidad es el uso de cetonas exógenas, que incluso pueden estar indicadas en problemas de vesícula

      Un saludo

  14. He buscado, pero no he encontrado, estudios que confirmen que el uso de cetonas exógenas (las de frambuesa sirvirían?) y/o ácidos grasos de cadena media (como los del aceite de coco) inducen con más rapidez y/o refuerzan el estado de cetosis. Doy por supuesto que la persona realiza ejercicio aeróbico y sigue una dieta muy baja en hidratos de carbono y ajustada de proteínas…

    • Hola, Josep,

      Se conoce desde hace tiempo que una dieta cetogénica con adición de MCT permite entrar en cetosis incluso añadiendo más proteína y carbohidrato para controlar las crisis epilépticas: http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/23515148 En el caso del cáncer la idea es añadir un combustible sin que el total de energía metabólica aumente (los MCT se transforman en cetonas sin importar el nivel existente de otros combustibles metabólicos), así que si se añade MCT yo me aseguraría de que la dieta es quizás AÚN un poco MÁS restrictiva de protes y carbos.

      El aceite de coco tiene una combinación de aceites muy beneficiosos, pero el más abundante, el ácido láurico es de cadena larga y no se metaboliza tan directamente a cetonas (aunque tiene beneficios por otros caminos bioquímicos) como, por ejemplo, el ácido caprílico, menos abundante.

      Los MCT de la dieta Bulletproof, por ejemplo, usan una combinación de esos ácidos de cadena media muy metabolizables a cetonas para inducir una cetosis profunda (repito: sospecho de todo añadido más o menos artificial que incremente la energía total disponible)

      Respecto al uso de cetonas exógenas, Dominic D’Agostino ha realizado estudios que parecen ser promisorios: http://onlinelibrary.wiley.com/doi/10.1002/ijc.28809/abstract (reitero: creo que usar cetonas exóbenas en alguien que no siga además una dieta cetogénica estricta es una garantía para el desastre).

      Las cetonas de frambuesa no son cetonas: https://ketosource.co.uk/exogenous-ketones-how-they-work/ así que no podrían usarse. Hay diferentes marcas que comienzan a comercializar cetonas exógenas pero yo me andaría con ojo antes de usarlas. Si una dieta está bien controlada y sobre todo en casos de tumores cerebrales, (las cetonas se usan con preferencia como combustible cerebral cuando hay adaptación completa a la cetosis), podría pensar usar MCT de calidad como los de Bulletproof de Dave Asprey, restringiéndo la dieta aún un poquito más.

      Un saludo

  15. Hola Carlos!
    Sandía, uvas negras, ciruelas moradas en este momento; cerezas, fresas en primavera; manzanas, que en poca cantidad incluía en el batido del desayuno junto con vegetales, ajo semillas aceite de coco… sube mucho el azúcar o sería conveniente prescindir de alguna fruta? El melocotón y la nectarina ya ni me atrevo. ¿Y la miel orgánica muy poca para endulzar.

    • Hola, Ana,

      Las frutas, salvo las que indico en la lista, no son muy aconsejables para entrar en cetosis. No son ‘malas’ per se, pero puedes obtener gran parte de sus ventajas nutricionales con los vegetales y además evitar la fructosa que puede impedir la cetosis.

      Algunas clases de miel pura contienen un extraordinario ingrediente llamado metilglioxal y algunos otros que pueden tener grandes efectos beneficiosos, pero no sé aún si compensa la glucemia que aporta. Stevia puede ser buena para endulzar

      …me llamo Alfonso 😉

      Un saludo

  16. Buenos días,
    Me gustaría me informara de una persona cualificada para hacer una dieta cetónica para mi pareja, tiene cáncer de pulmón con metástasis en hueso estadio IV y ha adelgazado 15 kilos.
    Han dejado de hacerle quimio, y para su oncólogo no hay posibilidades de cura.
    Muy agradecida
    Un cordial saludo
    Graciela

    • Hola, Graciela,

      Lamento la enfermedad de tu pareja. Si me escribes desde España, puedo aconsejarte un par de oncólogos que aplican la dieta. En el blog ofrezco gratuitamente una guía rápida para hacer la dieta a quienes se suscriban al blog. Y si os dais de alta en el foro de cáncer integral http://foro.cancerintegral.com/index.php y contáis vuestro caso, podríamos entre todos aconsejaros algunas medidas con las que tal vez pueda ganar calidad y cantidad de vida.

      Un saludo

  17. Hola a todos, descubrí este artículo por casualidad y es completísimo. Si desean más información sobre la dieta cetogénica, mi página web trata casi exclusivamente de ello y de ayuno intermitente. Espero que les pueda servir de ayuda 🙂

    • Hola, Daniel,

      Gracias, conozco tu web y creo que nos seguimos por twitter

      Un saludo

  18. Hola Alfonso,

    Dado que los hidratos totales están formados por azúcares, fibra y almidones, si sólo tomamos los valores de azúcares y fibra la suma no constituye el total de los hidratos.
    No sería más correcto restar a los hidratos totales la fibra y así obtener los hidratos que se convierten en glucosa, es decir, azúcares y almidones?

    Gracias y saludos

    • Hola,

      Sí, pero doy por sentado que vas a eliminar los principales alimentos que contienen almidón en cantidades considerables, y que los que ingieras no contendrán almidón o tendrán una cantidad casi despreciable. El cálculo se simplifica así y los resultados son casi idénticos (aunque si hacemos lo que dices estaríamos del lado de la seguridad, claro está)

      Un saludo.

  19. Hola mi kerido Alfonso, he leído todo su blog, pues yo necesita salvar a mi nadre q padece de cancer uterino y los médicos no kieren hacer cirugía, habrá cura con medicina natural? Ayúdeme por favor kiero salvar a mi nadre, está padeciendo del dolor, y no sé cómo ayudarlas , te lo agradeceré mil , y q Dios le proteja mi kerido Alfonso

  20. Buenas tardes, muy interesante informacion ,pero que pasa cuando es un paciente cuyo cancer es estomago o esofago?

    • Hola, Rocío,

      Tu pregunta es muy válida. Yo mismo me la he hecho muchas veces pero no tengo una respuesta satisfactoria. Sólo puedo decir que lo ideal es que, sea cual sea el sistema usado para alimentarse, en forma de puré o con sonda, los porcentajes de macros y la densidad nutricional respeten el espíritu de la dieta cetogénica y el ayuno intermitente, algo tal vez no muy sencillo de conseguir.

      Lo siento si no puedo ser de mayor ayuda

      Gracias

  21. El supuesto potencial cancerígeno de la carne no proviene de la carne en sí sino de la crianza del animal de la que procede. Las carnes y los lácteos orgánicos, procedentes de animales alimentados con pasto, contienen una mayor cantidad de nutrientes (como, por ejemplo, CLA, de probada capacidad anticancerígena), un mucho mejor balance de grasas poliinsaturadas, y menores cantidades de factores de crecimiento implicados en la promoción de varios tipos de cáncer. Por eso es necesario consumir exclusivamente carnes de calidad, de animales criados con pasto y sin hormonar.

    No es del todo correcto: en mamíferos superiores hay un azúcar diferencial humanos/resto cuya ingestión por dieta es carcinogénica, ver:

    https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/24600589
    de AN Samraj – ‎2014 – ‎Citado por 50 – ‎Artículos relacionados
    19 feb. 2014 – Samraj AN(1), Läubli H(1), Varki N(1), Varki A(1). … cells are N-glycolylneuraminic acid (Neu5Gc) and N-acetylneuraminic acid (Neu5Ac).

    • Conozco ese estudio, pero corremos el peligro del sobreanálisis y la hiperparticularización: la carne no es sólo esa molécula, es un conjunto inmenso de cosas que se influencian las unas a las otras. De todas formas, si lee este y otros artículos, aconsejo limitar la carne de músculo y priorizar fuentes de colágeno

      Un saludo

  22. Hola de nuevo Alfonso,

    Quería preguntarte por algún suplemento de geltina en polvo o colágeno que creas que es la mejor forma en cuanto a biodisponibilidad ya que lo mencionas aquí pero en el artículo de los 45 suplementos solo hablas de glicina y lisina.

    Otra pregunta que me interesa es sobre el tema de la radiación que has tocado al principio de este artículo, ¿alguna referencia sobre el tema?

    Por último me gustaría profundizar más con lo del reseteo del Sistema Inmune tras 3 días de ayuno y sobre ¿por qué la sal del himalaya es mejor que la comercial?

    un saludo y felicidades por otro grán artículo!

  23. Muy buenas tardes Alfonso.
    Antes de nada , felicitarte por esta gran labor altruista. Me emociona mucho saber que sigue existiendo gente así.
    Hace un par de meses diagnosticaron cáncer con metástasis en estadío IV a mi suegro (52 años), y me gustaría saber , si fueras tan amable de resolverme un par de dudas , ya que los oncólogos no lo hacen.
    Lo primero es que mi suegro lleva ya tres sesiones de quimioterapia y tiene metástasis por los pulmones y algo en el intestino pero no sé de qué es el cáncer, como es posible esto? Nos están tomando el pelo? Dijeron que estaban casi seguros de que el primario partía de alguna zona del intestino pero ahí se quedó la frase.
    Tengo muchísima esperanza en aplicar todos los conocimientos de los que me estoy nutriendo en su blog, ojalá hubiera encontrado antes esta página!
    He sido tan inconsciente de esta enfermedad… nunca piensas que puede tocarle a uno mismo.
    Soy española y con referencia al comentario de Graciela , le agradecería muchísimo que me pasara ese contacto que me pueda guiar a aplicar la dieta.
    Muchísimo ánimo a toda la gente que ha llegado hasta aquí!

    Un gran saludo Alfonso

    Muchísimas gracias de antemano.

    • Hola, Silvia,

      Lamento vuestra situación, pero es relativamente frecuente que no se encuentre el tumor primario y sí las metástasis.

      Un saludo

      • Gracias Alfonso.
        En cuanto a recomendaciones de algún oncólogo que pueda ayudarme o guiarme con la dieta y con opciones alternativas?
        Puedo moverme a cualquier parte de España.
        Un saludo

  24. Hola Alfonso,
    He empezado recientemente una dieta cetogénica con ayuno intermitente (sin cenar), a la que me cuesta un poco adaptarme.
    Más allá de la laboriosidad de medirlo todo y atender al equilibrio (cosa que creo que aun se me escapa, el principal inconveniente es que siento un importante bajón energético con la eliminació de mis 5 piezas de fruta diarias, entre otros alimentos.
    Por otra parte, en relación a los cálculos dede los componentes de los alimentos, qué opinas de la base de datos BEDCA (http://www.bedca.net/):
    “Es una red de Centros de investigación públicos, Aministración e Instituciones privadas cuyo objetivo es el desarrollo y mantenimiento de la Base de Datos Española de Composición de Alimentos.

    Esta Base de datos esta construida con los estándares europeos desarrollados por la Red de Excelencia Europea EuroFIR y se incorporará a otras Bases de Datos Europeas dentro la Asociación EuroFIR AISBL encargadas de elaborar una plataforma unificada y con estándares de calidad de las Bases de Datos de Composición de Alimentos Europeas y su interconexión a través de servicios WEB.

    La RedBEDCA se ha constituido con una Ayuda para Acciones Complementarias del Ministerio de Ciencia e Innovación (MICINN) y con la financiación y coordinación de la AESAN del Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad.”
    Gracias de antemano.
    Cordialmente,
    Anna

    • Hola, Anna,

      Me alegro de que te sea útil la página y espero que puedas seguir la dieta sin problemas

      La based e datos me ha parecido bastante buena, con información accesible, aunque no he encontrado distribución de aminoácidos en las proteínas, algo que es bastante necesario en nuestro caso

      Gracias por la referencia y un saludo

  25. Buenas tardes:

    Tengo un hijo de 27 años con un tumor infiltrado en el cerebelo. Quiero intentar darle una dieta cetogénica pero no sé por dónde empezar.

    Alguien puede ayudarme?

    Gracias

    • Lo lamento mucho, Piedad

      Como te decía, no hay atajos. Sólo puedo ofrecerte el contenido del blog y uno debe entender la información por si mismo para aplicarlo. Recuerda que tal vez sea buena idea complementar el tratamiento convencional con ayuno, alimentación, ejercicio, y cócteles de fármacos y suplementos. En este post hablo de algunas medidas que puedes seguir: http://cancerintegral.com/guia-practica-anticancer/ y en el foro tienes información adicional: http://foro.cancerintegral.com/

      Espero que todo vaya bien

Trackbacks/Pingbacks

  1. Guía anticáncer: combinación efectiva de terapias | Cancer Integral - […] Alimentos de la dieta cetogénica y cómo calcular los porcentajes de cada macronutriente. Diseño d… […]
  2. Antioxidantes, cáncer y multirresistencia a la terapia | Cancer Integral - […] justificar algunas de las razones por las cuales aconsejé una dieta de semejantes características en este otro artículo dedicado…
  3. Estamos venciendo al cáncer. Nuestra historia podría ayudar | Cancer Integral - […] ningún efecto secundario durante el año de aplicación de la quimioterapia a dosis bajas (más la dieta y el…

Escribe una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *