el cáncer como enfermedad metabólica
Categories Menu

Publicado en May 24, 2015 in Alimentación contra el cáncer, Causas del cáncer: nuevo modelo, Cuerpo y mente contra el cáncer, Suplementos y nutracéuticos contra el cáncer, Terapias alternativas contra el cáncer | 137 comentarios

Los 9 hábitos de los enfermos de cáncer ‘incurable’ que terminaron por controlar la enfermedad

Los 9 hábitos de los enfermos de cáncer ‘incurable’ que terminaron por controlar la enfermedad

Lo que una remisión completa de Esclerosis Múltiple nos enseña del cáncer y de todas las enfermedades crónicas.

Este artículo tiene dos objetivos:

El primero es aportar una esperanza sólida, incluso a pacientes en un estadio avanzado de la enfermedad. No usaremos la palabra curación sino control o remisión. Curación es demasiado manipulador y no permite comprender la complejidad de aquello a lo que nos enfrentamos

Sé que la esperanza a secas, basada tan sólo en un salto de fe, no basta: la esperanza infundada es extraordinariamente peligrosa, aunque es mucho mayor el veneno de la resignación y de la impotencia, que proceden del desconocimiento y de la incertidumbre.

La esperanza de la que hablo no se basa en promesas falsas, sino en pruebas, estudios científicos y testimonios reales de supuestas ‘anomalías’ (también llamadas con cierto desprecio ‘casos a mí me funciona’): miles de personas en todo el mundo que han vencido a la enfermedad usando su propio conocimiento y voluntad, a pesar del funesto pronóstico de los médicos,  mediante la aplicación de medidas que son, en todos los casos, muy similares.

El segundo objetivo es sentar una bases teóricas que, junto con los anteriores artículos relativos a la dieta cetogénica y al efecto Warburg, me permitan describir, en sucesivos artículos, estrategias combinadas de acciones concretas, eminentemente prácticas y basadas en ciencia, y que puedan ser aplicadas por cualquier enfermo sin más armas que su voluntad.

Conozcamos, en primer lugar, el caso de una remisión completa de esclerosis múltiple y, después, explicaremos qué consecuencias podemos extraer de su historia, para abordar el tratamiento del cáncer y de cualquier enfermedad crónica.

Entra Terry Wahls

Terry Wahls es una médico canadiense a quien diagnosticaron esclerosis múltiple en el año 2001. La enfermedad avanzó progresiva pero rápidamente, a pesar de haber aplicado con obediencia  todo el arsenal de fármacos prescritos por la medicina convencional, hasta dejarla recluida en una silla de ruedas.

Fue en ese momento cuando decidió que la guerra aún no estaba perdida: investigó, evitó los fármacos convencionales, asumió la responsabilidad de su tratamiento, cambió su estilo de vida y, pocos meses después, volvía a andar y hasta a montar en bicicleta.

Antes de que profundicemos en lo que la remisión absoluta de su enfermedad nos dice del cáncer y de todas las enfermedades crónicas, os aconsejo que veáis y escuchéis este vídeo, donde ella misma, en una de las charlas TED, nos cuenta su historia.

Está dividida en dos partes, y está subtitulada al español.

Es demoledora por su sencillez y por su claridad.

Lo primero que debemos entender es que su caso es real, constatado: las pruebas médicas decían que progresivamente iría perdiendo funcionalidad y que no existía curación. Los médicos lo decían y lo repetían machaconamente.

Pero se equivocaron.

Lo segundo es que su mejoría se produjo después de que ella misma tomara las riendas de su vida y realizara los cambios que explica en el vídeo. Por lo tanto, su remisión ha tenido que deberse a dichos cambios.

¿Enfermedades diferentes?

Algunos a quienes les he comentado este caso me han respondido algo curioso: “sí, bueno, pero es que sólo es un caso”, me dijeron.

Eso me dejó perplejo.

¿Acaso un solo caso no debe moverles, al menos, a reflexionar acerca de la disonancia entre la medicina oficial y esa manera aparentemente ‘naif’ de enfrentarse a la enfermedad y superarla?

¿No sienten curiosidad de conocer más? ¿No se preguntan cómo es posible que la híper tecnológica y millonaria maquinaria de la medicina oficial sea ridiculizada por la voluntad y la inteligencia de una sola persona? Sobre todo porque no existe ni un solo caso similar que haya conseguido vencer a la enfermedad aplicando solamente los carísimos fármacos sintéticos.

Lo cierto es que la ciencia ha avanzado a lo largo de la historia observando anomalías, como el Doctor Fleming podría atestiguar: experimentación, observación, establecimiento de hipótesis y vuelta a empezar. Aunque se trate de un solo caso, debe servirnos para establecer y poner a prueba hipótesis que nos acerquen a la verdad.

Si analizamos el vídeo y lo que dice, sonará familiar a quienes han leído mis post anteriores, dedicados a la Dieta Cetogénica y al efecto Warburg: mitocondria dañada, abundante glucosa, venenosa alimentación occidental basada en grano, inflamación, sistema inmune…

Es decir: los mismos ingredientes parecen estar detrás de dos enfermedades que la medicina oficial considera diferentes.

Para probar que detrás de la aparentemente milagrosa recuperación de Terry Wahls hay métodos realmente eficaces, deberían obtenerse resultados parecidos si dichos métodos se repitieran en quien padeciera una enfermedad similar. Es decir, el método debería ser replicable y, por tanto, deberían existir otros casos análogos.

Podemos ir más allá en la hipótesis y aventurar que, ya que parecen existir similitudes bioquímicas y fisiológicas de fondo entre el cáncer y la esclerosis múltiple (los mismos procesos de base alterados: inflamación alta, mitocondria dañada, sistema inmune alterado), también podríamos encontrar remisiones de cánceres avanzados en personas que aplicaron métodos similares a los de Terry Wahls.

Y los hay.

No uno, ni dos, ni cien, sino miles de casos registrados, aunque no por los oncólogos que atendieron previamente a esos pacientes y a los cuales desahuciaron.

Estudios de campo ‘domésticos’

Cuando, allá por 2008, me enfrenté a la abrumadora montaña de información referida al cáncer, comprendí enseguida que existía un rastro que unía a ciertos casos ‘inexplicables’, que la medicina oficial etiquetaba como ‘remisiones espontáneas’ y cuya autenticidad se había constatado.

Todo investigador que se precie debe encontrar generalidades a partir de los casos particulares. Elevarse por encima de los detalles hasta obtener una visión global y desarrollar una hipótesis genérica. Y sólo a continuación deberá sumergirse en las particularidades de ese ‘bosque’ para ponerle nombre y apellidos a los ‘árboles‘ que lo forman.

Cuando me enteré del alto porcentaje de oncólogos que, en algún momento de su carrera profesional, se habían encontrado (o bien terminarían con encontrarse) con alguno de esos casos, comprendí que su volumen podría ser lo suficientemente alto como para poder detectar patrones comunes y establecer alguna hipótesis general.

Si de entre esas personas que remitieron a pesar de los costosos tratamientos oficiales y de la inteligencia de los médicos, que los habían considerado incurables, se podía desprender una serie de comportamientos o hábitos específicos de su grupo, entonces podríamos establecer la hipótesis de que dichos hábitos los habían conducido a dicha remisión.

Tenemos la ventaja de que no somos médicos. Un médico diría que esa observación no es estadísticamente significativa, y bien sé yo, que soy Ingeniero, que la ‘forma’ de su razonamiento es correcta.

Pero también sé que la intuición nos dice al oído que no existe un paralelismo de remisiones similares en los grupos que, simplemente, se sometieron con obediencia a los tratamientos estándar; y que ahí se esconde una irregularidad que debe ser estudiada.

Además, los estudios oficiales para poner a prueba estas hipótesis nunca se llevarán a cabo, por dos razones.

  • Una: porque las variables implicadas en él serían excesivas. Las pruebas establecen si una o dos variables son responsables de un determinado cambio fisiológico positivo y si dicho cambio es significativo, es decir, establecen si existe una relación de causa-efecto comprobada. Pero las variables implicadas en el cambio global de un estilo de vida son demasiadas como para que alguien se lance a ponerlas a prueba.
  • Dos: porque quien tiene la capacidad de poner el dinero para arrancar dichas pruebas no obtendría un beneficio de ellas. Y eso incluye a las compañías farmacéuticas y a los sistemas públicos de salud. Infestados como están los primeros de analistas de negocio; de políticos, los segundos; ambos dedicados a la tarea de rentabilizar lo antes posible una inversión, es imposible que ninguno de ellos se implique en una tarea con un componente tan elevado de altruismo.

Si, además, las medidas que se deducen de ese grupo que venció a la enfermedad son inocuas o el riesgo de su aplicación es bajo, nos encontraríamos con un escenario ideal: una hipótesis plausible que, de ser errónea, no dañaría aún más al enfermo pero que, de ser cierta, podría significarlo todo.

Todo.

Vamos a explicar porqué debemos confiar mucho más en nosotros mismos, pero es una explicación larga, así que quien quiera saltársela e ir al grano de lo que se deduce de los casos de personas que han remitido contra todo pronóstico, puede saltarse unos cuantos bloques de texto y acceder directamente mediante este enlace

¿Enfermedades, o una sola enfermedad?

Prosigamos los razonamientos y establezcamos más hipótesis plausibles: ¿sólo esas dos enfermedades comparten características de base? ¿Podríamos encontrar esas similitudes en otras enfermedades?

Mostremos algunos datos, aparentemente deslavazados, pero que conforman una red que, en conjunto, es muy explicativa:

  • Desde que se emprendió la ‘cruzada ‘, en los años 80 y 90 del siglo XX por una alimentación ‘saludable’, basada en una pirámide nutricional con casi un 70% de carbohidratos y grano, los casos de diabetes tipo 2, obesidad, cáncer, alzheimer y cualquier enfermedad crónica se han disparado.
    La correlación es evidente y la epidemiología nos hace sospechar que hay una relación causa-efecto entre la dieta que, supuestamente, nos devolvería la salud y los datos que concluyen que ha conseguido exactamente el efecto opuesto.
  • “Si quieres conocer la verdad, sigue el rastro del dinero”, decía Lester Freamon, el extraordinario personaje de la extraordinaria serie ‘The Wire’, menospreciado por sus superiores a pesar de su inteligencia y honestidad: en el mismo punto en que la curva de enfermedad comienza a aumentar estrepitosamente, lo hace también la curva de ganancias de las empresas alimentarias y farmacéuticas.
  • La dieta Cetogénica es oficialmente el tratamiento más eficaz contra las epilepsias refractarias, por encima de cualquier fármaco. Empiezan a obtenerse resultados esperanzadores en Alzheimer y Parkinson.
  • En algunos estudios con cohortes de pacientes se demostró que los ALTOS niveles de colesterol se relacionaban con BAJAS tasas de Alzheimer y Parkinson, siempre que los triglicéridos estuvieran BAJOS. La dieta cetogénica y, en general, las dietas bajas en carbohidratos, hacen descender el nivel de triglicéridos, pero pueden incrementar el de colesterol . De ahí que hayan sido satanizadas sin fundamento durante décadas.
  • No existe relación entre el consumo de grasas saturadas y el nivel elevado de colesterol
  • No existe relación entre el consumo de huevos y el colesterol
  • Peor aún: no existe relación entre niveles de colesterol y afecciones cardíacas
  • La mitad de quien sufre un infarto tiene niveles ‘saludables’ de colesterol
  • La venta de 3 tipos de estatinas (medicamentos para hacer descender los niveles del colesterol), los fármacos más vendidos del mundo, suponen para las compañías farmacéuticas unos ingresos que igualan el PIB de algunos países.
  • Algunos estudios avalan que los síntomas del autismo remiten en parte al seguir una dieta baja en carbohidratos y al eliminar el gluten.
  • Existe una relación directa entre el cociente triglicéridos/colesterol bueno y la probabilidad de morir por cualquier causa. Repito: por cualquier causa. A mayor índice (mayor volumen de triglicéridos en relación al de colesterol bueno) mayor probabilidad de muerte.
  • Los triglicéridos son grasas, sí, pero se producen en el hígado a partir de la glucosa, NO a partir de las grasas consumidas. Las grasas no inducen subida de triglicéridos, la glucosa, que procede de los carbohidratos, sí.
  • La falta de vitamina D se comienza a asociar a multitud de dolencias: esquizofrenia, parkinson, o enfermedades autoinmunes como la diabetes tipo I o la esclerosis múltiple
  • Las hormonas sexuales (estrógenos y andrógenos), así como la vitamina D, provienen del colesterol; un colesterol bajo suele conducir a hormonas y vitamina D también bajas.
  • La deficiencia de vitamina D es común en casi todas las dolencias: cáncer, esclerosis múltiple, Alzheimer, etc.
  • Es absolutamente falso el extendido mito según el cual el cerebro sólo consume glucosa. Es cierto que un conjunto minoritario de células del cerebro sólo pueden consumir glucosa, pero el resto no sólo pueden consumir cuerpos cetónicos, sino que se ha demostrado que son su combustible preferido y el que mantiene el cerebro en un estado más saludable.
  • Quien padece diabetes tiene el doble de riesgo de padecer Alzheimer
  • Quien padece diabetes tiene una mayor probabilidad de padecer cáncer
  • Los pacientes de cáncer con resistencia a la insulina tienen bastante peor pronóstico, así como los pacientes con hiperglucemia.
  • Los obesos tienen mayor riesgo de padecer cáncer, y su pronóstico es peor.
  • La obesidad la induce la insulina elevada. La insulina elevada es inducida por la glucosa elevada. La glucosa elevada proviene, en su gran mayoría, de los carbohidratos.
  • Según la Johns Hopkins: la correlación entre consumo de carbohidratos y cualquier tipo de cáncer es directa y elevada. Media en el consumo de proteínas, inversa en el consumo de grasas: a mayor consumo de grasa, menor es la tasa de cáncer (a condición de que la de carbohidratos sea baja).
  • El corazón es el único órgano que, no importa el nivel de glucosa disponible, usa casi siempre grasa como combustible, y su grasa preferida es la grasa saturada. No es cierto que las grasas saturadas sean malas para el corazón. En realidad son las que inducen mayor salud cardiovascular (de nuevo, a condición de que la glucosa y los triglicéridos permanezcan bajos)
  • Las personas que toman estatinas (medicamentos contra el colesterol) tienen una probabilidad de riesgo de padecer diabetes tipo II casi un 50% mayor que quienes no las toman.
  • El colesterol es imprescindible para la correcta interconexión neuronal
  • La alergia al gluten se comienza a identificar como una alteración preferentemente neurológica, que a veces no produce manifestaciones intestinales. Las pruebas de que la alergia al gluten (y otras alergias) está detrás de un buen conjunto de enfermedades, se acumula. El número de alérgicos al gluten que no padecen síntomas es mucho mayor que el grupo de identificados como celíacos.
  • La reacción alérgica induce una inflamación
  • La inflamación está detrás de todas las enfermedades crónicas
  • La insulina es proinflamatoria. Los niveles elevados de insulina provienen de los niveles elevados de glucosa
  • Inflamación y alteración del sistema inmune son fenómenos correlativos
  • Los compuestos que demuestran actividad antifúngica, antiparasitaria, antibacteriana y antiviral suelen ser también antitumorales, y viceversa, lo cual no es extraño por cuanto los metabolismos de microbios y neoplasias comparten características comunes.
  • El consumo habitual de los pocos medicamentos que ejercen una función ‘de base’, no específica, atajando, por ejemplo, procesos de inflamación, están asociados a menores tasas de cáncer: por ejemplo, la aspirina (pongo este ejemplo para demostrar la tesis de la interrelación, pero hay mejores sustancias naturales que, además, no provocan los efectos secundarios que estos sí producen, como el aceite de pescado, de krill o de algas)
  • Los estudios que confirman la eficacia contra el cáncer de resveratrol, cúrcuma, berberina y tantas otras moléculas, se replican en otros que confirman también su eficacia, mayor o menor, contra diabetes, Alzheimer, Esclerosis Múltiple, enfermedad de Crohn o Parkinson.

Podríamos seguir así durante un buen rato, pero el artículo se haría más largo de que ya es.

Establezcamos, por tanto, la siguiente hipótesis:

Todas las enfermedades ‘crónicas’ son, en realidad manifestaciones diversas de unos pocos pero muy profundos desequilibrios comunes y sistémicos, de base.

El cáncer sería, por tanto, una manifestación de la misma enfermedad, con base metabólica, como lo son todas las demás enfermedades crónicas. Al ser las mismas, sus causas son similares y, por tanto, también lo son las medidas que les ayudan a controlar la enfermedad.

En tal caso, el abanico de estudios que leer se expande enormemente: si una molécula o hábito demuestra ser beneficiosa para una enfermedad crónica, podremos estar bastante seguros de que lo será también para todas las demás.

Y si encontramos unos hábitos que nos permitan librarnos de una enfermedad crónica, tendremos más probabilidades de librarnos de todas las demás y alcanzar un estado de Salud integral.

La alianza contra el sentido común

Estamos acostumbrados a que la medicina consigne síntomas, los agrupe, les ponga una etiqueta y que después una empresa intente sintetizar un fármaco que trate únicamente esos síntomas y aporte soluciones parciales, no curativas.

En este post explico, de manera mucho más amplia, las razones por las cuales, en caso de continuar con el actual paradigma, jamás se conseguirá curar una sola enfermedad crónica.

Esa manera de razonar implica que todo aquello que demuestre efectividad en un amplio abanico de dolencias sea descartado como ‘demasiado bueno para ser cierto’, acostumbrados como estamos a que los medicamentos sean específicos y dirigidos a enfermedades concretas.

Las empresas ganan dinero a base de incidir en esa particularización y personalización, sintetizando fármacos que casi nunca aspiran a la generalidad. Una manera de abordar la enfermedad que está alcanzando cotas insospechadas, que no sirve ni servirá jamás como herramienta de curación, y que se perpetuará eternamente porque sí es la mejor herramienta de obtención de ganancias.

En realidad, ¿qué corolario podemos extraer del caso de Terry Wahls y de sus similitudes con otras enfermedades? Pues que lo que es bueno para una enfermedad crónica lo será para otra, cualquiera que sea; más aún, que una acción o molécula sólo será útil si demuestra esa eficacia en todas las enfermedades crónicas: eso implicará que controla problemas de base que subyacen en todas: control de glucosa, deficiencias de vitaminas/minerales/antioxidantes (y, por consiguiente, mejora de los procesos mitocondriales), control de la insulina y de la inflamación, modulación del sistema inmune.

¿Estoy atacando a la medicina en general? En absoluto. La medicina occidental es la mejor a la hora de tratar procesos agudos que impliquen una intervención agresiva cuando existe un desequilibrio físico o químico; cuando no importa entrar en el cuerpo como un elefante en una cacharrería porque la alternativa sería peor: cirugía, traumatología, cuidados intensivos, tratamiento de infecciones agudas.

Si me he roto un hueso o he tenido un accidente; si me he envenenado o he sufrido un infarto o un ictus; si arrastro un problema congénito en una válvula cardíaca o si sufro una infección de cierta gravedad, acudiré a un médico. Sin dudarlo.

La base de esos avances reales es fundamentalmente tecnológica (mejores máquinas de diagnóstico, robots que ayudan en las intervenciones) y de fármacos destinados a ser aplicados en cortos períodos de tiempo, hasta que el proceso agudo pasa.

Pero en cuanto entramos en el terreno de las enfermedades crónicas, la medicina no sabe cambiar de longitud de onda y continúa considerando la enfermedad como un conjunto de síntomas cuyo tratamiento es igualmente agresivo y enfocado a lo puntual y específico, en vez de a lo sistémico y general. Y que produce efectos secundarios, a veces muy graves.

No ayuda al cuerpo a que él mismo se recupere, sino que arrasa con todo, con la esperanza de que las células sanas sean más fuertes que las enfermas. Continuamos enfangados en una forma de abordar la enfermedad que puede resumirse en el siguiente chiste:

¿Cuánto se tarda en curar una gripe? 7 días con tratamiento; una semana sin tratamiento.

Muchos médicos honestos son conscientes de que están sometidos y de que no tienen margen para hacer nada que se salga mínimamente de lo establecido. Lo peor es que algunos de sus colegas harán el vacío a quienes no buscan sino mejorar la condición de sus enfermos. Pueden incluso terminar por encontrarse  con serios problemas por ello.

La industria y la medicina oficial hablan de ‘suerte’

Allí donde hay algo aún no explicado, la buena ciencia no puede quitárselo de encima mediante la apresurada etiqueta de ‘inexplicable’ o, aún peor, asignarlo a ‘la suerte’.

El estudio que ha sido difundido hace poco, en el cual se asegura que el desarrollo de hasta un 65% de los cánceres es una pura cuestión de suerte es, cuando menos, vergonzoso: es una caída de brazos de quienes tienen la obligación de encontrar los porqués.

Tiene, no obstante, una sencilla explicación.

La actual teoría oficial asegura que el cáncer procede de mutaciones genéticas. Pero las pruebas aportadas para basar en ese paradigma el origen del cáncer son, cuando menos, circunstanciales: establecen correlaciones, pero no relaciones causa-efecto.

Es como si dijéramos que, debido a que se observa que en Australia existen incrementos paralelos de consumo de helados y de ataques de tiburón, aconsejásemos no comer helados para evitar perecer a manos de un escualo. Esos dos acontecimientos correlacionan debido al verano austral, pero no hay una relación causa-efecto entre ellos.

Con la teoría genética del cáncer pasa lo mismo: las mutaciones están ahí, es evidente, pero aprovechando que utilizarlas como argumento teórico implica obtener pingües beneficios, han  conseguido doblegar el sentido común de personas supuestamente inteligentes y retorcer la verdad para decir que lo que simplemente existe a la vez, es en realidad causa.

Y como no consiguen encontrar esa relación causal (porque es imposible que puedan encontrarla), ¿a qué lo atribuyen? Sí, eso es: a la suerte. De pronto un buen día unos genes de entre miles de candidatos mutan por causas desconocidas y producen la misma manifestación. Pero para redondear la faena y poder buscar heterogeneidades en vez de similitudes, dicen que el cáncer son, en realidad, más de 200 enfermedades diferentes;  a pesar de que las semejanzas bioquímicas y metabólicas entre todos ellos son escandalosamente evidentes.

Atentados contra la inteligencia perpetrados por ‘eminencias’ famosas, que aparecen en medios de comunicación ‘mainstream’ pregonando esa falacia con cara de sabios bondadosos.

Hablar de suerte persigue otro objetivo: hacer perder toda esperanza a los ciudadanos de que puedan hacer frente a ese destino por si mismos; hacer creer que están indefensos y que no serán capaces de coger con firmeza las riendas de sus vidas y de su salud: no podéis hacer nada contra el destino. El ‘pathos’ os aguarda. Resignaos.

Y, así, seguiremos consumiendo nuestro veneno cotidiano que nutre a las empresas alimentarias, cuyo negocio se basa en endilgarle al mundo todo el grano barato producido por millones de toneladas. Y, si enfermamos, recogerán el testigo las empresas farmacéuticas con la connivencia de gran parte de un estamento médico convertido (muchas veces sin saberlo, otras veces con pleno conocimiento) en servidor de una idea equivocada de tratar, y de unos medios de comunicación convertidos en simples voceros del poder, antes que en guardianes de la ciudadanía.

Las empresas alimentarias dedicadas a enfermar; las farmacéuticas dedicadas a no curar; los medios de comunicación convenciéndonos de que lo blanco es negro. Todas perpetrando marketing tras marketing, en una escalada de beneficio y muerte sin fin.

Historias de remisiones que no aparecen en los periódicos

Y así llegamos al quid de la cuestión.

A partir de 2008, a la vez que investigaba la bioquímica del cáncer e iba descubriendo alternativas, registraba casos que iban conformando un panorama tan desolador en lo que se refiere a los tratamientos convencionales, como esperanzador en todo lo demás.

Aunque con mis limitados recursos no conseguía reunir un conjunto significativo de casos, comenzaba a vislumbrar un patrón que se repetía. Y, entonces, hace relativamente poco, cayó en mis manos, en inglés (no sé si está traducido al español), el libro Radical Remission: Surviving Cancer Against All Odds, de la doctora Kelly Turner.

La doctora sabía que existían abundantes informes de ‘remisiones espontáneas’, que maravillaban a los médicos. Y en un volumen lo suficientemente abundante como para resultar dignos de atención.

Y entonces decidió hacer lo mismo que yo intentaba: encontrar patrones de comportamiento; cambios en los estilos de vida que permitieran obtener un conjunto de reglas sistematizadas, imperfectas pero consistentes, que poder replicar.

Un científico recalcitrante dirá que esas reglas no están basadas en ciencia rigurosa (y tendría razón), pero ese mismo científico correrá a aplicarlas en cuanto él o un ser querido haya sido desahuciado por la medicina. Y como lo que se aconseja no son medidas absurdas y peligrosas como tirarse a un pozo o dispararse en un costado con un revólver, sino sólo hacer cambios beneficiosos para la salud, la solución está clara.

De Estados Unidos a Japón; de Reino Unido a Australia, la doctora Turner encontraba personas que compartían 9 particularidades muy significativas y que dibujaban un cuadro revelador: las remisiones estaban lejos de ser ‘espontáneas’, sino que detrás de ellas siempre había una investigación previa y la aplicación de un sistema basado en un porqué; detrás de ella siempre había un enfermo que poseía una alta inteligencia y una férrea voluntad.

Sin más preámbulo, las paso a listar:

1. Cambiaron radicalmente su dieta

Eliminaron todo rastro de comida industrial, harinas, azúcares y grano, y consumían alimentos orgánicos con abundantes verduras y vitaminas por doquier.

Muchas de esas personas no consumían carne ni productos lácteos, pero estoy seguro de que el resultado hubiera sido el mismo si hubieran consumido también carne, a condición de que hubiera sido ecológica, de animales alimentados con pasto y algunos productos lácteos como mantequilla (o mejor aún Ghee, que no tiene apenas lactosa y caseína) también procedente de animales criados en pasto.

2. Tomaban multitud de suplementos y hierbas

Otra de las claves. La dieta por si sola no bastaba, y los suplementos por si solos tampoco. Juntos ejercían acciones sinérgicas, y los suplementos solían pertenecer a estos grupos

  • Suplementos para ayudar a la digestión
    • Enzimas digestivas: proteolíticas y pancreáticas
    • Prebióticos y probióticos
  • Suplementos que detoxifican el cuerpo
    • Antifúngicos
    • Antiparásitos
    • Antibacteriales y antivirales (no incluyo antibióticos, claro está)
    • Quelantes de metales pesados
  • Suplementos para mejorar el sistema inmunitario
    • Inmunopotenciadores
    • Vitaminas y hormonas

Incidiré especialmente en este punto en próximos artículos, estudiando los mejores suplementos y desentrañando las mejores marcas y en qué debemos fijarnos para estar seguros de elegir bien.

3. Tomaron el control de la propia salud

Los pacientes que vencían a la enfermedad tomaban el control: asumían consciente y voluntariamente el cambio de vida y protagonizaban las acciones a emprender

Sé por experiencia propia lo difícil que es transmitir no sólo el conocimiento acumulado, sino la voluntad de aplicarlo de forma práctica. Es casi imposible que sean efectivas unas medidas que no se apliquen con convencimiento, de ahí que sean más frecuentes los casos de pacientes que salen adelante luego de ser ellos y no un familiar quien estudia y aplica.

No significa que no pueda ocurrir que un familiar provoque el cambio, pero será más difícil. Por eso, a veces, es necesario que el enfermo conozca la dura verdad. Puede llevarlo a la depresión, pero también a la acción, sobre todo si existe una alternativa razonable.

4. Siguieron su intuición

Es difícil de explicar pero sencillo de entender. La intuición como aliada de la inteligencia y del conocimiento puro, que nos alerta de si lo que hacemos es bueno o malo. Un aliado de la razón, no su némesis, como los cientifistas creen

5. Liberaron las emociones reprimidas

Una teoría muy controvertida hablaba hace tiempo de ciertas características de personalidad comunes entre los pacientes de cáncer: personalidades tipo C que se caracterizaban por internalizar las emociones y ser poco capaces de mostrarlas; personas generalmente generosas y empáticas, a veces en exceso pero, pese a poder ser socialmente extrovertidas, poco capaces de ‘dejarse ir’.

No tengo ni idea de cuánto hay de verdad en ello, pero la relación científicamente establecida entre cuerpo y mente es sólida. Una emoción enquistada y enraizada como base de una posible enfermedad futura. No proclamo que esté seguro de la verdad de esa teoría, pero desde luego no la considero, en absoluto, descabellada, y no seré yo quien se sorprenda si algún día resulta ser cierta.

Jamás dejo deslizar una sonrisilla pretenciosa ante una supuesta idea estrafalaria. La experiencia previa y el conocer mínimamente la historia nos demuestra que ésta está repleta de personas que avanzaron por delante de su tiempo sumergidos en los improperios e insultos de sus contemporáneos, llenos de cerrazón y estrechez de miras.

Siempre intento considerar sin prejuicios lo que se me plantea y te aconsejo que tú también lo hagas.

Si queremos ser estrictamente ‘racionales’, se acumulan los estudios que relacionan los estados depresivos o los niveles crónicamente elevados de cortisol con la depresión del sistema inmune

Esto no va de decir ‘la solución está en ti’ , porque es tanto como decir que es el enfermo el responsable de su sanación. nada más lejos de mi intención

Las frases publicitarias que tratan a los enfermos como ‘guerreros’ y que ‘deben mantener una actitud positiva’ son estomagantes formas de quitarse el problema de encima y endosárselo al enfermo

Sólo digo que el aspecto emocional, aunque no tiene que ser la causa de una enfermedad, sí puede ayudar a mejora el pronóstico, si se aplica sinérgicamente con el resto de medidas; fármacos, ejercicio, alimentación, suplementación, etc

6. Potenciaron las emociones positivas

Esas emociones positivas no implican comenzar a sonreír estúpidamente ante todo. No me gusta la ‘filosofía positiva’ que implica ausencia de reflexión y crítica. Es un buenrrollismo que me produce desprecio.

Prefiero el estoicismo, que proclama un control emocional que no tiene nada de estupidizante sino que fomenta el pensamiento crítico pero despojado de creencias malsanas y estructuras mentales negativas. Promueve una sabiduría implícita basada en conocimiento y control, pero sus efectos inducen emociones positivas, que es tanto como decir que alejan el miedo, la ira o la envidia

Quien haya leído la historia de ciertos centenarios que alcanzaron avanzada edad sin haber sufrido ninguna enfermedad, encontrarán rasgos comunes: alimentación frugal y saludable, trabajo duro y actividad física hasta avanzada edad, relaciones sociales y familiares satisfactorias y una especial forma de ser, que ‘fluye’, que no se preocupa en exceso por lo que no tiene remedio, que afronta el futuro con escepticismo y, a la vez, con  aceptación, que piensa sobremanera en el presente y que no se aferra al pasado. Un comportamiento tan sobrio y frugal como sus costumbres. Un estoicismo vital

Una forma de pensar que se puede potenciar mediante la meditación o mediante otras técnicas psicológicas

7. Abrazaron el apoyo social

Al hilo del punto anterior: el apoyo familiar y la calidez como base del control de la enfermedad: hay pruebas de que el sistema inmunitario se ve afectado positivamente por la certeza de sentirse querido o por un simple abrazo auténtico, cálido y prolongado.

8. Profundizaron en la conexión espiritual o mental

No importa si uno es religioso o ateo: este punto va más allá de la pura trascendencia espiritual. Yo soy ateo, pero puedo entender el concepto y respetarlo; quien no se sienta cómodo con ello puede pensar simplemente en términos mentales.

La introspección generosa, el autoconocimiento sin ahondar en sentimientos de culpabilidad, la paz mental, aportan un mejor balance hormonal, y esa relación está científicamente establecida.

No hablamos de cosas etéreas ni de poner velas perfumadas e invocar a los espíritus (o sí, si ello aporta paz), sino de conocernos y hallar la tranquilidad.

Todos los médicos saben del efecto placebo y que tiene poco que ver con la simple sugestión: no significa que uno crea que ha mejorado, sino que uno realmente mejora, y los análisis objetivos pueden constatarlo.

Un electroencefalograma a un monje budista meditando muestra un patrón de ondas cerebrales muy diferente al del común de los mortales, y seguramente también un paisaje endocrino e inmunológico mejorado.

La psiconeuroinmunoendocrinología no sólo es una palabra extraordinariamente larga, sino una cada vez más constatada realidad.

9. Tenían fuertes razones para vivir

Tal vez la más lógica y, a la vez, la menos obvia, pero una consecuencia de algunas de las demás: los lazos personales, la profesión que nos apasiona, los hijos a los que queremos ver crecer, los hermanos y los padres a los que no queremos abatir de dolor con nuestra pérdida…

La recidiva

Escribo este artículo en febrero de 2015. A mi mujer le detectaron hace una semana una nueva recidiva del tumor cerebral que padece desde hace 10 años.

[Actualización: desde esa fecha las cosas han ido mucho mejor. Aquí escribí un artículo con lo que ha sucedido desde entonces]

Aún es pequeño, pero se supone que inoperable. Oncólogos y radiólogos ya se han puesto en marcha para ejercer sus funciones de notarios de experimentos fallidos, y mi mujer intenta poner orden en todas las ideas contradictorias que recibe, en todos los sentimientos múltiples que la abordan. Mis ideas ‘revolucionarias’, por un lado, los cantos de sirena de los médicos, con sus venenos inútiles, por el otro.

Lo comento porque considero necesario ser honesto. Sé que algunos pueden sentirse decepcionados, como si creyeran que poseo la respuesta mágica a un problema tan complejo, pero está claro que no es así y, además, un sistema no puede funcionar si no se aplica bien.

En lo que más hemos fallado ha sido en el punto 3 del anterior listado de 9 puntos: no hay nada que hacer si un enfermo no es del todo consciente de lo que se juega y no pone todo de su parte. Y tampoco si la vida te pone a prueba con circunstancias vitales adicionales excesivamente duras.

A pesar de que los médicos le habían dicho ya hace tiempo lo que le esperaba; a pesar de que intenté que fuera plenamente consciente de que no podíamos andarnos con medias tintas, no hay nada que hacer si no es el enfermo quien se ocupa, con total responsabilidad, sin fisuras, de su tratamiento. Por la parte que me toca, ahora sé que decir la verdad dura y sin componendas puede ser mucho más beneficioso que las medias verdades compasivas.

Después de mucha lucha conseguimos abandonar Madrid  y su bullicio, para volver a nuestra tierra, Asturias, en busca de mayor calidad de vida y del cariño de nuestras familias, pero el proceso ha sido demasiado accidentado y dificultoso: una de nuestras hijas ha tenido muchos problemas de salud; problemas físicos congénitos que han requerido 3 operaciones (y la medicina convencional ha sido la que la ha salvado, lo digo bien alto), y en cuatro ocasiones estuvo a punto de morir (jamás olvidaré una de ellas, la más dura, que quedará grabada en mí para siempre, con la tinta indeleble de la desesperación inabarcable).

Cambios de domicilio, meses con mi hija hospitalizada, asumir nuevas tareas, una vida que debería haber sido más tranquila y se tornó caótica, hábitos de alimentación difíciles de mantener, muchas medidas que deberíamos haber seguido y que se quedaron sin aplicar, el sacrificio de un menor sueldo a cambio de tranquilidad: la tranquilidad que no llega y el sueldo que se queda.

Un primer trabajo en Asturias donde topé con personajes ínfimos y miserables. Un segundo trabajo donde por fin parece que me rodeo de seres humanos. Muertes de seres queridos, la vida que pone las cosas muy difíciles. No es posible que el tumor no terminara por aprovecharse de esa vida desestructurada.

Es muy difícil afrontar un proceso que requiere calma y estrategia en medio de una vida caótica y dura. He estado callado en el blog durante más de un año porque no tenía tiempo para escribir y mi mujer y yo no hemos hecho otra cosa que trabajar y atender a nuestras hijas.

Pero ahora el problema puede ser una ventaja: los médicos se irán retirando poco a poco hasta desaparecer por completo, incapaces de aportar una solución; mi mujer, que sabe ya, sin fisuras ni alternativas, que la esperanza debemos labrárnosla solos, parece por fin dispuesta a asumir esa responsabilidad en su tratamiento que antes nos ha faltado.

Ya no queda más alternativa que ir a por todas.

A partir de ahora

Me gustaría que, en esta nueva etapa del blog, Cáncer Integral sea un foro, un divisadero, una plataforma de opinión donde compartamos experiencias y datos

Sólo soy el altavoz de lo que otros han descubierto, pero esas personas forman un nutrido grupo. No estamos solos. Por esa razón me gustaría seguir recibiendo la voz de enfermos, familiares, científicos, bloggers alternativos, exitosos aplicadores de terapias, médicos honestos que apoyan esta labor y hasta investigadores en oncología traslacional que me han dado el espaldarazo teórico y el apoyo emocional que tanto necesitábamos.

A todo ellos les envío mi agradecimiento por su presencia: el blog continúa y espero seguir contando con ellos, con vosotros.

A partir de ahora intentaré incrementar el ritmo de publicaciones, con artículos menos extensos pero mucho más prácticos, focalizados en técnicas, alimentos, moléculas o suplementos concretos, que conformarán una telaraña de acciones sinérgicas enfocadas a vencer.

Investigar, escribir y mantener este blog lleva mucho tiempo y algo de dinero. Si crees que te he ayudado con este artículo, puedes donar la cantidad que quieras (el Karma te lo agradecerá ;))




Controlar el cáncer es posible. Suscríbete y obtén Gratis la Guía de la Dieta Cetogénica contra el cáncer

137 Comentarios

  1. Ánimo Alfonso!
    Encantado de que vuelvas a retomar tu blog.
    Un abrazo
    Joan

    • Hola, Joan,

      Muchas gracias a ti por tu comentario

      Un abrazo

      Alfonso

  2. ¡Qué cantidad de información, que ya había leído, recopilada en un mismo artículo! qué bien expuesta y tratada. Gracias.

    Ánimo y a sacar todo lo que se pueda de esa ventaja que anticipas.

    • Muchas gracias a tí, Luis

      Y felicidades por tu blog. En otro artículo escribí que bloggers como tú hacéis más por la salud que buena parte de los médicos

      Un abrazo

      • Hola Alfonso, leí tu blog y me gustó mucho. Hace algún tiempo, diagnosticaron a mi mamá con Cancer cerebral, Gliomatosis Cerebri para ser exacto, el pronóstico no era alentador y en vista que la medicina tradicional no ofrecía mucho, decidimos explorar mecanismos paralelos o alternativos. Trabajamos mucho en la alimentación, suplementos y medicamentos naturales que ayudaron mucho a mi mamá. Hace 5 meses que empezamos el tratamiento y es su último examen no sólo mostró una evolución favorable, sino que ya está caminando mejor y los dolores de cabeza han disminuido notablemente. No sé exactamente, de todo lo que probamos qué funcionó o si fue la sumatoria de todo, pero lo cierto que hay una evolución que desconcierta a los médicos. Escríbeme a mi mail, si quieres más detalle de la medicina alternativa y natural que le administramos, quizás pueda ayudar a tu esposa también. Un abrazo

      • Hola, Adan,

        Gracias por compartir vuestro caso y me alegro mucho de la evolución favorable.

        Si quieres puedes acudir al foro de cáncer integral http://foro.cancerintegral.com/ y exponer tu caso. De esa forma ayudarás a los demás pero también recibirás más feedback de toras personas, no sólo de mi

        Un abrazo

  3. Hola amigo…Yo también viví una situación muy difícil y dolorosa con una persona, un familiar muy querido en ese momento, mi marido, cuando en el año 1992 hace veintiun años le diagnosticaron una enfermedad grave. En mi afán por buscar una cura nos alejamos totalmente del convencionalismo, pero no dejamos la medicina en su totalidad, pero sí la medicación. El cambio total de la dieta que esta persona seguía seguido de unas pautas de otras medidas naturales y maravillosas, nos dio unos resultados que aunque sí esperábamos, no dejaron de sorprendernos y de maravillarnos. Esa persona a la que me refiero sigue viva y haciendo una vida normal. También he de decir que esa enfermedad fue un antes y un después en nuestra vida, ya que no solo la enfermedad en cuestión mejoró, sino otras muchas anomalías también lo hicieron, como pudo ser presión arterial elevada, una anemia denominada microcitosys-hypocrómica, desapareció totalmente y lo que mas nos maravilló fue la desaparición de una lesión de corazón “incurable” según afamados cardiólogos y que incluso ahora después de tanto tiempo nuevos especialistas dicen que posiblemente hubiese sido un error de diagnóstico, cuando los análisis en esa época corroboraban que sí existía.
    Lo que en principio nos pareció una gran tragedia pudo ser lo mejor que nos haya pasado en la vida, ya que nuestra alimentación y nuestra forma de vida dió un giro abismal y con ello también nuestra salud y nuestra vida en general.
    No deja de ser cierto que el paciente tiene que colaborar y estar dispuesto y convencido de los resultados positivos y hacerse dueño de su vida y no dejar toda la responsabilidad de su salud en manos de los médicos. Aun en el caso de que siga con la medicina convencional puede aportar terapias alternativas, un respeto por la dieta y por las emociones. En este caso así era y los resultados fueron maravillosos.
    No quiero decir con este comentario que todo el mundo pueda curarse con remedios naturales, eso no lo sé. Lo que sí digo es que en nuestro caso funcionó y que también estoy segura de que fue la unión de todos los componentes que decidimos incorporar a la dieta los que obraron el milagro .

    • Hola, Paula,

      Muchas gracias por aportar tu información y por dar tu testimonio y tu sentido común, tan valiosos ambos

      Un saludo

      Alfonso

    • HOLA PAULA, ACABO DE LEER TU CASO Y ME GUSTARÍA SABER LOS CAMBIOS PASO A PASO QUE HICIERON PARA LLEGAR A ESTE FELIZ TERMINO. GRACIAS DE ANTEMANO.

      ATT. JAVIER VERGEL

  4. Hola Alfonso!

    Este tiempo atras te he seguido con interes y siempre he pensado que estabas en lo cierto con lo que decias.
    Por desgracia, para nosotros el pasado Agosto mi mujer nos abandono, posiblemente por haber fallado un poco en todos los puntos que enumeras, pero tambien opino que el primer fallo fue en el numero tres.
    Os deseo lo mejor y que afronteis el futuro con la mayor suerte posible, os lo deseo de todo corazon.

    Un abrazo muy fuerte.

    Jose Vargas.

    • Hola, Jose,

      Lo siento muchísimo. Lamento profundamente tu pérdida y deseo que todo lo demás te vaya muy bien a partir de ahora. Ya sabes dónde estoy.

      Un abrazo

      Alfonso

  5. Hola Alfonso,

    Muchas veces me preguntaba el porque de tan larga ausencia, he echado de menos tus articulos tan interesantes, informativos y tan bien expuestos.

    Me he sentido muy identificada con este post, mi pareja tiene un glioma, tratado con radioterapia hace dos anios y de momento todo va bien. Pero siempre con la incertidumbre del.. y “si vuelve?”

    Mucho animo Alfonso, a veces hay que tocar fondo para tomar impulso y salir con mas fuerza y vosotros la sacareis de esa ventaja que vislumbras.

    Un abrazo

    Maria

    • Hola, María,

      Muchas gracias a ti. Ten por seguro que tenemos más armas de las que creemos, y que hay muchas personas en situaciones aún más difíciles que consiguieron salir adelante.

      Y tienes mucha razón en lo de que, a veces, es necesario estar en una situación muy complicada para reaccionar.

      Os mando un fuerte abrazo

      Alfonso

  6. Hola Alfonso, gracias por estar de nuevo compartiendo tu sabiduría. Yo también llevo algunos años siguiendo esta enfermedad y te aporto algunas ideas. Creo que es fantástico lo de la dieta cetogénica, pero, lamentablemente, la base de la dieta cetogénica son los productos de origen animal, que son los que carecen de carbohidratos. Pero los alimentos de origen animal, la proteina en concreto, favorecen el desarrollo del cáncer. Supongo que habras leido El estudio de China… En caso contrario te animo a que lo leas cuanto antes… Sabiendo también que los productos animales son acidificantes, llevo tiempo dándole vueltas a una idea que a su vez es un reto, una : una dieta cetogénica de origen vegetal. Es más complicada pero tal vez sea posible: cocos, aguacates, aceitunas, macadamias y hojas y vegetales verdes y acuosos con porcentajes mínimos de carbohidratos (lechugas, canónigos, espinacas, rucula, perejil, escarola, batavias, diente de león, pepino, apio..). Dieta depurativa, alcalina cruda y vegetal… La sinergia perfecta. Me gustaría conocer tu opinión.

    También me gustaría saber tu opinión o tu ranking de suplementos para apoyar la dieta y, en concreto, que te parece las enzimas proteoliticas, las megadosis de vitamina C y las arabinoxilanos.

    Gracias y un saludo.

    • Hola, Paco,

      Muchas gracias a ti por tus comentarios y por tu apoyo 😉

      Voy a estar en desacuerdo con algunas cosas que dices, y te aportaré mis razones, pero es importantísimo para mí recibir comentarios como el tuyo, que me aporten visiones distintas y que puedan mostrarme dónde podría estar equivocado.

      Conozco el estudio de China, de hecho lo comenté hace tiempo con algún lector (tal vez contigo, no lo recuerdo): el hecho es que este tipo de estudio suelen mirar allí donde hay luz, y suponen que una de las variables que es ‘el sospechoso habitual’ es quien produce el efecto observado, cuando la ‘culpa’ de dicho efecto puede ser de otra variable implicada.

      El hecho de que nos encontremos ante un sistema multivariable hace que las respuestas sean muy complejas. Voy a intentar escribirte algunos puntos

      – Ingerir una cantidad correcta de proteínas es imprescindible para mantener la salud inmunitaria y la masa muscular.
      – Las proteínas de origen animal son, en su inmensa mayoría, las mejores fuentes de proteínas en lo que se refiere a que aportan todos los aminoácidos esenciales y en su digestibilidad, salvo la spirulina, un microorganismo (no es un alga ni una planta, en realidad) que tiene casi un 70% de proteínas completas y de enorme digestibilidad.
      – Una dieta cetogénica no tiene porqué ser hiperproteica, sino que aporta lo justo para reponer los ‘ladrillos’ corporales perdidos
      – Hay estudios que demuestran que las proteínas se sitúan en un escalón intermedio entre carbohidratos (peores) y grasas (mejores) como promotoras del cáncer. De ahí que sea tan importante tomar la cantidad adecuada y de las mejores fuentes.
      – Dos proteínas de las que sí hay indicios de posible relación con el cáncer, sobre todo en lo que respecta a su condición de alérgenos son el gluten y la caseína. El gluten se elimina en la dieta cetogénica, y respecto a la caseína hay un terreno lleno de grises, y no tengo las cosas tan claras, pero para estar del lado de la seguridad podríamos, simplemente eliminarlo de la dieta al no consumir ninguna fuente de lácteos o sólo ghee de fuente orgánica
      – Lo de la acidez y la alcalinidad lo he leído muchas veces, pero no hay evidencia de que sea cierto: el ph de la sangre se mantiene en un estrecho margen gracias a los ‘amortiguadores’ que segrega el cuerpo para que eso sea así, no importa lo que ingieras.
      – Al respecto del cáncer, la acidez es una consecuencia de tumores avanzados y agresivos, que segregan, debido a su metabolismo, altas dosis de ácido láctico. Pero eso no es así en tumores más ‘benignos’ o en aquellos cuyo principal combustible metabólico sea la glutamina y cuyos productos de desecho basados en amonio son más básicos.
      – Es cierto que las células tumorales tienen invertido el gradiente de ph: las normales tienen un ph interno más ácido y externo más básico, y en las tumorales es al revés, pero no hay evidencias de que sea una causa y sí una consecuencia
      – Los problemas de la carne no preovienen de la carne en sí, sino de lo que comen los animales y lo que les inyectan: comen grano lleno de Iomega 6, y ellas mismas producen carne llena de omega 6, proinflamatoria. Y les inyectan productos como factores de crecimiento y antibióticos, que pueden pasar al torrente de quien la ingiere y producir un desastre a largo plazo en la flora intestinal, base del 70% del sistema inmunitario. De ahí que recomiende consumir carne en moderación pero a condición de que sea ecológica de animales alimentados con pasto o de caza

      En definitiva: estoy de acuerdo en que no hay que abusar de las proteínas (y deben ser de animales orgánicos), vengan de donde vengan, de ahí que no recomiende un dieta cetogénica que sea hiperproteica.

      De hecho me parecen bien todos los alimentos que recomiendas, pero añadiendo esas fuentes orgánicas de proteína animal en moderación: pescado, caza, animales criados en libertad con pasto, marisco, huevos, ghee…

      Hay estudios que demuestran la eficacia de la vitamina c a altas dosis, y profesionales que han tenido grandes éxitos con su aplicación combinada, por ejemplo, con DHA, pero generalmente requiere la intervención de un centro que lo aplique, no es tan sencillo de aplicar por un enfermo en su domicilio.

      Las enzimas proteolíticas han demostrado en modelos con animales, eficacia anticancer, pero no sé en qué medida si las comparamos con toras que también lo han demostrado. Lo bueno de una estrategia basada en dieta y suplementos que no tienen efectos secundarios es que pueden tomarse muchos para asegurarnos de que cubrimos todos los aspectos bioquímicos posibles.

      De los arabinoxilanos no tengo tanta info, pero sí sé que hay algunos estudios que sugieren su eficacia como potenciadores de las Natural Killer. De nuevo, no sé en qué puesto de ese escalafón de efectividad se encuentran.

      Por último, te confirmo que mi idea es publicar los suplementos que considero más necesarios, en una lista que podamos discutir, no sólo en lo que respecta su utilidad global sino para controlar las marcas y que realmente aportan lo que dicen aportar

      Espero haber te ayudado con mi comentario. Como siempre digo, no poseo el conocimiento absoluto ni la certeza de estar haciendo todo de forma correcta, así que te vuelvo a agradecer tu aportación.

      Un abrazo

      Alfonso

      • Hola, Moris,

        Totalmente de acuerdo con que el sentido común debe ser nuestro guía y que aquello que nos ha conformado como especie sigue actualmente en nosotros.

        El tema de las proteínas es muy complejo y hay multitud de estudios contradictorios. Creo que el problema no radica tanto en la proteína en sí sino en aquello que la acompaña. Sigo el blog de Fittness revolucionario y es una excelente fuente de información contrastada y honesta

        Gracias por el comentario y un saludo

        Alfonso

      • Hola,mi consulta es me puedes decir una dieta a seguir para mi sobrino el está con un tumor cerebral ,es un glioblastoma multiforme inoperable,esto lo supimos 2015 ,y hasta ahora mi cuñada lo tenía con una dieta vegana solo verduras e inyecciones de muerdago,el estuvo muy bien hasta un mes más o menos atrás q empezó a decaer después q el doctor le dijera q tenía q hacer una lista de las cosas q quería hacer antes de morir .ahora el no quiere comer nada sólo agua ya estuvo con crisis y convulsiones en el hospital ..Entonces q podemos hacer…el no come nada ..orintame por favor….

      • Hola, Catalina,

        Lamento mucho vuestra situación,pero debes entender que no se puede hacer una consulta así en un comentario de un blog. Por favor, en el foro tienes a tu disposición más recursos y, si te das de alta, gratuitamente, y expones vuestro caso, entre todos nos ayudaremos, pero recuerda que a veces hay situaciones que alcanzan un punto en el que es muy difícil que se revierta.

        Espero que en el foro podamos echarnos una mano y lo lamento

  7. Muchas gracias por tu aporte, me ayudaste a concretar varias cosas, sobre todo lo que mencionas respecto de tomar el control de la enfermedad nosotros mismos. Me pasa con mi esposa (cáncer cérvico-uterino) que a veces siento que voy muy aprisa en la investigación, comprensión y aplicación de las estrategias de curación y tengo que esperarla a que ella reaccione. Admiro las iniciativas como la tuya, yo recién reorienté la mía aprovechando el camino andado en la diabetes revertida en mí y ahora dirigida al cáncer como una forma de ayudar a mi esposa y por consecuencia a las demás personas de mi comunidad que padecen cáncer. . . Un gran abrazo desde Caborca, México!

    • Hola, Manuel,

      Sí, es difícil que el enfermo asuma tanta información, que contradice de forma tan tajante la versión oficial (dos oncólogos le dijeron, sin inmutarse, que lo de la dieta y los suplementos eran cuentos chinos que no le servirían para nada)

      Me alegra estar en contacto de personas como tú, porque las entiendo bien: personas que cogieron las riendas, que no se contentaron con lo que se les decía y que superaron, con medidas prácticas, su problema. Ten por seguro que lo que solucione una diabetes irá a favor del cuerpo y en contra del tumor.

      Un fuerte abrazo

      Alfonso

  8. Estudia la Dieta Budwig y el uso que hace del champagne para atacar los tumores cerebrales.
    Un dia feliz,hoy y siempre.

    • Hola, Victoria,

      Conozco la dieta Budwig, pero muchas gracias por tu comentario

      Feliz día también para ti

      Alfonso

  9. Alfonso, os envío un abrazo a tu mujer y a ti, y estoy segura de que saldréis adelante. La lucha contra las recidivias es dura pero no tiene por qué ser el fin de la batalla (y te lo digo yo que llevo siete años luchando contra las metástasis). Sigo atentamente tus entradas en el blog y te agradezco mucho que suministres tanta información. Felicidades por el blog. (Y qué envidia me da que estéis en Asturias, que me encanta)

    • Hola, Concha,

      Gracias por tus palabras. Esta entrada está dirigida a personas como tú, que lleváis tantos años luchando y debéis recibir información pero también el porqué y las noticias de quienes han salido adelante aplicando dicha información.

      Hay un mundo inexplorado de posibilidades que espero poder seguir transmitiendo

      Un fuerte abrazo

      Alfonso

    • hola..como venis luchando contra la metastasis ? solo con quimio?

      • Hola, Laura,

        Es difícil que los tumores cerebrales primarios metastaticen al resto del cuerpo, pero sigue siendo un tumor maligno y los médicos dicen que incurable. En un post dedicado a los suplementos comento que ella toma quimio a dosis bajas metronómicas, más dieta cetogénica, más unos 21 suplementos.

        Un saludo

        Alfonso

  10. Excelente documento muy valiosa la información, muchísimas gracias. Entiendo en medida tu desesperación en mi hogar tuvimos un caso de cancer mi hija de 21 años. Ánimo.

    • Hola, Sol,

      Gracias por tus palabras. Somos, lamentablemente, demasiados los que sabemos lo que sienten otros en nuestro lugar.

      Te envío mucha fuerza y un abrazo

      Alfonso

  11. Hola Alfonso, como estudiante de naturopatía llegué a tu blog hace unos meses buscando información sobre la dieta cetogénica. Y debo felicitarte por los buenísimos post que has aportado, sin duda totalmente recomendables. Podría decirte que me alegro de leerte de nuevo, pero no lo tengo tan claro tras leer tu último aporte. Mucha fuerza Alfonso tanto para ti como para tu esposa, sois afortunados por teneros el uno al otro. Te seguiré leyendo. Un abrazo y hasta pronto.

    • Muchas gracias a ti, Niebla, y gracias por tus palabras

      Un abrazo

      Alfonso

  12. !Hola Alfonso! es la primera vez que te escribo para felicitarte por toda la información que nos suministras de manera altruista. No se si conoces al investigador cubano Ernesto Prieto Gratacos es un pozo de sabiduría, coincide con muchas de tus observaciones. En el caso de la dieta cetogénica dice que es fundamental para niños pero que en adultos se queda corta, pues el organismo utiliza la gluconeogénesis para sintetizar glucosa que aprovecha el tumor. Ellos en su centro utilizan Metaformina para bloquear la enzima que estimula la gluconeogénesis. Yo llevo tiempo pensando si la Stevia no utilizará el mismo mecanismo para bajar el azúcar en sangre, no encuentro ningún estudio de como actúa exactamente esta planta. No es mas que una hipótesis. Un abrazo para toda tu familia.

    • Hola, José Luis,

      Conozco la labor de Ernesto Prieto y su centro de tratamietno en Argentina, así como algunos vídeos interesantísimos donde expone sus ideas.

      Si bien es cierto que la dieta cetogénica no puede ser la única medida contra el tumor, sí es la intervención dietética (si combina una cantidad adecuada de vegetales orgánicos) que más contrarresta el cáncer. De ahí la importancia de suplementar y atacarlo desde múltiples puntos bioquímicos, no sólo en lo que respecta al punto de vista físico sino mental.

      Conozco los estudios de la metformina, y sin duda puede ser una excelente opción, aunque también a veces tiene efectos secundarios. La berberina puede ser un excelente sustituto natural. La canela y el zumo de limón se complementan muy bien también ara estabilizar los niveles de glucosa.

      La stevia aporta un dulzor a nivel molecular, sin alterar la glucemia, sin aportar calorías. Y he leído acerca de estudios que hablan de un supuesto beneficio adicional de su uso, es verdad.

      Muchas gracias por tu comentario y por tus aportes

      Alfonso

    • hola, Alfonso, no sabia que el Agracejo que cuando estudiaba me enseñaron que se utilizaba para las diarreas, tuviera un alcaloide(Berberina) con propiedades tan impresionantes en diabetes, acabo de leer varios estudios. Muchas gracias por el apunte. Con respecto a la Stevia te recomiendo ver en YouTube una conferencia de la Dra Pallares y el Dr Genis Carrasco, sobre un estudio científico que hicieron en el Marruecos sobre diabetes.

      De nuevo muchas gracias por generosidad.

      Jose Luis

      • Gracias por la referencia, Jose Luis

        Un saludo

  13. Hola Alfonso.
    Regularmente me meto en tu blog u ojeo los interesantes articulos que publicas.
    Desde hace tiempo a mi tambien me interesa el tema del cancer..soy un “estudioso” amater.Se que es necesario cambiar la vision de esta enfermedad si queremos avanzar en su lucha. Que la cosa no es sencilla lo sabemos todos. Pero que hay mucha gente como nosotros que se informa del tema y que tiene sus propias percepciones tambien es cierto.Es necesario foros como el tuyo para que todas las reflexiones, intuiciones e informacion se expandan Si la medicina oficial no estuviera tan encerrada en sus corset. y fuera valiente para aceptar y potenciar otras miradas sobre el cancer ..haria que toda la posible informacion de tratamientos no ortodoxo, que la gente utiliza, sirviera para crear y abrir nuevas vias de lucha.
    Una de ellas esta relacionada con el enlace que te envio,Creo que es una via interesante de investigar.
    Un saludo y gracias por mantener este foro y esta puerta abierta a la esperanza,que creo que es un elemento clave.

    http://www.elconfidencial.com/alma-corazon-vida/2015-02-12/la-sustancia-repudiada-que-obliga-a-las-celulas-cancerigenas-a-suicidarse_708164/

    • Hola, Manuel,

      EL aceite de cannabis es una de las más prometedoras sustancias en el panorama. Los casos de personas que han remitido su enfermedad gracias a ella son abundantes. De hecho, encontré hace tiempo una página que enseñaba cómo preparar uno mismo el aceite y las dosificaciones aconsejadas y forma parte del arsenal potencial si las medidas actuales no funcionan, junto con unas cuantas más.

      Todos quienes aportamos una visión heterodoxa debemos estar en contacto, porque son los heterodoxos quienes aportan valores diferenciales que pueden impulsar un avance.

      Muchas gracias por tu comentario y un saludo

      Alfonso

  14. BRUTAL, simplemente BRUTAL este post. En mi familia todos los solteros han muerto de cáncer y este tema ha sido una de mis obsesiones. Como ingeniero que soy ver como se plantean la enfermedad los médicos, me produce una mezcla de vergüenza ajena, miedo y rabia. De entre todas las hipótesis que circulan sobre el origen del cáncer, la que ha día de hoy tiene mas papeletas para mi a día, es que proviene de un hongo. Explicaría un 100% de los nueve puntos que destacas en la mejora del cáncer y algunos (muchos) mas que lo favorecen.

    Un familiar muy cercano ABSOLUTAMENTE desahuciado por la medicina tradicional por un cáncer se salvo “milagrosamente”. Le daban una semana de vida, y lleva mas de diez años viviendo desde entonces. Yo también creí en su día en que era un milagro, pero hoy lo tengo clarísimo. No le dieron tratamiento ninguno por lo que dejaron sus defensas “sin quemar” y estuvo una semana agonizando en la que le dieron a su cuerpo la oportunidad de “purgar los excesos”, pero principalmente estuvo una semana sin comer. Por fuerza su nivel de azúcar en sangre se tuvo que regular perfectamente, y sin azúcar en sangre el cáncer muere.

    Por favor ponte en contacto conmigo, ha sido una suerte recibir un correo con este post, cuando había dado por desaparecida esta página.

    • Hola de nuevo, Moris,

      Gracias por tus palabras. No sé si el cáncer proviene de un hongo (o debido a un virus o a un parásito, como apuntan otras fuentes), pero desde luego no seré yo quien se sorprenda si se demuestra que es verdad.

      Lo cierto es que, como apunto en el artículo, las sustancias que son antivirales y antiparasitarias (y antifúngicas), suelen ser antitumorales. Bien porque todos esos procesos compartan una base común o bien porque exista en ella una relación causa-efecto, lo cierto es que esa particularidad está bastante bien establecida.

      Lo de tu familiar es una historia más frecuente de lo que se piensa, pero es difícil que alguien extraiga alguna conclusión, salvo que lo viva en sus propias carnes. Una semana sin comer puede no ser suficiente en algunos casos para que el cáncer muera, pero tal vez en algunos otros sí. Además, a los 3 días sin comer, el sistema inmunitario se regenera por completo. El ayuno como poderosa fuerza terapéutica se conoce desde hace mucho tiempo, pero a ver lo que tarda en su puesto un médico que recomiende a sus pacientes pasarse ni un sólo día sin comer.

      El email de contacto del blog es: cancerintegral@mail.com

      Gracias por tu comentario y un saludo

      Alfonso

    • Gracias por tu testimonio. Me gustaria saber que hizo tu familiar para recuperar su salud ademas de una semana de ayuno. Tengo un conocido con cancer y ademas de cambiar la dieta me gustaria saber darle mas recomendaciones .Gracias.

  15. Hola Alfonso

    He leído con mucho interés tu artículo. Hace 6 meses me diagnosticaron un colangiocarcinoma, un tipo de cáncer muy poco frecuente (y menos a mi edad, 45 años) y muy avanzado, con lo cual la medicina oficial me lo ha puesto muy negro.
    Estos meses han sido muy intensos. En seguida me puse manos a la obra, cogí al toro por los cuernos y estoy haciendo todo por curarme. Tuve la suerte de que cuando me diagnosticaron estaba muy fuerte, además creo en lo alternativo (a pesar de ser enfermera y trabajar en lo “convencional”) y creo que mi mayor suerte es que soy extrovertida, y al compartir mi pena en seguida empecé a recibir consejos de gente conocida que había probado terapias alternativas que les habían funcionado. En seguida pensé: ¿y yo por qué no? De momento me encuentro muy bien, si no lo digo nadie sabe que tengo cáncer, estoy animada, contenta y esperanzada.
    Esta semana ha sido un poco dura. A pesar de que el escáner dice que el tumor está igual, lo cual para mi es buena señal, especialmente por lo bien que me encuentro, la oncóloga me ha recordado, como siempre que tiene ocasión, que esto va a ir a peor. He estado triste, pero he seguido a lo mío, con mi dieta, mis plantas, mi meditación y mi vida social, por nombrar algo de lo que estoy haciendo. No son conscientes del daño que hacen con sus sentencias…
    Por eso te decía que leer hoy tu artículo ha sido confirmar que sí, que se puede, y poner fin a esta semana de sombras. Mi pareja y yo hemos leído los puntos comunes a las personas que se han curado, y me he puesto a cantar por la casa: Los cumplo todos!! Me voy a curar!!
    Te cuento esto sobretodo para darte ánimos en estos momentos duros, para agradecerte infinitamente por tu blog que tanto me ha ayudado (cuando empecé con la dieta cetogénica no encontraba nada de información)y para recordarte a tí y a tu mujer que sí, que se puede!!!

    Me despido con una frase que me mandaron ayer y que me parece muy adecuada:

    “Los que aseguran que es imposible no deberían interrupir a los que estamos intentándolo”

    Un abrazo enorme.
    Pilar

    • Hola, Pilar,

      Todo este blog y el esfuerzo que supone cobra sentido cuando recibo comentarios como el tuyo.

      Sólo puedo darte las gracias por compartir conmigo tu historia y por saber que podemos enviarnos fuerza mutuamente.

      La demagogia reside en el derrotismo y en asumir sin un ápice de pensamiento propio lo que se nos dice. Pero el destino lo escribimos nosotros.

      Muchísimas gracias de nuevo y un fuerte abrazo

      Alfonso

  16. Una pena que hoy en dia se siga utilizando la desesperacion de la gente para escribir articulos gan demagogicos como este. Espero que ninguna persona decida prescindir de tratamientos PROBADOS y que se ha podido que se constatar que funcionan para utilizar de remedios producto de vendedores de humo y charlatanes.

    • Voy a publicar, por supuesto, su comentario.

      A estas alturas no me sorprende nada, ni siquiera que, después de 7 años de investigar para salvar la vida a mi mujer (algo que estamos consiguiendo pese a los pronósticos funestos de los médicos), y ofrecer ese conocimiento de forma gratuita, alguien pierda el tiempo en llamarme charlatán.

      Lo de la demagogia sí que me ha hecho pensar que el mundo no tiene solución. ¿Demagogia? Te voy a explicar yo a ti lo que significa demagogia.

      En los años 90 del siglo XX, unos afamados técnicos de estadística de la Universidad de Heidelberg pusieron en marcha un meta-análisis para determinar el porcentaje de mejora que suponía la quimioterapia y la radioterapia. No eran sospechosos de abrazar ‘terapias alternativas’, todo lo contrario, estaban convencidos de que los números finales serían algo así como un 60, un 70 o un 90%.

      Los resultados: la mejora de quimio y radio en la sobrevida TOTAL era de un 2% en general y, en algunos tumores, los grupos de control vivían MÁS que los tratados. Más datos que cualquier oncólogo podrá corroborar: sólo un 8% de cánceres tienen cura mediante la quimio.

      Claro que, a veces, se aplica quimio y radio después de que la operación SÍ haya sido curativa, y el paciente se cree que todos los tratamientos han contribuido a su cura. Se va feliz, en su burbuja de ignorancia, creyendo que la ciencia y no la pura demagogia (esta sí), es la que ha estado presente en su tratamiento.

      ¿Hay cánceres que se pueden curar (o no), sin importar la etapa, al aplicarle medidas convencionales tan sólo? Sí, algunas leucemias y linfomas. ¿Y cánceres sólidos? SÓLO el de testículo. Un 8% de los casos, como mucho. Y eso son DATOS objetivos. Luego, si quieres, acude a la Wikipedia y busca la definición de demagogia.

      Pregúntale a un quimioterapeuta cuántos cánceres metastáticos o gliomas malignos se curan con quimio o radio, y cómo han evolucionado esas técnicas a lo largo de las últimas décadas y el porcentaje de mejora en la sobrevida. El 92% de los cánceres sólo podrán abordarse si están encapsulados, de ahí que sea el avance en las técnicas diagnósticas y quirúrgicas las responsables de todos los supuestos ‘avances’, que se encargan, eso sí, de publicitar para que tipos como usted se lo traguen y se revuelvan contra el objetivo equivocado: tipos como yo que pensamos de forma independiente y no nos quedamos de brazos cruzados, asumiendo como cabestros el mundo que nos intentan endilgar.
      ¿Te enteras? A lo mejor eres un troll pagado por una farmacéutica para desestabilizar (que los hay), o sólo un pobre infeliz atenazado por el miedo y la ignorancia, pero ya no tengo paciencia para soportar a esta clase de personas que son lastres para quienes queremos que el mundo sea un lugar habitable.

      No tengo porqué soportar a tipos como tú por aquí; mis energías son limitadas y deben enfocarse a tareas realmente importantes.

      ¿Demagogia?

      Verás, voy a hacer una cosa, para no repetirme: te haré un copia y pega de la respuesta que dí al único otro comentario insultante que, de momento he recibido, claro que este tipo me deseaba lo peor y aseguraba que me dedicaba a promocionar suplementos para enriquecerme.
      Está en los comentarios de este post, por si quieres ir a la fuente y enterarte de alguna cosa más: http://cancerintegral.com/el-efecto-warburg-ii-porque-es-imposible-que-la-radio-y-la-quimioterapia-sean-efectivas/#sthash.KLu86sT0.dpbs

      También te dejo un enlace al porqué de este blog, por si deseas leer más y ver lo que demagogos de todo el mundo opinamos al respecto (todos lo mismo: http://cancerintegral.com/cancer-enfermedad-metabolica-nuevo-paradigma/#sthash.VaJCRWNn.dpbs )

      Aquí te pego la respuesta que le dí al otro gran pensador

      Vamos avanzando, al menos ya no soy un cabrón, sólo un ignorante ingenuo.

      Respecto al resto de su carta, acaba usted de contestarse a si mismo y le diré porqué:

      Cuando comencé a investigar, estaba convencido, al igual que usted, de que la medicina se basaba en ciencia de la buena y que todo lo que hablase mal de quimio y radio eran supercherías de farsantes. Simplemente, no había nada mejor porque el cáncer “era un poderoso enemigo”. No cabía otra posibilidad. Estaba en el mismo punto en que está usted ahora.

      Al principio investigué nuevos avances convencionales, y la revisión histórica me llevó a comprender que dicho avance había sido mínimo. Conocía el método científico y sé que la única forma de asegurar con certeza un avance terapéutico de un compuesto es hacer estudios preclínicos y, luego, pruebas en fases I, II, hasta llegar a pruebas extensas en fase III que aseguran el espacio muestral necesario para llegar a una fiablidad estadísticas, y que involucran a miles de pacientes a veces de muchas partes del mundo.

      Y comprendí que los médicos sólo intervienen o bien cuando el medicamento ya está aprobado, sólo para recetarlo, o bien en fases tempranas de pruebas del fármaco, pero NUNCA deciden qué someter a dichas pruebas. Es una compañía farmacéutica la que determina qué compuestos podrán darle mayor retorno de inversión, no qué compuestos tendrán mayor utilidad, ni eligen los que han demostrado más eficacia in vitro o en modelos animales, sólo los que permiten que continúen su paradigma de obtener beneficios.

      No quedé limitado a los márgenes estrechos de mis suposiciones y seguí investigando, pero todo me conducía al mismo punto: la ciencia básica sabe lo que es el cáncer y qué habría que poner a prueba, pero la ciencia clínica sólo pone a prueba lo que dará un beneficio económico.
      Y para llegar a entender este punto hay que saber algo de modelos de negocio, de marketing y, también, de psicopatía. Hay que unir todo esto y entender cual es el fin último de una compañía, se dedique a lo que se dedique. Y para obtenerlo hará lo que sea, no importa lo indigno que esto sea. Los bancos son demonios del mismo nivel que otro tipo de corporaciones.

      ¿Qué pueden aplicar los médicos? Lo que determina un organismo superior a ellos luego de pruebas clínicas, que la industria farmacéutica determina. En la mayoría de los casos son unas víctimas más de este engranaje perverso, en algunos otros casos, espero que minoritarios, peleles que obtienen un beneficio económico por aplicar determinada terapia.

      Lo que hice fue suponer qué habría que estudiar si se buscase la curación, DESPUÉS DE LEER UNOS 600 ESTUDIOS DE CIENCIA BÁSICA y acudir a unos cuantos bioquímicos de universidades españolas que publicaban algunos de dichos estudios y, ante la situación desesperada que vivíamos, aplicarlos, porque su riesgo era casi nulo, su precio muy barato y lo peor que podían hacer era nada.

      Espero haber explicado, esquemáticamente, el PROCESO INTELECTUAL que me llevó a pensar de una manera hasta llegar a otra. Eso hacen las personas inteligentes y con determinación cuando encuentra un problema: indagan, no aceptan sin lucha y, en el camino, se transforman.
      Es decir, me pregunté, hace algunos años: “¿Y si estás equivocado?”, como usted me pide que haga. Y mi respuesta ahora es: sí, estaba equivocado.

      ¿Tengo ahora certezas? En absoluto, como corresponde a alguien que entienda cabalmente el método científico, pero ¿Qué otra opción queda cuando sí estoy seguro de la farsa de la terapia convencional y ante la difícil situación que vivíamos?

      Por tanto, he demostrado que he seguido un recorrido intelectual hasta llegar aquí. Puede estar equivocado, pero al menos es honesto y lo he asumido conscientemente, luego de un proceso de razonamiento bien argumentado.

      Ahora le pregunto yo a usted: ¿Cual ha sido el suyo? ¿Tal vez que de pequeño le dijeron que los médicos curan? ¿Que comprende el método científico porque le guste la ciencia y ve documentales de Carl Sagan? A mi me encanta Carl Sagan, pero ni él ni el “Muy Interesante”, ejemplos de divulgación ‘mainstream’, le contarán ciertas cosas que debería aprender por usted mismo, luego de un doloroso proceso casi catártico.
      ¿Su “ensayo doble ciego” para conocer “la verdad” es que sus familiares se trataron y viven? No, no me sirve, porque no aporta más datos, ¿Se operaron además?, ¿Había metástasis o el tumor estaba encapsulado?, ¿Cuál era su grado de malignidad?, ¿Hace cuánto tiempo del tratamiento? Porque seguro que sabe que los datos y los detalles importan mucho en ciencia.

      A lo mejor sí ha llegado a sus conclusiones por seguir un proceso mental y tener en su poder ciertos datos. De ser así, por favor, ilumíneme, aunque si me va a venir con notas de prensa publicadas por un periódico generalista, por favor, absténgase.

      Dígame, por ejemplo, estadísticas de mejora en la supervivencia global pero, IMPORTANTE, no genéricas, sino desglosadas por lo que aporta cada parte del proceso terapéutico: qué aporta la operación, qué aporta la radio, qué aporta la quimio, qué aportan los antiangiogénicos y qué aporta la prevención temprana. Ilumíneme, se lo suplico.

      Si ese proceso intelectual le ha llevado a saber lo que sabe por ver un documental de Eduard Punset (otro a quien admiro, que conste) y creer a pies juntillas que los bancos roban pero los médicos deciden con libertad lo que aplican y sólo se investiga lo que cura, le tengo que decir que, entonces, el ingenuo y el ignorante es usted.

      ¿Ha leído usted 600 estudios en inglés, publicados en bases de datos médicas? Yo sí.

      ¿Ha hablado usted con oncólogos que han abandonado la profesión, hartos de ver lo que veían sin poder hacer nada? Yo sí.

      ¿Ha hablado usted con oncólogos que siguen ejerciendo su profesión y reconocen, “sotto voce”, que protagonizan una farsa, pero no pueden emitir públicamente sus opiniones? Yo sí.

      ¿Ha hecho usted lo que yo he hecho? ¿Tiene usted base y argumentos sólidos para pensar como piensa?

      Repito: ilumíneme con ARGUMENTOS Y DATOS. Publique un blog con ellos, si quiere. Cuando lo haga le felicitaré, porque habrá tenido narices de hacer algo por alguien, incluso aunque creyese que estaba equivocado y, en ese caso, jamás me atrevería a desearle lo peor del mundo.
      Respecto a sus otras alegaciones:

      – No soy médico, pero la mayoría de los médicos desconocen totalmente los estudios de ciencia básica que deberían leer. Sólo estudian los de ciencia clínica, es decir: lo que viene después. Su función es aplicar un fármaco a determinadas dosis. Punto. Y quienes investigan, se dedican realizar pruebas clínicas DESPUÉS DE QUE OTRO HAYA DECIDIDO QUÉ PONER A PRUEBA.

      – Lo de que me dedique al Reiki y la Homeopatía es típico: su razonamiento es “si se mete con la medicina convencional, le va el rollo de la homeopatía”. Los unos y ceros, de nuevo en funcionamiento. Nada de matices. Esa manera de “razonar” se asemeja a un sofisma, y sólo es manipulación barata.

      Yo no he hablado en el blog, jamás, de homeopatía, es sólo su manera de desprestigiar un argumento que no puede atacar de otra forma que con el desprecio y la falsedad.

      Yo sólo hablo de que deberían hacerse pruebas extensas en moléculas que sí demuestran eficacia terapéutica y que debería basarse el paradigma del cáncer en sentido común y en la curación. Su frase no es más que una afirmación de que no ha entendido nada de lo que he escrito, tal vez porque no lo ha leído.

      – ¡¿Que debería superar las malas experiencias?! ¡¿Que es lo único que “me recomienda”?!

      Oh, muchas gracias por el paternalismo, pero le aseguro que lo he superado. ¿Sabe cómo? No aceptando, no rindiéndome, peleando y pensando. Debería usted probarlo alguna vez.

      ¿Sabe cómo sé que lo he superado? Porque mi mujer vive, sin cáncer desde hace 5 años, y porque tenemos dos hijas de una año.
      Como resumen, le recomiendo lo siguiente:

      “Salga de su cascarón de egolatría y pregúntese por un sólo instante: ¿y si estoy equivocado? ¿y si resulta que todo SÍ ES un megacomplot y la quimioterapia NO ayuda a curar el cáncer? ¿y si todo lo que les HAN dicho a tantos enfermos es mentira, símplemente porque estaba equivocado?”
      ¿Le suena?

      Sólo quiero añadir que lo que les he dicho a los enfermos son consejos de vida, suplementación y nutrición sencilla, que ningún daño les iba a hacer, Y JAMÁS HE ACONSEJADO A NADIE QUE ABANDONE EL TRATAMIENTO CONVENCIONAL, por si eso es lo que usted, con toda su enorme bondad, estaba sugiriendo.

      Por último: no publicaré nada nuevo de lo que me envíe a no ser que sean HECHOS y DATOS.

      Un científico como usted seguramente aprobará una medida tan razonable.

      Un saludo

      Alfonso Fernández.

      http://cancerintegral.com/el-efecto-warburg-ii-porque-es-imposible-que-la-radio-y-la-quimioterapia-sean-efectivas/#sthash.KLu86sT0.dpuf

      • Patanes como este “científico”, no merecen siquiera un par de comas como respuesta. Menos aún la deferencia de una explicación razonada y argumentada.

        El problema es que nuestra enfermedad es un negocio muy rentable para el capital. Y los órganos oficiales que deberían velar por nuestros intereses, y colaborar en la búsqueda de alternativas no inmediatamente rentables, están bajo la tutela de quienes deben ser controlados. Exactamente igual que con la Banca.

      • Gracias por el apoyo, Arturo

        Un abrazo

      • Estimado le recomiendo que lea el libro technopathogenology o su versión previa tecnogenología del Profesor Eguiazu que se halla retirado y fué el primer Dr en ciencias agrarias en el CONICET y la Universidad en Argentina. El se dedicó a los carcinógenos ambientales y fué el que detectó por primera vez la aflatoxina en el Maíz Plata.Su tesis doctoral(Stuttgart Hohenheim) trata de la detección y profilaxis de este carcinógeno Su concepto de la tecnopatogenología resume todo lo que se discute aquí. Si desea algune publicación electrónica indique aquí algún correo y se la haré llegar(gratuitamente por supuesto). Exitos!

    • Sr Jimenez tiene usted razón la gente esta muy desesperada, pero de los pobres resultados que dan las terapias probadas científicamente. Le voy a poner unos ejemplos:

      – Jose Manuel Lara, una bellísima persona muerta de cáncer de páncreas con 68 años
      – Tito Vilanova, un trozo de pan, muerto de cáncer glandular con 45 años
      – Steve Jobs la persona mas creativa del siglo 20, muerto de cáncer de páncreas con 56 años.

      • Hola, José Luis,

        Esos ejemplos de los que hablas significan que el dinero no importa, que no importa lo lejos que uno se vaya ni el ‘prestigio’ del centro de referencia, pero sí importa el conocimiento.

        Personas pobres sí han conseguido salir adelante, y ahí está la clave de lo que hace daño al poder establecido: que éste se traslada de quienes tienen dinero a quienes tienen conocimiento, de ahí que propagar el conocimiento sea tan peligroso para ese modelo, y de ahí que inviertan tanto dinero en la desinformación y el control de lo que se dice públicamente.

        Un ciudadano informado y decidido es el principal escollo de las corporaciones, de todo poder: enfermos e ignorantes somos dóciles; informados y sanos no.

        Esto YA es ‘un mundo feliz’ de Aldous Huxley, una distopía en la que quien se atreva a decir que el emperador va desnudo, lo tendrá difícil.

        Gracias por tus palabras y un saludo

        Alfonso

    • LO que es una pena, es que sin saber nada de nada, venga aquí a tachar de charlatanes a los que no creemos ciegamente en los tratamientos PROBADOS.
      Sr, mío, discúlpeme, pero desconoce totalmente la trastienda de todo el sistema sanitario. Infórmese ampliamente, y quizás, solamente quizás, se le abra un poco el cerebro para ver el tema con otro punto de vista. Claro, que no hay peor ciego que el que no quiere ver. Le deseo mucha salud.

      • Analicemos lo que hay de probado en dichos tratamientos.
        – El ya clásico metaanálisis acerca de la contribución de la quimioterapia a la supervivencia a 5 años en Australia y Estados Unidos: aproximadamente un 2%. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/15630849
        – Efectos de la quimioterapia en recurrencia, supervivencia y calidad de vida en pacientes de cáncer de color en Estadio II: menos recurrencia y más vida en quienes NO aplicaron quimio: http://link.springer.com/article/10.1007/s00520-015-2931-2
        – No se han demostrado ventajas en efectividad y coste-efectividad en Carmustina para gliomas, y aun baja para temodal: https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/17999840
        – Metaanálisis que determina pequeños beneficios y altos riesgos al aplicar quimioterapia adyuvante a enfermos de cáncer de pulmón de células no pequeñas: https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/18565615
        – No se han demostrado beneficios del Pertuzumab para cáncer de mama HER-2: https://www.nice.org.uk/news/press-and-media/long-term-benefits-of-breast-cancer-drug-pertuzumab-too-uncertain-says-nice-in-draft-guidance
        – Revisión sistemática de efectividad y coste-efectividad de paclitaxel, docetaxel, gemcitabine y vinorelvine para cáncer de pulmón: extienden la vida sólo unos meses, aunque con menor impacto en calidad de vida y coste que otras quimioterapias: https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/12065068
        – Regorafenib aporta mínimos beneficios para cáncer de colon, a costa de un elevado coste: https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/26304904
        – Elevados ratios coste/beneficio para cetuximab en cáncer de colon: https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/19666851

        Podría seguir así hasta mañana, pero resumamos con un estudio lo más moderno que se ha producido en el campo de la quimioterapia: 71 drogas comercializadas entre 2002 y 2014 http://nfrank.info/site/ckfinder/userfiles/pdf/Unitended%20Consequences%20of%20Expensive%20Cancer%20Therapeutics.pdf

        – Muchas de ellas basaron su supuesto ‘éxito’ en las pruebas clínicas en variables subrogadas como OFS (tiempo libre de progresión), y evitaron hablar de lo único que realmente importa (si eres un enfermo, claro): mejorar la cantidad y/o la calidad de la vida, porque ahí la cosa se ponía chunga.
        – Para buena parte de las quimioterapias no hay datos disponibles (y algo me dice que si fueran muy positivos todos lo sabríamos)
        – Con los datos disponibles, la mejora media en la extensión de la vida de las 71 drogas fue de 2,1 meses. La que parece demostrar mayor efectividad fue Cetuximab, con unos destacadísimos 19.7 meses (año y medio más de vida, de media). La segunda, Oxaliplatin, con 5.6 y de ahí todas para abajo, apenas un trimestre más de vida muchas de ellas, con algunas que parecen acortar la vida.

        ¿Extienden generalmente algo la superviviencia las quimioterapias? ¡Hasta ahí podíamos llegar!: claro que sí. Como para no hacerlo, teniendo en cuenta las astronómicas cifras gastadas, todo el capital humano e intelectual invertido durante décadas.

        Pero, ¿significa que estemos ganando alguna ‘guerra’? ¿Certifican los datos objetivos que estemos evolucionando? ¿Merecen la pena los costes económicos y humanos, las bancarrotas de los sistemas de salud públicos y los a veces dramáticos efectos secundarios de los pacientes para obtener estos patéticos avances?

        La respuesta es un rotundo NO, basado en algo llamado DATOS.

        Y, aun así:

        – ¿He dicho yo que nunca haya que aplicar tratamiento estándar? NO
        – ¿He aconsejado alguna vez a alguien que abandone el tratamiento estándar? NO

        Lo único que he dicho es que hay que usarlo de forma racional, con inteligencia y conocimiento, porque pensar que una sola molécula será alguna vez curativa es no entender nada de las abismales complejidades de la fisiología o, peor aún, creer que realmente ya se entiende todo lo necesario.

        Medidas combinadas como, entre otras cosas, dieta, suplementos y otros fármacos, aplicando los estudios preclínicos (los únicos que la industria nos permite tener), para bajar así las dosis de quimioterapia, tal vez nos permitan avanzar, pero seguir creyendo que la industria se saldrá de la ‘teoría de la bala mágica’, con todo el beneficio económico que esto les aporta es ser, por utilizar palabras amables, un poco ingenuo.

        Mi mujer está remitiendo cuando ningún médico daba un duro por ello. ¿A quién cree que se dirige usted? ¿A un pobre diablo sometido a la tiranía de sus prejuicios?

        Puedo explicar racionalmente, con datos objetivos, porqué digo lo que digo: he pasado de pensar como usted a pensar como ahora debido a un recorrido vital e intelectual, que me ha llevado años recorrer, tras duras experiencias personales y la lectura de cientos de estudios, y he escrito muchos miles de palabras con dichas explicaciones.

        ¿Puede usted decir lo mismo?, ¿Cuál es SU recorrido intelectual?, ¿En qué datos se basa? Eso sí: absténgase si lo único que va a utilizar son argumentos de autoridad, como los de los ‘hexpertos’ encargados de redactar las guías médicas. Vaya a las fuentes y a lo mejor alcanza esa catarsis tan necesaria para pensar por uno mismo.

        Lo mejor (y más divertido) a la hora de responder a estos comentarios es que para despedirme sólo tengo que copiar y pegar sus propias palabras:

        “Sr mío, discúlpeme, pero desconoce totalmente la trastienda de todo el sistema sanitario. Infórmese ampliamente, y quizás, solamente quizás, se le abra un poco el cerebro para ver el tema con otro punto de vista. Claro que no hay peor ciego que el que no quiere ver. Le deseo mucha salud”

  17. Excelente blog. Se lo recomiendo a todos mis pacientes de cáncer y enfermedades graves.
    ¡mucho ánimo y un abrazo!

    • Muchas gracias a ti, María José

      Un abrazo

  18. Alfonso:
    Muy contenta de haber ingresado a tu Blog. Soy medica y tambien me interesa este tema. Estoy cada vez mas convencida en la Teoria de Hammer . Sigo a Enric Corbera y creo que en la Biodescodificacion hay un eslabon importante para todas las enfermedades que determinan una muerte prematura ( antes de lo establecido en nuestro codigo genetico como especie).

    Cariños desde Argentina

    Cariños.

    • Hola, Silvina,

      No conozco esa teoría pero, como digo en el blog, estoy abierto a cualquier hipótesis y no descarto de mano absolutamente nada

      Todos los médicos son bienvenidos 😉

      Gracias y un saludo

      Alfonso

  19. Hola Alfonso
    Supongo que con tu exhaustiva investigación no habrás pasado por alto la homeopatía, concretamente el protocolo de los dres. Banerji de la India. Obtienen excelentes resultados en los tumores cerebrales combinando Ruta 6CH y calcarea carbonica en dilución decimal (sal de Schüssler).
    Siempre se puede añadir al resto de los tratamientos.

    ¡Suerte! y buen día.

    • Hola, Mª José,

      Conozco hace muchos años los trabajos de los doctores Banerji, pero el post tenía una visión con un enfoque general, no particularizando en ninguna terapia. Por supuesto habrá quien, en cuanto les que en este blog se escribe la palabra homeopatía me tachará de anticientífico y de divulgar supercherías, pero si lo peor que puede producir un tratamiento es perder 5 euros al mes y resultar inocuo, no seré yo quien lo denigre, sobre todo porque se han descrito casos tras la única aplicación del tratamiento que, como mínimo, deben invitar a la reflexión.

      Lo que tal vez tampoco sepan quienes eso dicen es que los Banerji han sido seriamente considerados y estudiados por diversos organismos y Universidades Estadounidenses, entre ellas la Univ. de Kansas y la MD Anderson. En Estados Unidos comienzan a aplicar terapias que se comprueba que funcionan, a pesar de su mala fama ‘oficial’, porque han comprobado que aportan cierta eficacia sin añadir efectos secundarios.

      Tal vez porque comprenden que, de seguir a este ritmo, no habrá sistema productivo que resista la avalancha de enfermedades crónicas que se nos vienen encima.

      Repito lo mismo que en un comentario anterior: intento no aplicar el tamiz de mis prejuicios a nada y, si se demuestra que esta terapia funciona, no seré yo el sorprendido.

      Gracias por tu comentario y un saludo

      Alfonso

  20. Esto necesita una expansión de información de fuerza Nacional y Mundial.Grupos de apoyo,psicológicos,éticos-morales y religiosos(creyentes,espirituales fé etc..)porque el peor trance despues de la enfermedad es..por estadísticas…el rechazo y la soledad del paciente sumado ésto a la resignación médica de dar por definitivo la posibilidad de cura o via alternativa de otras “terapias”.Es una buena noticia saber que hay OTRA PUERTA ABIERTA!!que impida que como última opción sea la frase del Doctor hacia el paciente..”No hay nada mas que hacer…”

  21. Hola Alfonso

    Que alegria leerte de nuevo y que tristeza al leer la segunda parte del post. Lamento lo de tu mujer y lo de tu hija. Y creeme cuando te digo que se me ha encogido el corazon al leerlo, por que estoy pasando por algo similar. No se si recuerdas en uno de nuestros ultimos mensajes que te comentaba que a mi mujer le habian detectado un cancer de mama. Lo que creo que no te habia comentado es que llevamos peregrinando casi 10 años con mi hija mayor (tiene ahora 15 años) por varios neurologos en lo parece una enfermedad neurodegenerativa todavia sin nombre. En fin, no queda sino mirar hacia adelante y sacar fuerzas de donde sea. Como todavia me quedan unas pocas, te mando todo mi apoyo y mis mejores deseos. Y permiteme un consejo, de corazon: he leido tu conversacion con el tal Alfonso Jimenez.No pierdas ni un segundo de tu precioso tiempo, ni un gramo de tu energia en intentar rebatir a este tipo de personas. No las vas a convencer por mas que lo intentes. Sencillamente ignoralas, por que son personalidades toxicas, y lo mejor que pueden hacer es cabrearte y lo peor que entres en su juego y acabes desmoralizado.
    Cambio de tercio y paso a comentar experiencias personales, por si pueden servir a alguien. Al final mi mujer, presa del miedo y las dudas, decidio hacer la terapia oficial: cirujia, quimio y radio. La decision era suya por supuesto. Yo puse a su disposicion informacion, pero al final se dejo llevar por la incertidumbre sobre los tratamientos “no oficiales” y por el miedo que le metieron los oncologos si tal cosa hacía. Aun así no nos hemos quedado solo en eso. Hemos aplicado una reduccion de hidratos, de azucares, de proteina animal, de lacteos. Esta tomado varios suplementos, muchos de los cuales ya hemos comentado en el blog. Toma tambien la crema Budwing (aceite de lino y requeson y de la que luego quiero comentarte algo mas) y luego algunas cosas que le he ido haciendo a nivel de Medicina Tradicional China (no se si recuerdas que te comente que estaba estudiandola). He podido constatar su eficacia para paliar drasticamente los efectos de la quimio en cuanto a inmunosupresion y a las nauseas, vomitos y perdida de apetito ( y eso sin tomar los antihemeticos y corticoides que le recetaban). Y no lo digo solo yo, varios hospitales punteros en EEUU ya lo utilizan. Con acupuntura y fitoterapia china. Eso ha hecho que la quimioterapia fuese muy llevadera. Casualmente, una amiga paso por el mismo tratamiento un año antes, siguiendo el protocolo oficial y paso un autentico infierno durante 6 meses. Para paliar los efectos de la radio, si que hemos mantenido el protocolo en cuanto a cremas que recetan, pero he añadido una formulacion especifica de fitoterapia china para los efectos secundarios de la radiacion (sobre todo quemaduras y astenia). La propia enfermera que le hacia los tratamientos y las curas ha quedado sorprendida de la rapidez de la recuperacion de la piel y hubiera quedado todavia mas si hubiese conocido la extrema sensibilidad de la piel de mi mujer, su extrema sequedad. Yo mismo tenia panico del daño que pudiera producirle la radiacion, pero afortunadamente no ha sido así. Ella misma ha estado conduciendo casi 40 Km para las sesiones (han sido 30), por que se encontraba bastante bien.
    En cuanto a lo que te comentaba respecto a la crema Budwing, un compañero de estudios de MTC me comento el caso de su abuelo, con cancer de prostata metastasico por gran parte de la zona pelvica y al que decidieron no tratar los propios medicos. Le recomende la citada crema Budwing y AHCC y algun cambio en la dieta. Le dieron como mucho hasta el mes de septiembre pasado. Sigue vivito y coleando y los oncologos no se creian las ultimas analiticas. Pero lo mejor no es eso, sino que ha mejorado espactacularmente de una demencia senil o quiza Alzheimer que padecia, asi como de un estado depresivo. Efectivamente, como creo que comentabamos hace algun tiempo en el blog,hay una sola enfermedad cronica: la inflamacion, que puede presentarse en distintos organos o sistemas.
    Un saludo Alfonso y te mando un poco de fuerza

    • Hola, Celedonio,

      Yo sí que me alegro de tenerte de nuevo por aquí y, al igual que tú, me entristece lo que me cuentas de tu mujer y de tu hija. Sé lo que significa intentar explicar estas ideas y recibir una mezcla de confianza y recelo. Es comprensible la elección de tu mujer: es pedirle demasiado que comprendan que esa ‘demagogia’ de la que el señor Jimenez habla, reside fundamentalmente en las argumentaciones que pretenden justificar la quimioterapia y el carácter genético del cáncer. El punto 3 del que hablo en el post es decisivo.

      Han conseguido que cada vez que alguien escucha las palabras ‘hierbas chinas’ sólo entienda ‘magufadas’, cuando todo consiste en lo mismo que cualquier mdicina: elementos químicos interaccionando, sean moléculas sintéticas o presentes en la naturaleza. La mayoría de las quimioterapias son modificaciones de moléculas naturales.

      No hay nada que a estas alturas me sorprenda. Yo, ingeniero, aficionado a la ciencia desde joven y de naturaleza escéptica, ahora creo firmemente que todo es tan simple como que hay terapias cuya eficacia no se ha comprobado científicamente, pero eso no significa que no puedan demostrarse en un futuro.

      Yo no aconsejo medidas no probadas, sino medidas comprobadas científicamente en estudios serios; en su defecto, medidas de cuya eficacia hay sospechas fundadas aunque no certezas, y también una base epidemiológica, a condición de que no tengan efectos secundarios y lo peor que puedan hacer es nada.

      Cuando un ser querido está desahuciado por la medicina ¿qué se supone que hay que hacer si no? ¿esperar a que la obscena maquinaria corporativa decida poner el dinero en investigar algo que sólo le va a ocasionar pérdidas? Ni siquiera aunque no se hubiera registrado ni un solo caso de remisión ‘espontánea’ se podría esperar que un padre, un marido o un hermano se quedara de brazos cruzados, esperando un desenlace ‘científico’.

      Pero es que, en algunos tipos de cáncer avanzado, se han registrado porcentajes de remisión espontánea de entre un 1 y un 2 por mil. un porcentaje relativamente elevado que puede ser entendido con mayor claridad si hacemos unos cálculos simples:

      Un 65% de los enfermos de cáncer avanzado aplica algún método ‘alternativo’ junto con los tratamientos convencionales.

      Por experiencia propia sé que la gran mayoría aplica medidas deslavazadas, basadas en balas mágicas, no en una estrategia integral y en un entendimiento de la bioquímica básica del cáncer ni de los procesos inflamatorios; que no se basan en un cambio de vida que persiga el tumor desde todos los ángulos bioquímicos.

      En mi paso por algunos foros de internet, en los que me registré con la intención de recibir ayuda, sólo encontré unas pocas personas que me aportaran algún tipo de información diferencial. El resto de mis energías las empleé en contestar a docenas de personas que me preguntaban a mí.

      Eso deja un exiguo porcentaje de pacientes que puede aplicar alguna medida más o menos racional, basada en estudios contrastados hasta cierto punto, y con una visión ‘estratégica’ y holística, convencidos al 100% de lo tajantes que hay que ser a la hora de aplicar dichas medidas.

      De ellos, la mayor eficacia la obtendrán los enfermos que tomen las riendas de su vida y de su tratamiento, y será una tarea más difícil si quien asume esa responsabilidad es un familiar, porque, como tú y yo sabemos, convencer es casi más difícil que vencer
      No creo que sobrepasen el 1% del total, siendo optimistas.

      Nos queda, por tanto, que de esas personas que realmente afrontan el tratamiento con las armas adecuadas, entre 1 y 2 de cada 10 consiguen vencer la enfermedad. Entre un 10 y un 20% me vale como porcentaje, sobre todo cuando la medicina no te ha dado ninguna posibilidad. Confío demasiado en mí como para dejarme vencer por un vaticinio, sobre todo cuando, en mi vida, he vencido otros vaticinios tan o más negros.

      Por esa razón lo que me comentas del abuelo de tu compañero no me sorprende, de igual forma que no me sorprende quien me cuente que la misma terapia no consiguió ningún efecto positivo. La realidad es un camino de descubrimiento y asombro donde no debe tener cabida el prejuicio sino la mirada escéptica pero también reflexiva.

      Espero que tu hija y tu mujer estén bien por muchos años.

      Bienvenido de nuevo y un fuerte abrazo

      Alfonso

  22. Buenas tardes Alfonso,

    Primero que nada felicitarte por tan excelente trabajo de investigación que nos aclaran muchas ideas a muchos como yo, que desde hace años estamos intentando encontrar un camino alternativo en este tema.
    Comentarte que tengo un carcinoma adenoide quístico desde hace algo más de 13 años, fui operado ya 7 veces y en abril seré operado una octava dado el alto grado de recidiva que tiene este tumor. Gracias a Dios este tipo de tumor es tratable solamente por cirugía, y digo gracias a Dios porque eso me libró de que me infectaran con químicos tanto con quimio como con medicamentos. Sí tuve que hacer radio hace 12 años y posiblemente tendré que volver a hacer ahora. Otra cosa de las que doy gracias es que es un tipo de tumor de muy lento crecimiento, lo que me da tiempo a concienciarme, pero su alto porcentaje de recidiva hace que no tenga un buen pronóstico. También tengo que admitir que la cabeza me ha ayudado mucho, ya que fuera de los momento en que tengo que hacerme pruebas u operarme, casi nunca pienso en que tengo cáncer porque además salvo algunas secuelas de las cirugías, no tengo síntomas.
    Lo que sí me gustaría comentarte, es que estoy un poco desorientado en cuanto al tema de los suplementos que deben acompañar a la dieta, me gustaría que me ayudes un poco con eso.

    Nuevamente, muchísimas gracias por la investigación.

    • Hola, Guillermo,

      Te agradezco tus palabras. Espero que afrontes la nueva operación con la fortaleza con que lo has hecho hasta ahora.

      Justo el siguiente artículo que estoy escribiendo versará acerca del listado de suplementos que está aportando mayores beneficios, junto con una estrategia integral de suplementación. Si estás suscrito a la newsletter te llegará una notificación de su publicación.

      Muchas gracias por tu comentario y mucho ánimo

      Un abrazo

      Alfonso

  23. Hola Alfonso,

    No conocía tu blog y he llegado aquí un poco de rebote. Llevo un par de años investigando sobre la alimentación a raíz del diagnóstico de una diabetes autoinmoune en un familiar muy cercano, y no puedo estar más que de acuerdo contigo en todo lo que dices.

    Lamento leer sobre la recidiba del tumor de tu esposa, y sólo puedo desearos lo mejor en esta travesía del desierto.

    Por otro lado, quería preguntarte si habías leído sobre Jack Kruse. Es un neurocirujano que está haciendo una investigación completamente alternativa en relación con el funcionamiento del cuerpo humano. Es un poco complicado de explicar, pero basicamente trata de que los desequilibrios (enfermedades) hay que verlos desde el nivel celular, los intercambios de energía entre células, creación del ATP y el ritmo circadiano, entre otras muchas cosas.

    http://jackkruse.com/

    Es un blog en inglés, un poco denso en sus explicaciones, pero tiene una enorme cantidad de información. Si no lo conoces te animo a que le eches un vistazo, espero que sea de interés y encuentres algo que os pueda ayudar en esta nueva etapa de lucha.

    Un fuerte abrazo y mis mejores deseos

    • Hola, Rocío,

      Muchísimas gracias por el aporte. No conocía a Jack Kruse. Intentaré encontrar tiempo para leerla sin volverme loco con tanta información que tengo que manejar 😉

      Otro abrazo para ti y espero que tu familiar vaya cada vez mejor

      Alfonso

  24. Hola Alfonso ¿Que tal va todo?
    Como sabes estimular la función del sistema inmune es fundamental para el tratamiento del cáncer. Hay muchas maneras (setas como el Ganoderma lucidum o el champiñón del sol, factores de transferencia del calostro etc). Yo acabo de descubrir una más y la comparto contigo por si no la conoces. Es el GC-maf, una citoquina estimuladora de la función de los macrófagos. Se puede comprar ya pero el inconveniente es su elevado precio.
    Un abrazo.
    Mª José.

    • Hola, Mª José,

      Sí, conocía el GC-MAF, aunque hacía bastante que no entraba en su página web. Estudié algo en su momento, pero intento aplicar medidas relativamente baratas. Estoy ahora mismo en pleno proceso de redactar un listado más o menos exahustivo de suplementos.

      Por supuesto que el GC-Maf puede formar parte, junto con otras docenas, de los tratamientos potenciales.

      Volveré a revisar la página remodelada y veré qué resultados han arrojado los estudios preclínicos, porque los textos de la web parecen prometedores.

      Muchas gracias por tu enlace: tengo tantos enlaces en favoritos que, simplemente, la información me avasalla, y necesito que personas como tú me pongan de nuevo sobre la pista

      Un fuerte abrazo y que todo vaya muy bien.

      Alfonso

    • Hola de nuevo, Mª José,

      El Karma: gracias a tu enlace he llegado a este otro: http://www.drreinwald.de/uploads/media/WorldCongress-Einzelseiten-GcMAF-2014-Web.pdf Un congreso donde se habló, en 2013 de una terapia que aplica 3 protocolos con medidas biológicas, enfocadas a aumentar la respuesta inmune, más dieta cetogénica. Todo desde una perspectiva metabólica.

      Seguiré muy de cerca tanto de nuevo el GC-Maf, como GOleic y MAP, de los cuales no había oído hablar hasta ahora.

      Ahora me toca conocer en qué se basan estas terapias, primero (aunque me hago ya una idea) y, después, deducir cómo se puede imitar estas terapias (al menos hasta cierto punto) con acciones sencillas, al alcance de cualquiera.

      De nuevo muchas gracias y un abrazo

      Alfonso

  25. Buenas tardes: recomiendas el aceite de krill. Por qué no el aceite de bacalao?
    Saludos

    • Hola, José,

      El aceite de hígado de bacalao es una excelente fuente de omega 3, con el añadido de otras vitaminas al ser un alimento mínimamente procesado. No lo incluí porque, sencillamente, se me olvidó escribirlo en el comentario.

      El aceite de hígado de bacalao fermentado de la empresa Greenpasture permite (al parecer), mantener mejor las propiedades. Dependerá de la marca que se asegure una concentración mayor o menor por gramo de aceite de DHA y EPA.

      Gracias por el comentario

      ALfonso

  26. Estimado señor Fernández

    Su testimonio me parece realmente impresionante. El amor fue su combustible para explorar el basto e intrincado mundo de nuestra fisiología en la búsqueda de respuestas sobre el terrible cáncer, pero ni toda la rica información que obtuvo está siendo suficiente para derrotar a esa terrible enfermedad.

    Es cierto lo que usted señala, la pelea contra el cáncer -y en general contra cualquier enfermedad- es un asunto personal, ninguna medicina, ninguna recomendación es suficiente si no existe la convicción de que el actor principal de esa lucha es uno mismo.

    Su ejemplo es aleccionador, todo lo que usted ha investigado está plasmado en sus artículos y en su diálogo con sus lectores. Con seguridad sus conocimientos vienen salvando a muchas personas, sea por prevención o por estar en camino a la cura. Sin embargo, ello no ha sido suficiente para terminar de rescatar a su esposa de las garras de la enfermedad.

    Los hábitos de alimentación son los más difíciles de cambiar. Si la familia no logra la misma convicción, entonces el camino será más duro.

    Sólo me cabe agradecerle y felicitarlo por haber llegado tan profundo en su búsqueda de conocimientos, así como por su generosidad en compartirlos.

    • Hola, Jorge,

      Sí, es difícil cambiar unos hábitos tan establecidos y, sobre todo, convencer. El intelecto no s epuede compartir con mucha facilidad, pero el conocimiento es sin duda el arma más poderosa.

      Sin duda es difícil, pero mucho menos de lo que pudiera parecer.

      Gracias por sus palabras y un saludo

      Alfonso

  27. Hola Alfonso :

    Ane todo bienvenido y enhorabuena por tu magistral artículo.

    Sabía que algo serio tenía que estar pasando para que hubieses abandonado repentinamente y por tanto tiempo tu querido blog. La ausencia de nuevas entradas y determinadas circunstancias personales, hicieron que dejase de seguir el blog, hasta que, felizmente, he redescubierto que seguía vivo. Y muy vivo; a juzgar por la fuerza con la que has realizado la reentré.
    Se lo que supone mantener al día un blog como el tuyo, pero conociendo un poco tu anterior trayectoria, me costaba creer que simplemente te hubieses cansado del esfuerzo y dedicación que ello supone. Ahora lo entiendo, y siento de veras todo lo ocurrido, y espero que, como has logrado hasta ahora consigas también en esta nueva etapa enderezar la situación, y salir finalmente de esa endiablada espiral de desgracias contra la que llevas luchando valerosa e infatigablemente.

    Estoy convencido de que estas en el buen camino y te agradezco, una vez más. que compartas con todos nosotros tus puntos de vista sobre el cáncer y su posible relaciòn con otras muchas enfermedades, especialmente autoinmunes.

    Sobre esta cuestión y sobre su tratamiento por la medicina oficial, puedo aportarte una pequeña historia que constituye otra pequeña gota con la que ir llenando el vaso de nuestras convicciones compartidas .

    Hace tres años mi mujer fué diagnosticada, de una enfermedad autoimune muy típica en las mujeres, especialmente a partir de una cierta edad : “Tiroiditis de Hashimoto”.

    Como probablemente sabrás dicha enfermedad, muy asociada al stress prolongado, se caracteriza por una insuficiencia tiroidea, que provoca la presencia en sangre de bajos niveles de hormonas tiroideas ( T-3 y T-4 ) y un aumento de la hormona hipofisiaria (TSH) estimuladora del tiroides. Todo ello provocado por un desorden inmunitario caracterizado por el aumento de anticuerpos antitiroglobulina ( TGB ) y antiperoxidasa ( TPO ) que actuan dañando el tiroides e inhibiendo o bloqueando la producción y absorcion de hormonas tiroideas y provocando con ello la entrada en escena de la glándula hipofisiaria y el aumento, en sangre, de los niveles de la hormona que segrega ( TSH ) con el fin de estimular al tiroides a producir mas hormonas tiroideas.
    El tratamiento oficial da por perdida, de antemano la batalla inmunitaria, que es la verdadera causa del problema, y se limita simplemente a paliar sus efectos y síntomas mediante el suministro de tiroxina sintética ( T4 ) y el posterior ajuste de su dosis mediante la conocida ténica de ensayo-error. Algo que puede tener justificación en casos en que el tiroides está definitivamente dañado, pero que es mas que cuestionable , cuando la enfermedad se encuentra en fase subclínica; puesto que, con ello termina de atrofiar el tiroides, condenando al paciente, de por vida, a la dependencia de la pastillita de marras.

    Dado que el hipotiroidismo se encontraba aún en fase “subclinica”, es decir en niveles aun bajos que no se manifiestan en síntomas evidentes y graves, tratamos de buscar otra solución por nuestra cuenta, como ya habíamos hecho en su día con el angiosarcoma de mi suegro una vez que fué desahuciado.

    Comencé a investigar por mi cuenta y di con el blog que pego a continuaciòn escrito magistralmente por otra persona que, como tu, no se resignó a los designios de las convenciones oficiales y buscó personalizar su tratamiento en lugar de ser tratado como una simple máquina con métodos estandarizados.

    http://hypotiroidismo.blogspot.com.es/

    Tras leerlo y estudiarlo a fondo y consultar las conclusiones a las que llegamos con la doctora que ya había tratado el angiosarcoma de mi suegro tras ser abandonado por la medicina oficial, comenzó un tratamiento homeopático para estabilizar la TSH y reducirla a niveles normales y una vez conseguido este objetivo ( la T-3 libre siempre estaba en rango y la T-4 era la que estaba ligeramente por debajo de los niveles normales ), continuó con un tratamiento de microinmunoterapia, con el que se consiguió en la última analítica normalizar todos los niveles ( TSH, T-3 y T-4 ) al tiempo que reducir notablemente los niveles de anticuerpos, encontrándose en la actualidad en valores próximos a los considerados normales . A finales del mes que viene tendremos una nueva analítica para comprobar si seguimos en la buena senda. Pero, sea como sea, hemos demostrado que es posible actuar sobre los anticuerpos reduciendo sus niveles notablemente, y mejorando con ello en la misma proporción el funcionamiento de un tiroides dañado pero aún funcional. Algo que los doctores “oficiales”, apegados a sus dogmas aprendidos, no contemplaban ni en sus mejores sueños.

    Sin que ello suponga ni mucho menos una descalificación absoluta de la medicina convencional o alopática, que como bien has dicho en alguna ocasión es lo mejor que tenemos para tratar lo que podríamos calificar como situaciones de crisis agudas y graves, lo que esto pone de manifiesto ( a pesar de que en los círculos oficiales a nadie le interese ) es que hay vida mas allá de los pronósticos oficiales agoreros y que situaciones como la que acabo de describir y de ser testigo y promotor con la aquiescencia de mi mujer y la inestimable ayuda de nuestra doctora, deberían hacer reflexionar a la clase médica y poner en cuestión o bajo nueva lupa muchos de los paradigmas oficiales que hoy aparecen como inconmovibles.

    A pesar de que este ejemplo nada tiene que ver con la dieta cetogénica ( aún cuando, tanto yo como mi mujer, seguimos, desde hace tiempo, una dieta con base en sus principios y muy próxima a la que defiendes ) ni con el tratamiento del cáncer, que constituyen el principal hilo conductor de tu blog, si pone de manifiesto, algo que también defiendes en el mismo; como es el cuestionamiento de muchos de los dogmas médicos sólidamente establecidos que se niegan a ser removidos a pesar de evidencias que los cuestionan y que requieren un nuevo planteamiento en muchos casos.

    El del cáncer y el de las enfermedades autoinmunes y sus tratamientos constituyen dos ejemplos, probablemente mucho mas emparentados en sus causas de lo que las apariencias sintomáticas sugieren, que estan pidiendo a voces una revisión de los paradigmas en que se basan sus tratamientos.

    Gracias una vez más por estar de nuevo con todos nosotros y por tu esfuerzo de divulgación de tus conocimientos y experiencias y te deseo a ti y a tu familia mucho ánimo y suerte para enfrentar con éxito esta nueva etapa de vuestras vidas que el destino os ha deparado.

    • Hola, Nerjeño,

      En primer lugar disculpa por la tardanza en responderte. En segundo, que me alegro enormemente de que tú también estés de nuevo por aquí y que comentes de nuevo en mi blog. Como siempre, con escritos profundos y llenos de enseñanzas.

      Tu historia tiene todo que ver con este blog que, a pesar de tratar principalmente del cáncer, tiene como objetivo reflexionar en voz alta y hacer ver que todo está relacionado, mucho más cuando hablamos de esa máquina repleta de miríadas de interrelacione bioquímicas llamada cuerpo. He leído algo del blog y me parece muy bueno. La tiroides tiene un papel central en el metabolismo y, por tanto, en el cáncer, así que tu descripción es, sin duda, muy valiosa.

      Conforme pasa el tiempo voy aproximandome cada vez más a todas las terapias oficialmente repudiadas por la medicina convencional, pero no por una simple cuestión estética (que también), ni por candidez o ingenuidad, características que no poseo, sino porque el tiempo y los hechos acumulados me han hecho ver en su pavorosa desnudez el sinsentido en que nos hallamos inmersos: hospitales llenos de personas cuya vida miserable es perfectamente reversible pero no saben cómo ni conocen a quien les ayude; conversaciones con oncólogos veinteañeros que no saben exactamente lo que son conceptos biológicos básicos y cuyo conocimiento se concentra, exclusivamente, en cómo aplicar fármacos sintéticos a determinadas dosis; que oyen sin escuchar y que sudan cuando un servidor les muestra estudios que revelan caminos llenos de sentido común y que no pueden refutar.

      Los miles de casos de remisiones de cánceres en estadio IV que inundan internet y los libros dedicados a ello no pueden ser todos un fraude. Actualmente, en todo el mundo, el cáncer YA se cura, y no de una sola manera, sino con técnicas diversas, a condición de que no se apliquen las medidas oficiales. Nunca creí que llegaría el día en que afirmaría algo así, pero este es el mundo en que vivimos. ‘The corporation’ es el documental que todos deberían ver para comprender cabalmente que la humanidad no tiene futuro, porque se dedica a permitir que sus verdugos manden.

      Espero que tu mujer siga bien, gracias a eso tan valioso llamado independencia de pensamiento. Y al amor, tan escaso y tan débil, arrinconado por la banalidad y la superficialidad contemporánea de manera tan brutal que parece un sentimiento de segunda.

      Un abrazo y gracias por tu comentario

      Alfonso

  28. Hola Alfonso. Siento que lo hayais pasado tan mal. Mucho animo!, todo pasa. Alguna vez te he mandado algun enlace por intentar aportar algo. Esta vez te hablo del que seguramente hayas oido hablar: Alberto Marti Bosch. Toma las ideas de Otto Warburg (creo que se escribe asi) y las refresca y justifica. El es oncologo que no veia que el veneno que les suministraba a sus pacientes de cancer servia para algo. Tambien es especialista en Homeopatia. A mi me ha impresionado bastante. Solo hace falta ver alguna conferencia o entrevista de el en Youtube para ver que va por buen camino. En mi facebook voy poniendo todos los avances que veo sobre el cancer, uno de ellos es especialmente importante donde un grupo de investigacion español ha encontrado un tratamiento para las celulas madre cancerigenas (bozepinib) y no encuentran manera de financiar la continuacion de dicha investigacion. Bueno, mucha suerte y relax. Saludos. Jesus

    • Hola, Jesús,

      Conozco al doctor Bosch, pero gracias por la referencia. En cambio no conocía ese medicamento del que me hablas, lo añadiré a mis referencias

      Muchas gracias y un abrazo

      Alfonso

    • Hola, Manolo,

      Gracias por el enlace. La inmunoterapia es, desde luego, un paradigma mucho más razonable que la quimioterapia, pero lo que casi me interesa más es la visión de usar combinaciones de moléculas en la búsqueda de sinergia. Y, desde luego, lo ideal es siempre encontrar medidas sencillas, no tóxicas, caseras y baratas que repliquen acciones farmacológicas.

      Si algún día tengo tiempo, me gustaría escribir al respecto, porque la inmunoterapia contra el cáncer tiene una historia que se remonta a finales del siglo XIX

      Gracias de nuevo y un abrazo

      Alfonso

  29. Hola Alfonzo Fernández, mi nombre es Brian tengo 42 años y trabajo como gerente en gastronomía pero de profesión chef. llegue a su blog mediante mi motivación por encontrar caminos acerca de la lucha contra el cáncer, habiéndome enterado hace dos meses que enfrento un cáncer de próstata el cual podría ser posible se haya extendido fuera de la glándula, pero aun no me lo han confirmado. Trato de sobreponerme a la depresión, miedo, angustia e incertidumbre que genera recibir un diagnostico de esta índole como le sucede a toda persona de enfermedades grabes. Comencé a leer sobre todo tipo de información con respecto al cáncer y como usted describe es abrumadora, es difícil diferenciar los caminos posibles a seguir en la lucha contra la enfermedad partiendo desde la desesperación y el miedo que a más de uno lleva a dejarse seducir por cualquier prometedora mejora mediante pociones provenientes desde el veneno de escorpión azul cubano a infusiones de hojas o potajes de varios tipos. hasta que uno se da cuenta de que toda la lectura de esos tratamientos después viene seguida de la corta pero exacta explicación de cómo abonarlo en importantes cantidades de dólares. Por medio de un informe en un programa de tv Argentino escuche hablar de la dieta cetogenica y me llamo la atención y comencé inmediatamente a bajar mi consumo de glucosa y consumir productos de la dieta ya que con esto no perdía nada. Lo que también me llevo a visitar su blog el cual al contrario de lo mucho leído hasta ahora no me ofrecía nada a cambio de dinero si no información al parecer muy importante y de forma gratuita y genero en mi la idea de utilizar mis conocimientos culinarios en función de aportar, mejorar y crear recetas para una dieta cetogenica pero hasta ahora he encontrado muy pocos alimentos recomendables y aun estudio lo referente a cantidades apropiadas de grasas, proteínas y carbohidratos y junto a un medidor de glucemia que me prestara hoy mi madre el cual utiliza por una enfermedad de trombocitopenia he comenzado a experimentar con números y alimentos y buscar una herramienta con la cual porque no? Luchar, y quien sabe? Aportar y quizás hasta ayudar a otros. Le agradecería mucho si dispone de información de distintos tipos de alimentos factibles para el uso en la dieta ya que hasta ahora solo he encontrado información de un par de decenas de estos, pero por sobretodo quiero felicitarlo y agradecerle el trabajo que se ha tomado en brindarnos esta información muy valiosa. Le deseo que usted y su familia estén lo mejor posible, saludos

    • Hola, Brian,
      Te pido disculpas, se me había pasado tu comentario.
      Lamento las noticias acerca de tu enfermedad, pero te aseguro que aún hay mucho que puedes hacer. respecto al listado de alimentos y las proporciones: mi intención es ampliar la serie de la dieta cetogénica con más artículos que complementen y mejores los que ya he escrito, pero para dejar constancia rápida:
      – Ya sabes que debes eliminar todo rastro de alimentos industriales, cereales, azúcares y harinas (integrales o no)
      – Consume todo tipo de vegetales, con cuidado a la hora de usar guisantes, remolacha y zanahoria, por su elevada carga glucémica
      – Limita las frutas a limones, limas, coco, aguacate y frutos del bosque (arándanos, frambuesas, moras, y alguna cereza y fresa). Moderación en el resto de frutas
      – Grasas: TODAS salvo las hidrogenadas y moderación en las omega 6: no uses, por ejemplo, aceite de girasol. Eso incluye aceite de coco (fundamental), aceite de oliva, aceitunas, aguacates, sebo, frutos secos con moderación, sobre todo nuez de macadamia, y mantequilla clarificada o ghee
      – Proteínas: consume mucho órgano interno (hígado, corazón, riñones, etc) y también cartílago, caldo de huesos, piel, tendones… Inicialmente limita mucho el consumo de carne de músculo, y limita el aporte total de proteínas a un máximo que dependerá de tu peso magro, pero que será aproximadamente de entre un 0,5 y 0,85 g de proteína por peso magro (quitando la grasa de tu cuerpo). Sé que es menos de lo que propuse en el último artículo de la serie de la dieta)
      Pescado azul, sobre todo sardina y caballa, y salmón si es salvaje

      Seguramente ya conocías estos alimentos, hay muchas variaciones de platos y otras posibilidades

      Gracias por tu comentario y un abrazo.seguro que con tu voluntad todo te irá muy bien

      Alfonso

  30. Hola Alfonso!

    Que alegría ver el blog en activo!!.
    Lo descubrí hace unos meses, yo estaba haciendo una dieta macrobiótica que me parecía beneficiosa y alcalina. Pero a partir de tu blog y sobre todo tu nivel de conocimientos adquiridos por amor a tu esposa, me hicieron plantear un cambio de dieta y hace un mes y medio que la hago, basándome en tus explicaciones y utilizando tus enlaces para hacer los cálculos.
    He notado mucho cambio en mi cuerpo y las cosas van bien.
    Diagnosticada en agosto 2014 de metástasis de mama en varios órganos y huesos después de 8 años de haber padecido uno de mama y haber sido intervenida con dos operaciones, quimio y radioterapia. A la vez me han diagnosticado de un cancer de endometrio concomitante.
    En fin…. Toda una aventura.
    Yo llevo bien la dieta, creo que es peor no curarse. Tengo mucha esperanza y la cosa va bien.
    Deseo lo mejor a tí y tu familia. Tienen un gran aliado, tienes fe, constancia y conocimientos.

    Un fuerte abrazo
    Imma

    • Hola, Imma,

      Me alegro de que hayas tomado la responsabilidad de tu tratamiento y que tires para adelante. En esa actitud puede estar la clave.

      Conforme aprendo más voy haciendo modificaciones, y espero poder sacar tiempo para escribirlas.

      Las más importantes son:

      – Hay que tomar menos proteínas de las que puse en el enlace del cálculo de la dieta. Yo las restringiría a entre 0.8 y 1 gramo por kilogramo de peso magro, incluso menos
      – Hay que comer poca carne de musculo y tomar más carne de órganos, sobre todo hígado
      – Hay que comer la parte de cartílago, piel y caldo de huesos

      Un par de suplementos que no puse en el enlace de los 45 suplementos: http://cancerintegral.com/45-suplementos-medicamentos-y-alicamentos-basicos-contra-el-cancer-una-estrategia-integral/ son la lisina y la glicina. La lisina (unos 30g al día en 3 tomas), es un aminoácido que sólo puede convertirse en cetonas, no en glucosa, de ahi que permita alcanzar mejor la cetosis, de forma similar al aceite de coco.

      La glicina ha demostrado ser un poderoso antiangiogénico

      Espero que todo te vaya muy bien y puedes preguntarme o comentarme todo lo que quieras

      Un fuerte abrazo

      Alfonso

  31. Hola Alfonso,

    Siento que en algún momento tuvieras que escribir este blog y que cada uno de los que te hemos encontrado estemos pasando por situaciones difíciles. Mi madre fue operada en marzo de un glioblastoma…. Radioterapeuta, oncólogo, neurocirujano…todo malos pronósticos…. Se te cae el mundo encima y piensas, esta gente no tiene corazón en decirte las cosas?? No deben tener madre, ni familia alguna.
    La operación salió bien, al parecer todo quitado. Le dieron radio y químico y ahora esta tomando el primer ciclo de temodal en solitario. Lleva tres noches y le ha sentado fatal… Tengo ya preparado el protocolo banerji para empezar a dárselo el lunes, cuando termine con el temodal, por el miedo a q no le haga efecto. La resonancia de hace dos semanas dice que se mantiene igual que después de la operación, pero siempre miedo a la maldita palabra recidiva….
    Quisiera dar fuerza a todas las personas que entran en el blog y están en una situación difícil. Un abrazo fuerte .

    • Hola, Esther,

      Lamento la situación de tu madre, pero te agradezco que hayas sacado tiempo para comentar y aportar tu ánimo

      Un abrazo para ambas

      Alfonso

  32. Hola a todos, estoy muy agradecido por haver encontrado este sitio, sobre todo luego de tres meses abrumodores, en los cuales a mi madre de 72 anos , le diagnosticaron un gioblastoma multiforme grado IV. Actualmente esta internada y esperando espacio para su neurocirugía, lamentablemente el hospital esta saturado y hace mas de un mes que estamos esperando un espacio, lo único que le dan los médicos son corticoides, además de losartan por su hipertensión. Dentro de todo se encuentra con buena salud, con dificultades de movimiento en el lado izquierdo del cuerpo, pero por el momento conserva su independencia. Yo por mi parte no me he quedado de brazos cruzados , y si bien no puedo hacer una dieta especial por estar ella internada, estoy suministrandole varios suplementos, sencillamente uno no se puede quedar esperando mientras ese tumor terrible crece y crece a pasos agigantados. Estoy suministrándole, vitamina C, multivitaminas y minerales, extracto de ajo, moringa, extracto de cúrcuma y bowselia, pero se que todavía es poco. Por eso les ruego que me puedan ayudar a partir de su experiencia, y así me puedan recomendar algunos otros compuestos o estrategias a seguir ,muchas gracias por su tiempo y ojala me puedan dar una mano, yo y mi familia estaremos muy agradecidos. Hasta Pronto.

  33. Hola Alfonso, buen día

    Es la primera vez que te leo, y te quiero felicitar no solo por tus conocimientos y dedicación aún sin ser médico, sino por tu valentía al proponerte en contra de la medicina convencional cuando así se requiere, me identifico contigo en eso.

    Me encanta como es lo fácil que explicas y entiendo muy bien cada tema, me hubiera gustado leerte hace dos años que perdí a mi mamá por un cáncer severo en hígado, pero bueno, no estaba en lo planes de Dios.

    Ahora estoy interesada en conocer los beneficios de tomar agua alcalina como agua de uso diario, e sport eso que dí contigo, pero la verdad no he encontrado nada al respecto, tal vez me falte leerte más, te seguiré investigando, así que si me das una ayudada te lo agradecería mucho.

    Dios te bendiga a ti y tau familia

    • Hola, Blanca,

      Lamento la pérdida de tu madre y te agradezco tus palabras.

      El tema del agua alcalina no lo he tratado aún y seguramente no lo trate en el futuro, o al menos no como la mayoría de páginas abordan el tema del agua. No he encontrado evidencias de que esa agua ‘alcalina’ ayude especialmente a los enfermos de cáncer, el tema de la acidez y de la alcalinidad está rodeado de bastantes mitos. Si quieres invertir en ese tema por algo relacionado con el cáncer, yo invertiría el tiempo en algunos otros temas que tal vez tengan más relación. A pesar de todo, no tengo certezas de que el agua alcalina no pueda ayudar, sólo que no he encontrado evidencias

      Muchas gracias por tu comentario y espero que sigas leyendo mi blog

      Un saludo

      Alfonso

  34. Que tal, me parece interesante la información pero deberías poner referencias científicas de todas las afirmaciones que haces acerca de procesos en el cuerpo. Algunas cosas me parecieron contradictorias de lo que he leído en diversos libros de fisiología y bioquimica. No es que quiera desacreditar tu analisis, pero creo que todo texto con estos fines debería tener un sustento que el lector pueda consultar. Seas médico o ingeniero, mi credibilidad es poca en este blog por la misma razón. Gracias por la informacion, es interesante y de mucho valo. Pero ese pequeño detalle, muy importante.

    • Hola, Leonel,

      Es cierto que en este post no he añadido referencias científicas, pero la explicación es sencilla: se trataba de aludir a casos reales, no a estudios. Por mucho que esos datos sean ‘anecdóticos’ son de extraordinario valor para quienes queremos obtener resultados prácticos. Por otra parte el post entero trataba de inducir una idea de ‘instinto’ necesaria para abordar el tratamiento, tan importante como los datos, que son imprescindibles, no lo niego.

      En artículos anteriores, dedicados a la dieta cometí el error de pensar que añadir los estudios en los que me basaba iba a distraer la atención, pero recibí críticas similares a la tuya (y tenían razón), así que en artículos posteriores, como los dedicados a ña quimio a dosis bajas o a la vitamina C a dosis altas incluí una parte de los estudios que había leído.

      Resumiendo: es cierto que en este artículo en el que comentas no incluí referencias, pero está hecho aposta para enfocarnos en los casos reales, y en todos los que he escrito desde entonces añado referencias que sustenten mis afirmaciones.

      Por último, te agradeceré que me indiques en qué se contradice lo que digo con esas referencias de las que hablas. En algunos libros se dicen cosas que los últimos estudios han refutado hasta cierto punto, pero me gustaría saber con precisión en dónde consideras que he dicho lo que dices.

      Gracias por el comentario y un saludo

      Alfonso

  35. Alfonso, tu blog abre esperanza para quienes buscamos respuestas. Me podrias decir que puedo hacer a favor de una persona que presenta GBM MULTIFORME, solamente le estan dando radiaciones y quimios de manera paliativa, que me recomiendas que tome para poder sacar adelante a la persona? Dios te bendiga alfonso y cuide de tu esposa. Gracias

    • Hola, Onésimo

      Gracias por tus palabras y lamento la situación de esa persona, pero debes entender que no puedo responder apresuradamente en un comentario de un artículo. para eso tengo este blog, y el paciente o el ser querido del paciente debe invertir parte de su tiempo en leer y comprender por su cuenta. Yo hago el trabajo duro de leer, investigar y organizar la información, pero no puedo hacer síntesis apresuradas, porque ésa es vuestra labor.

      Para resumir y organizar toda esa información ya escribí esta guía, accesible gratuitamente desde el blog, que es la que debes leer y espero os sirva

      Gracias y un saludo

  36. Hola Alfonso!llegue a su blog por un enlace en facebook.De alguie que tal vez al igual que yo es aficionado a la medicina natural y a los alimentos organicos.Me ha sido de gran importacia sus investigaciones, ya que estoy en contra de la comida basura como enlatados y todos los procesados industrialmente.trato de no consumir lacteos,ya que me diagnosticaron recticolis ulcerativas y cuando me han repetido las crisis la leche es fatal, creo que por la glucosa que esta contiene.A raiz de eso leo mucho a cerca de alimentos propiamente saludables. Comparto el celebre frase de Hipocrates. “Que tus alimentos sea tu mejor medicamento”. Abrazos y bendiciones para ti y tu linda familia…

    • Hola, Laura,

      Gracias por tus palabras, espero que el blog pueda serte de ayuda y que superes completamente tus problemas de salud.

      Un abrazo

    • Hola gracias por tu labor, con personas como tu se construye una sociedad mejor.
      Creo y a mi modo de entender los procesos tu morales tienen como bien sabemos muchas variables, a mi me gustaría incidir en la vía inmunológica.
      Y quería recomendarte la investigación de un opiáceo en dosis bajas que podría estimular y modular muchas otras enfermedades. Es difícil obtenerle porque se emplea para su indicación oficial alcoholismo y drogadicion.
      El compuesto es naltrexona y se emplea en dosis bajas, del orden de 1mg a 3mg.
      Existe info pero en inglés
      Con las siguientes tags Low dose naltrexone
      http://www.mbschachter.com/protocol_for_low.htm

      • Hola, Pedro,

        Te agradezco la buena recomendación, pero conozco desde hace tiempo las bondades de la Naltrexona a dosis bajas (LDN). De hecho mi mujer la toma desde hace mucho tiempo y forma parte del cóctel ‘imprescindible’ que creo debería tomar todo paciente. Hablo de ella en unos cuantos sitios del blog, en concreto en el artículo dedicado a los 45 suplementos contra el cáncer:

        Gracias por el comentario y un abrazo.

  37. En primer lugar felicitarte por tu impresionante labor;
    Con varias personas como tú y unos médicos y científicos mas espabilados el cáncer estaría acorralado.
    Me interesa mucho todo lo que aquí se expone y voy a estudiarlo detenidamente para aplicarlo de forma preventiva para mi familia.
    También quería preguntarte si para un enfermo terminal de cáncer de pulmón ya en estado de caquexia, habría en tu opinión alguna esperanza con suplementos o algún tratamiento que no sea dieta porque come muy. Se trata de mi madre, que tiene 84 años y hace 5 le extirparon un tumor quitándole un pulmón, bajamos la guardia y de repente ha aparecido de nuevo en el otro pulmón y en los huesos.

    Muchas gracias de nuevo por tu impresionante labor.

    • Hola, José Antonio,

      Gracias por tus palabras y lamento la situación de tu madre.

      Ha habido casos extraordinarios en los que un enfermo desahuciado ha salido adelante contra todo pronóstico, pero que yo sepa siempre se produce debido a una intervención personal y decidida del propio enfermo, que acepta cambios radicales en su vida: generalmente, como siempre digo, se debe a una conjunción de cambios de dieta, suplementación y mentalidad y estado de ánimo

      La suplementación con glutamina y aceite de pescado ha ayudado a enfermos en etapa de caquexia para nutrirse mejor (ellos, no el tumor). Aparte de eso, levantar las defensas con astrágalo y extractos de hongos como el coriolus versicolor, dificultar la angiogénesis con glicina y mejorar la apoptosis con Iodo (iodoral o lugol) pero habría muchos otros posibles que añadir.

      No sé hasta qué punto tu madre está por al labor ni el alcance exacto de su estado de deterioro, pero algo importante es que haga lo que le aporte felicidad: que le den cariño sus seres queridos o camine por la playa o vea una película de risa o… lo que sea que esté deseando hacer desde hace años.

      Si quieres contar vuestro caso en el foro, intentaríamos entre todos echar un cable.

      Un abrazo y que todo vaya lo mejor posible

      • Muchas gracias por tu respuesta.
        voy a seguir tu consejo y publicar en el foro el caso.
        ¿En cual crees que encaja mejor?
        Un saludo y gracias de nuevo

      • Hola, Jose Antonio

        Pues en el de “Testimonios y tratamientos aplicados”, está creado precisamente para ese tipo de publicaciones

        Gracias y un saludo

  38. Estimado veo que mencionan a nuestro profesor el fundador de la technopathogenology. Si Ud lo desea puedo enviarle las publicaciones en versión electrónica dónde realiza un meduloso análisis de los que se discute aquí. Le deseo el mayor de los éxitos en su tarea tan noble y desinteresada!!

  39. Muchísimas gracias Alfonso por la extraordinaria labor que estas llevando a cabo. Gracias a personas como tu, vamos avanzando en el conocimiento de la importancia de la alimentación en la salud, y de recuperar los principios hipocraticos en la medicina. Hay tanta confusion en este tema, que leer tu blog es un autentica maravilla, por labor divulgativa y de síntensi que realizas. Te deseo de corazón todas las bendiciones para ti y tu familia.

    • Hola, Jordi,

      Gracias a ti por tus amables palabras

      Un abrazo

  40. Muchas gracias por la abundante información seria que nos brindas.

  41. Hola Alfonso

    Primero debo felicitarte por la cantidad y calidad de información que compartis con todos nosotros en forma totalmente desinterasada y no tengo dudas de que tus acciones están seguramente ya salvando o encaminando a mucha gente a minimamente mejorar su pronóstico.

    Te queria consultar acerca de si tenes conocimiento de la efectividad de la quimoterapia y de la crotoxina que si bien entiendo no tienen resultado en todos los pacientes en muchos casos han dado muy buen resultado.

    Por otro lado vi que que estas al tanto de la terapia metabólica que aplica Ernesto Gratacos, agregarias algo basado tu conocimiento en el tema ? porque parece muy consistente con todo lo expuesto por vos.

    Abrazo enorme !!

    • perdon quise decir TIMO TERAPIA
      Gracias

    • Hola, Héctor,

      Gracias por tus palabras. La quimio mata células cancerígenas, de eso no hay duda. El problema es si eso salvará la vida del paciente. EN algunos casos (pocos), sí. EN otros, sólo laprolonga algo a costa de un gran sufrimiento. La idea de este blog es que esa arma sea más potente contra el tumor y menos contra el cuerpo.

      Ernesto Gratacós aplica un sistema que respeto mucho y que es, creo, el camino. Siempre aconsejo a mis lectores argentinos que, si pueden, visiten su clínica

      Un abrazo

  42. Buen día

    Gracias por este foro antes que nada que es excelente !
    Tema aceite de Cannavis, consigo la flor activa que tiene mas THC o la de cannavis indica que tiene CBD. Es para paciete con cancer gastrico y metastasis en peritoneo e intestino, necesataría saber cual es el mas indicado en este caso. Muchas gracias !

  43. Hola, Alfonso queria hacerte una consulta la dieta q mencionas es unicamente para carcinomas o puede ser utilizada para otro tipo de enfermedades cronicas x ejemplo las del aparato respiratorio EPOC (en distintos grados como el severo), Enfisema de pulmon x tabaquismo, x cuestiones geneticas. x favor necesito una respuesta x q como es sabido esta enfermedad es progresiva y produce un estado de depresion q hay dias q no kieres seguir luchando con tanto medicamento c/ tanta limitacion y hasta te aparacen pensamientos no adecuados para la lucha!!!!!! Gracias x tu atencion

    • Hola, Rosana,

      Lo que digo en el blog no son nunca seguridades, ni siquiera para pacientes de cáncer, sólo probabilidades que deberían ponerse a prueba en estudios extensos, pero que es difícil que alguien pague por ello. Por lo tanto, sólo nos queda lanzar hipótesis y autoexperimentar.

      Respecto al EPOC, no había mirado nada hasta que tú me has preguntado, pero he hecho una búsqueda rápida (MUY SUPERFICIAL, RECUÉRDALO), en donde parece haber ciertas evidencias que apoyarían el uso de una dieta alta en grasas y baja en carbohidratos (recuerda que eso no significa eliminar los vegetales, todo lo contrario): https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/12620524
      http://link.springer.com/article/10.1007/s00408-015-9806-7

      He encontrado otras referencias indirectas que apoyan el uso de dietas cetogénicas para enfermedades respiratorias, lo cual no me sorprende. Si te suscribes al blog te enviaré una guía rápida con una propuesta de guía cetogénica, pero también tienes en internet mucha información no específica para pacientes de cáncer

      Puedes comenzar a probarla y ver cómo te sientes, aunque recuerda que, si nunca has sguido una dieta cetogénica, puedes tener ciertos efectos secundarios durante los primeros días o semana de inicio. Prueba durante uno o dos meses y observa cómo te sienta

      También hay algún estudio que habla del posible efecto beneficioso de suplementar con N-acetilcisteína.

      Espero haberte ayudado

      Gracias y que todo te vaya bien

  44. hola aun no puedo leer a mi mama le han diagnosticado cancer al colon avanzado y que empieze con quimioterapias, estoy no se aun perdido pero leere luego, de antemano gracias, por que tenfo fe al ver este articulo se que con la voluntad de Dios y el de todos se mejorara, gracias por la luz en este momento

  45. Saludos he leido muchos articulos sobre esta cruel enfermedad que estoy enfrentan, pero este documento o mejor dicho los sitios de este autor son verdaderas joyas de información para combatir el cancer.
    Mil gracias Señor Autor

    • Gracias, Enrique

  46. Acabo de encontrat esta pagina. Que fantastica. Gracias aprendi mucho.

    • Gracias, Carmen

  47. tienes solo sueños no se le entiende nada a tu testimonio esta muy confuso y torpe

    • No sólo sueños, también tengo signos de puntuación. Si quiere le doy unos cuantos

  48. Hola. Recién conozco este blog.
    Lo felicito por los años de estudio y su investigación. Aquí estoy leyendo y leyendo y ya cansado de tanta información que brinda, muy detallada y puntual; aunque los ojos busquen descanso por tanta lectura las ganas de informarse son tantas que uno continúa, con esfuerzo, mucho esfuerzo, seguro como le ha pasado a usted. Por todo esto lo felicito y agradezco que comparta su conocimiento adquirido.

    Tengo a mi madre con cáncer renal y metástasis en hígado y pulmón, y recientemente detectaron un nódulo en el cerebro. Yo soy vegetariano hace doce años y me siento de maravillas, pero nunca logré que mi madre cambie su estilo de vida y dieta. Hace dos años nos enteramos del diagnóstico y comencé a investigar sin detenerme, hasta el día de hoy.
    Quería preguntarle, por ejemplo, ¿qué opinión le merece -ya que leí en uno de sus comentarios donde aconsejaba tener cierto cuidado con la zanahoria y remolacha- la cantidad de información que abunda en internet sobre el jugo de zanahoria, incluso hay blogs y páginas donde personas manifiestan haberse curado/mejorado ingiriendo más de 2 kilos diarios de zanahoria por día, en jugo? ¿Es realmente beneficioso esto para una persona con cáncer? Sé que eleva la glucemia, pero tengo entendido que la zanahoria, por ejemplo, tiene ciertas moléculas que actúan como antioxidantes y son buenas para convertir las células cancerosas.
    Mi madre lleva unas semanas tomando sólo 3 vasos diarios, algo así como 900 cm3. Como nunca le han gustado las verduras intento que las ingiera en jugos.

    Los médicos, tan parcos con el diálogo, no dicen mucho; no hace falta, ciertamente, es un diagnóstico difícil, lo sé. Aún así, yo no he perdido las esperanzas. Muchas pero muchas, innumerables personas, se han curado con peores diagnósticos: pero no salen en televisión, claro, las buenas noticias no venden decía Facundo Cabral. Y tenía razón.

    ¿Qué opinión tiene del aceite de cannabis y de la planta? ¿Conoce el trabajo del Dr. William Courtney?

    Mi madre ha pasado por cuatro drogas distintas. Las primeras tres: Sunitinib, Pazopanib y Everolimus. Las dos primeras debieron suspenderlas por toxicidad: insuficiencia cardíaca; Everolimus era lo mismo que nada: la enfermedad continuó y tenías efectos terribles como llagas, disnea, astenia, falta de apetito, vómitos, diarrea y demás. La cuarta fue Inmunoterapia: cero efectos negativos y al mismo tiempo cero efectos contra la enfermedad. Ahora acaba de comenzar con Axitinib, medicamento del que ya nos advirtieron tiene efectos similares al primero (sunitinib). En unos días radiocirugía por el nódulo cerebral.

    Siempre detesté la medicina tal como está planteada y ejecutada y a sus médicos que la ejercen, y todo esto no hizo más que acrecentar este sentimiento. Ir a la clínica con mi madre y ver la enorme cantidad de gente que desfila por allí, agotados, hartos, víctimas de la indiferencia de los médicos y el sistema. Yo, sabrá disculparme, a los médicos los desprecio a todos por igual, no puedo evitarlo. Verlos con sus batitas, su soberbia, su recetario y lapicera siempre a mano indicando drogas de la que ellos mismos desconocen sus mecanismos, eficacia y efectos; sólo lo saben porque así lo estudiaron: la mayoría jamás ingresó a un laboratorio ni hizo pruebas. Fernando Vallejo los define como curanderos con diploma; yo también lo creo así. Si pasara yo por lo que a mi madre le toca (y todos los días pienso que quisiera yo estar pasando por esto y no ella), jamás me pondría en manos de esa medicina que mata más de lo que cura.

    En fin, no lo apremio más con mis palabras. Si tiene alguna sugerencia o alguna palabra, será bienvenida. Gracias por su trabajo y más todavía por compartirlo.

    Saludos desde Buenos Aires.

    • Hola, Federico,

      Lamento la situación de tu madre y, aunque intento ver la parte positiva de esta medicina, su abordaje de las enfermedades crónicas está corporativizado y tienen a gran parte de los médicos sometidos

      La zanahoria en grandes cantidades incrementa la glucemia. Es cierto que no se puede comparar con los cereales o el azúcar, y aporta beneficios. Hay reportes que dicen que ha servido para ‘curar’ cánceres pero no he encontrado evidencias mínimamente sólidas. Por supuesto, no estoy descartando nada, y si se demuestra que sí sirve no seré yo el sorprendido, sólo digo que, enfocándolo desde el balance glucemia/antioxidantes, parece que hay opciones mejores

      Sí, por supuesto que conozco el tema del cannabis, al que le dedicamos su propio subforo en el foro de cáncer integral. Hay estudios esperanzadores y también grandes lagunas de conocimiento. Pienso que aún se nos escapan piezas del puzzle y el cannabis no es tan inocuo como lo pintan, pero desde luego es una alternativa muy prometedora, sobre todo en estados avanzados donde el balance riesgo/beneficio así lo requiere

      Gracias por el comentario y espero que el blog y el foro puedan serviros de ayuda

  49. Buenas tardes Alfonso, antes de nada felicitarte y darte mil y un ánimos por la lucha y divulgación que estás haciendo.

    Quedo maravillado con la gran valiosa información de este blog y las ganas y fuerzas que has y estás teniendo.

    Soy enfermero y dietista-nutricionista aunque todavía no ejerzo de ello. Como supondrás estoy siempre cerca de la vida y la muerte, el cáncer es una palabra casi normal en mi día a día así como ver como las personas que la padecen se descomponen y fallecen y como otras consiguen remitirlo. Por desgracia la figura del Dietista-nutricionista y el cáncer no se casan por no decir que es inexistente, es un tema que me llena y me motiva (sobretodo ahora al conocer tu blog) para divulgar y trabajar con estas personas a las que se les ha arrebatado su ”día a día”.

    Voy a empezar a divulgar y ayudar ya que aparte de tener la carrera (mero papelo dónde la palabra cáncer es casi inexistente) llevo maravillado y apasionado con la nutrición desde hace muchos años, lamentablemente creo que para tener éxito en esta ”terapia nutricional” la persona en cuestión tiene que verse muy perdida para querer afrontar de sopetón este cambio de paradigma nutricional, la sociedad de hoy en día no ayuda nada.

    Espero estar en contacto contigo y comunicarte tanto mis logros como mis fracasos, entre todos tenemos que luchar de forma integral contra este proceso anormal de la naturaleza.

    • Hola, Antonio,

      Me alegro de que decidas usar ese conocimiento. Los dietistas-nutricionistas que se basan en ciencia pueden ejercer una beneficiosa influencia, sobre todo para contradecir tantas mentiras vertidas durante décadas en el mundo de la nutrición

      Por supuesto, estaré encantado de que estemos en contacto

      Un saludo

  50. Animo a todos. Antes que nada tener Fe. Yo la tengo en Jesus. Si no va con sus creencias, entonces tenga fe en usted y la vida y en que debe luchar por que alguien lo necesita. Para tumores cerebrales busquen Porotocolo Banerji en la internet. Es medicina Himeopatica con excelentes resultados en tumor cerebral. O busquen en face book el grupo “tratamiento Banerji” ellos le envían la medicina desde la India por 100 dólares ! Obvio cambio de dieta y si pueden los extractos de Cannabis . Hace dos meses me sacaron el tumor que resultó según la patología maligno pero vamos a dar la pelea! Abrazos

  51. Gracias que he encontrado esta página. Sigan con esta labor estupenda

  52. Hola: un gusto en conocerte y muchas Gracias por tu publicación. Me llamo Rosana Vanesa Bonolo soy Médica, especialista en Medicina Interna, con Posgrados en Obesidad y en Diabetes.
    Leí que escribiste que por suerte no sos Médico y quería decirte que, yo, por suerte lo soy. Es por eso que a mis pacientes les hablo del estilo de vida, y las modificaciones que tienen que hacer en sus dietas. Al igual que la Da. Wahls, me pasó que, cuando le diagnosticaron cáncer de próstata a mi esposo, sabía que los tratamientos para el Cáncer, desde la Medicina Oficial no sólo agreden al organismo, sino que encima no lo curan. Busqué por Internet que fue lo que hicieron las personas que se curaron. Entonces aprendí lo que significa hacer una dieta para la Salud (nunca, en mi Carrera de grado, en mi Especialidad Clínica, en los posgrados de Diabetes y Obesidad lo había aprendido). Me enseñaron las personas que publican sus experiencias en la Web (especialmente el Dr. Bosch Marti y un libro que me prestaron sobre Dieta Gerson), y el Sentido común para percibir lo más efectivo.
    La razón por la que los tratamientos de las Enfermedades crónicas en el marco de la Medicina Oficial son insatisfactorios es porque la Formación Médica está influenciada por la Industria Farmacéutica. Las personas tenemos que tener la Farmacología a nuestra disposición, no que una enfermedad “encaje “en un tratamiento farmacológico. Eso no puede curar a nadie.
    Lo más importante: el Ser Humano no enferma en partes como un automóvil, su cuerpo es un Todo, y la Materia es la materialización de su Pensamiento y la Voluntad. Enfermamos “El Todo” y el tratamiento debe ser el tratamiento “Del Todo”.
    No casualmente dos meses antes del diagnóstico de mi esposo empecé a estudiar Homeopatía (ya estoy en el último año). Te puedo asegurar que la combinación de Homeopatía con una “Dieta Saludable, libre de alimentos procesados” y , poniendo “en orden” nuestros Pensamientos, son claves para obtener Salud, aún en los casos que la Medicina Oficial no tiene respuestas.

    • Gracias, Rosana

  53. Hola buenas:
    Queria decirte que tu blog es muy bueno aparte de los consejos, animas a los enfermos y familiares que no se rindan delante de ninguna enfermedad sobre todo delante del cáncer. También quería decirte que un familiar tiene cáncer de páncreas que se lo diagnosticaron en septiembre y esta semana le han dicho que ya no hay cura y que ya no se puede hacer nada… Y como tú has escrito que aunque te digan eso los médicos a veces se equivocan y no tenemos rendirnos..Puede mi familiar recuperarse y seguir viviendo? O ya no se puede hacer nada ya que ese cáncer es uno de los mas peligrosos.
    Espero una respuesta rápida
    Gracias

    • Hola,

      No contesto generalmente a los comentarios anónimos, pero haré una excepción

      Lamento la enfermedad de tu familiar. Si el cáncer de páncreas que padece es el más común, que afecta a células que exhiben un marcado hipermetabolismo, es desde luego uno de los peores junto con el Glioblastoma multiforme

      Hay algo tan malo como quitar toda esperanza y es dar esperanzas vanas. Cuando digo que hay personas que han sobrevivido a cánceres supuestamente mortales es rigurosamente cierto, porque aparece recogido en la literatura científica, pero eso no significa que sea fácil ni que haya una ‘pócima’ o receta mágica que lo consiga. Sólo hay sospechas de cuáles son las características de quienes lo consiguen: no dejaron ningún arma sin utilizar y, sobre todo, utilizaron voluntariamente (sin ser arrastrados) dichas armas.

      Combinaron el tratamiento convencional con un cambio total de vida que incluía alimentación, ayuno, ejercicio físico, suplementación y a veces otras combinaciones de fármacos. Hay también técnicas basadas en ciencia pero no trasladadas a la práctica clínica usual con enorme potencial: hipertermia, vitamina C endovenosa y otros fármacos y megadosis de sustancias endógenas y exógenas, cámaras hiperbáricas, ultrasonidos, vacunas dendríticas y otras inmuoterapias, etc, etc, etc. Esa combinación que puede ser ganadora se refleja en muchos estudios pero no sabemos porqué y cómo. La quimio no cura, la dieta no cura, el ejercicio no cura, unos suplementos no curan, pero la combinación sinérgica de todas esas medidas PUEDEN aportar calidad y cantidad de vida, a veces sustancial

      Su pronóstico es malo, eso hay que decirlo claramente, lo único que digo es que hay quienes han logrado sobrevivir más de lo que estaba previsto para ello, aunque deben invertir tiempo y conocimiento

      Un saludo

  54. Hola Alfonso, esta muy chevere tu blog, ando muy desanimada por el cancer de riñon de mi sobrino, y soy de las que no cree en las falsas esperanzas, sino en dar animos desde la realidad que se vive, gracias por aportar cosas buenas en la web.

  55. Hola Alfonso,

    Como verás voy semanalmente leyendo tu blog por orden cronológico y hoy te quería preguntar tu opinión sobre Alfredo Embid y sus toerías del aumento del cáncer por aumento del uso de radiación de los móviles y también por contaminación radiactiva (industria armamentística) y química.

    https://www.youtube.com/watch?v=aW2DJKrScWU

    saludos

    • Hola, Enrique,

      No conocía a ese señor. No hay pruebas contrastadas de que realmente eso sea así, pero sólo hay que pensar en quienes tienen una exacerbada sensibilidad electromagnética: tal vez sean los extremos de un continuo, afectados de forma aguda mientras otras personas lo son acumulativamente a lo largo del tiempo. Es algo similar a la sensibilidad al gluten no celíaca, que se suponía una ‘magufada’ y se ha demostrado cierto recientemente. Las pruebas de exposición a largo plazo no se ha realizado tal vez debido a los intereses económicos que un resultado adverso acarrearía. Los pseudeoescépticos afirman (sin pizca de escepticismo, sino con una convicción basada en pruebas inexistentes) que eso NO es posible. Los auténticos escépticos afirmamos que no podemos afirmar nada con certeza, pero que la hipótesis es plausible debido a indicios como la mencionada hipersensibilidad que afecta a algunas personas

      Un saludo

  56. Hola Alfonso
    Recién diagnosticada de cáncer ductal infiltrante, me encuentro con tu interesante blog.
    El libro de la Dra Turner está traducido al español y aquí te dejo la referencia bibliográfica.
    Gracias por tu labor de investigación y publicación
    Título: Las 9 claves de la curación natural del cáncer y otras enfermedades: los nueve factores que comparten los pacientes de cáncer que han sandado totalmente y contra todo pronóstico
    Autora: KELLY A. TURNER
    Editorial: GAIA
    Año: 2015
    Lengua: CASTELLANO
    ISBN: 9788484455578

    • Gracias, Cristina, y espero que todo quede en un susto. Incluso tumores infiltrantes pueden ser sometidos combinando terapia estándar y otras meidas adicionales

      Ánimo y espero que podamos ayudarte entre todos

  57. Hace 6 años me diasnosticaron un cáncer primario en un riñón. Otro,por metástasis en otro riñón. Un tercer por metástasis también en el femur y 34 metástasis más en los pulmones.(3-4cm/m 4-5cm/m y 8cm/m) Los tres eran carcinomas Hace un año que los T.A C.me salen negativos. El cáncer no aparece por ningún lado. Aparte de la lucha que he llevado en operaciones (5) Quimio,y demás terapias, intervino en un momento determinado fenómenos paranormales. Estoy convencido que lo que me curó, aparte de la cirugía y mi propia voluntad de lucha, fue la fe en Dios.
    Habran quienes se rían. No me importa. Yo sé lo que sucedió.
    Si, es verdad que cambié bastante mi dieta alimenticia. No había más remedio, los efectos secundarios de tantos medicamentos ( Quimio, opeaciones, depresión, etc. eran terribles y me obligaron a ello.Entonces, comencé a buscar los alimentos que me ayudasen a vencer la enfermedad. Frutos rojos, verduras, cúrcuma Etc. Etc. Etc.
    Yo no digo que no halla ayudado un poco, pero estoy convencido de lo expuesto antenterior mente.
    Lo último que sucedió fue, que después de las operaciones, volvieron de nuevo las metástasis de los pulmones y hace un año desaparecieron solas. Sin tratamiento ninguno.
    Si con esto ayudo a alguien me alegro muchísimo. Yo encontré ese camino para vencerlos. Me agarré con todas mis fuerzas al mundo del espiritu (Perdonad no sé explicarlo muy bien) sin abandonar,claro está, la medicina tradicional.
    Sobre lo que pasó no se puede explicar de ésta manera.
    Tampoco sé si esto os llevará pues no estoy muy ducho en estos menesteres.
    Un abrazo y que Dios reparta suerte.

Trackbacks/Pingbacks

  1. 45 suplementos y medicamentos contra el cáncer | Cancer Integral - […] En un artículo anterior escribí acerca los 9 hábitos de los enfermos de cáncer ‘incurable’ que habían conseguido curar…
  2. Historias de supervivientes de cáncer avanzado y terminal | Cancer Integral - […] Diferente, porque cuando eso sucede, suele ser porque el enfermo ha llevado a cabo medidas complementarias al tratamiento oficial,…
  3. Historias de supervivientes de cáncer avanzado y terminal I: Ben Williams o el triunfo del sentido común y la experimentación | Parbiomagnético taptc - […] medidas complementarias al tratamiento oficial, y ha aplicado una auténtica medicina integrativa: casi todos los supervivientes de cánceres avanzados…
  4. Vitamina C a altas dosis contra el cáncer: mecanismo de acción | Cancer Integral - […] sin otras medidas adicionales. Los casos anecdóticos de remisiones completas tienen, casi siempre, el denominador común de la…
  5. Guía anticáncer: combinación efectiva de terapias | Cancer Integral - […] 9 hábitos de los enfermos de cáncer ‘incurable’ que terminaron por curarse […]
  6. Historias de supervivientes de cáncer avanzado y terminal I: Ben Williams o el triunfo del sentido común y la experimentación – Vive Sana - […] medidas complementarias al tratamiento oficial, y ha aplicado una auténtica medicina integrativa: casi todos los supervivientes de cánceres avanzados…
  7. 19 DE OCTUBRE, DÍA “CONTRA” EL CÁNCER DE MAMA – Terapias Psicosociales Vzla - […] pero si va a crear un impacto diferente en la consciencia, no somos especialista en el asunto, (articulo de…

Escribe una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *