el cáncer como enfermedad metabólica
Categories Menu

Publicado | 29 comentarios

Eicosanoides, ácidos grasos omega 3 y cáncer. El aceite de pescado como suplemento esencial.

Eicosanoides, ácidos grasos omega 3 y cáncer. El aceite de pescado como suplemento esencial.

De entre todas las grasas que ingerimos hay dos imprescindibles que el organismo no puede fabricar, de ahí que se llamen ácidos grasos esenciales. Se trata de un par de grasas poliinsaturadas, cada una perteneciente a una familia de la que seguramente habrás oído hablar: El ácido Linoleico (o AL, una grasa Omega-6) y el ácido Alfa-linolénico (o ALA, una grasa Omega-3).

A partir de estas grasas, el organismo va fabricando otras de la misma familia mediante la presencia de una serie de enzimas llamadas desaturasas. La importancia de estos ácidos grasos omega 3 y omega 6 viene determinada porque, a partir de algunos de los derivados de ambos ácidos grasos esenciales se crean unas hormonas llamadas Eicosanoides, diferentes a las hormonas de las que todos hemos oído hablar, porque su influencia es mucho más potente y su medición mucho más complicada.

Seguir leyendo

Publicado | 14 comentarios

Causas del cancer según el “nuevo” modelo

Causas del cancer según el “nuevo” modelo

En un artículo anterior, dedicado a las causas del cancer según la medicina convencional, comentaba que el tratamiento oficial se ha venido basando en atacar las consecuencias en vez de las causas del cancer, lo que ha provocado una casi nula efectividad terapéutica de los fármacos desarrollados, aunque sí haya servido para que las compañías farmacéuticas ganasen mucho dinero.

También explicaba que sale más a cuenta suponer el cáncer como más de 200 enfermedades, en vez de una sola enfermedad con múltiples expresiones.

Desarrollar fármacos específicos para cada tipo de tumor, cada uno de los cuales ataca cierto número de combinaciones de posibles genes implicados en el desarrollo de cada tipo de tumor, permite maximizar beneficios aunque eso suponga emplear una estrategia rotundamente errónea si lo que se persiguiese fuera la curación.

Seguir leyendo